Los serum y su importancia en la rutina de cuidado de la piel




La rutina coreana de cuidado de la piel, tan popular hace un par de años, tiene 10 pasos. Claro, cuando fue su boom muchas personas empezaron a comprar todos los productos recomendados, pero en la práctica no era difícil de seguir. No todos tienen tiempo para mantener una rutina de esa magnitud que se compone de limpieza y el uso de suero o serum, crema de ojos, hidratante de día y noche y protector solar. Este último solamente durante de día.

De todos estos productos, el que realiza el tratamiento es el serum. “En teoría se trata de un elemento liviano que tiene mayor concentración de principios activos”, explica la facialista Lía Klarmann, y asegura que cuando sus clientas le preguntan en qué paso de su rutina de cuidado de la piel deberían invertir, les dice que tiene que ser en esto.

Pero en el mercado existe una amplia variedad de serums y precios igualmente distintos, por lo que es fácil caer en modas, tendencias o recomendaciones de personas que no son profesionales del skincare y terminar eligiendo productos inadecuados.

Para Lía, todo va a depender de lo que se quiera potenciar o minimizar: “Por ejemplo, si me preocupan las manchas en la piel y la tengo hidratada, no necesito un serum con ácido hialurónico, sino que uno que tenga ingredientes despigmentantes. Si lo que quiero es emparejar el tono, busco alguno con retinol, y si necesito hidratación, compro alguno que tenga ácido hialurónico y ceramidas”.

A diferencia de la crema, comprar serums puede ser complejo, pues al tener ingredientes activos en mayor concentración, tendrá un mayor efecto, por lo que es fundamental usar el que la piel realmente necesita.

Muy importante es tener cuidado con los aceites que se hacen pasar por serums o por los serums que no quieren revelar sus ingredientes. No te pueden obligar a comprar el producto para saber qué tiene. Y aunque haya ingredientes patentados, tienen que mostrar cuáles son los principales.

¿Cómo saber si el producto tiene realmente lo que necesitas? Revisando los ingredientes con antelación. Si dicen tener un ingrediente activo pero solo está al final de su listado de componentes, no será efectivo. Hay que siempre buscar el que esté en los primero lugares.

Algunos serums para distintos tipos de piel:

Piel manchada: El dual serum de la línea Anti Pigmento de Eucerin contiene thiamidol, una molécula patentada por sus laboratorios que promete reducir significativamente las manchas, prevenir su aparición y mejorar la apariencia de la piel. Siempre que se usen serums para reducir la apariencia de las manchas, se deben complementar con protector solar y reaplicarlo durante el día.

Piel mixta/grasa: Una buena alternativa es el serum Kernacnyl de Ducray, ideal para las pieles propensas al acné, ya sean adultas o juveniles. Sus ingredientes principales son Myrtacine que es antiproliferativo, antibacterniano y antiinflamatorio, además de ácido azelaico que combate la hiperpigmentación.

Como tratamiento antiage: El suero Advanced Night Repair de Estee Lauder es uno de los más populares del mercado de la cosmética. Promete mejorar la apariencia de la piel, reducir manchas y proporcionar luminosidad. No es oleosos ni comedogénico, por lo que cualquier piel adulta lo puede utilizar sin temor a que ensucie poros ni provoque brotes.

Piel seca: La línea Revitalift de L’Oréal cuenta con un serum que tiene entre sus ingredientes un 1,5% de ácido hialurónico, componente ideal para hidratar la piel y mantener un aspecto saludable evitando aquellas arrugas superficiales provocadas por la deshidratación.

Comenta