Los costos de un año escolar perdido



SEÑOR DIRECTOR:

Agradezco al ministro de Educación su interés en mi columna sobre los costos económicos, sociales y en desigualdad de no recuperar los aprendizajes perdidos por el cierre de escuelas en pandemia.

Se podrá discutir sobre las razones del prolongado cierre, la oposición del Colegio de Profesores a la apertura, la acusación constitucional al entonces ministro de Educación por empujarla o los proyectos de ley de la oposición que la dificultaban. Pero eso ya fue. Lo que debiera convocarnos es que recuperar los aprendizajes, especialmente entre los más afectados, sea prioridad país.

En esta línea, el ministro no responde las preguntas centrales planteadas en mi columna.

¿Es esta la primera prioridad del Mineduc? En su respuesta, el ministro ahora anuncia US$ 125 millones más a un programa que hace dos meses contemplaba US$ 25 millones o $600 mensuales por alumno. Amén de seguir siendo un monto acotado dado el calibre del problema, sería bueno saber si los recursos vienen de subejecuciones en otras áreas y cómo, cuándo y en qué se ejecutarán en los cuatro meses restantes del año escolar. Y hablando de prioridades, ¿sigue siendo la condonación del CAE y su costo de hasta US$ 8.000 millones?

Tampoco hay un diagnóstico fino ni, por ende, un plan de acción robusto y con metas claras. ¿Cuál es la brecha de aprendizajes? ¿Es mayor en básica o en media? ¿Cómo se compara entre regiones? ¿Y el daño socioemocional? Responder estas y otras preguntas supone medir, insumo básico para un buen diagnóstico, definir un plan de acción y monitorear resultados. ¿Cuáles son los instrumentos de medición que el Mineduc está implementando?

No se trata de polemizar. Compartimos la preocupación por el enorme costo permanente que esta situación puede acarrear a millones. Y por eso, la invitación es hacer de ésta la prioridad país. Estoy seguro que empujar un acuerdo nacional en esa dirección recibiría un apoyo transversal.

Ignacio Briones R.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.