El pecado de envejecer

Columna de Catalina Infante Beovic, editora, escritora y una de las dueñas de Librería Catalonia.




Paula.cl

Esas mujeres a mi edad y en estos mismos departamentos, aprendieron el mundo en códigos que hoy ya no existen. No solo por el fin de las Escuelas Normales, no solo por la caída del socialismo, la violencia del Golpe y la Dictadura Militar, no solo por el asentamiento voraz del capitalismo y de pronto la llegada de millennials esclavizados por las tendencias y las redes sociales. Sino simplemente y también por el paso natural de los años, que parece construir en la vejez –para bien y para mal– un muro invisible que te aísla cada vez más del griterío vívido del presente. 

Comenta