Las tecnologías que marcarán 2022

De la mano de SpaceX, de Elon Musk, y otras compañías, durante 2022 podrían hacerse realidad los tours por el espacio.

The Economist hizo un listado con las tecnologías que prometen tomarse la agenda durante los próximos 12 meses. Portacontainers con velas y taxis voladores son algunos de los avances que acá te contamos.


De la misma manera que el año 2021 pareció ser solo un parpadeo, la tecnología demostrará sus avances el próximo año. Las cuarentenas y los distintos desarrollos realizados por las miles de firmas tecnológicas alrededor de todo el mundo mostrarán los saltos que han dado durante estos meses. El periódico The Economist publicó una lista con las principales veintidós innovaciones que primarán en 2022, que van desde portacontainers equipados con velas -para así asegurar un uso más sustentable y que corresponda a las actuales necesidades frente a la lucha contra el calentamiento global-, el uso de la impresión en 3D para implantes óseos y construcción de casas, entre otras.

Geoingeniería solar

La denominada geoningeniería solar intentará dar, de la mano del proyecto Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica (SCoPEx, por sus siglas en inglés) del grupo de investigación de Keutsch de la Univesidad de Harvard, intentará dar “un tiempo” a la humanidad ante el calentamiento global. El ensayo implica el lanzamiento de un globo a la estratósfera, para que así pueda liberar unos 2kg de algún material por determinar -sulfatos, carbonato de calcio u otros compuestos- y que puedan generar una “capa” (o nube) alrededor del planeta, que sirva para repeler la luz solar, aliviar de esa manera la temperatura de la Tierra y dar más tiempo a la raza humana para reducir las emisiones de gases nocivos y revertir la huella global.

Actualmente en Chile, y en otras partes del mundo, existen distintas iniciativas tratando de generar energías más verdes a la luz de la energía solar, para así moderar la utilización de combustibles fósiles u otras fuentes más dañinas.

Bombas de calor

Para poder comprenderlo, son como refrigeradores que funcionan a la inversa que fuerzan la entrada de calor desde el exterior. La absorben. Por su fabricación, por cada Kw consumidor, generan tres de calor y eso los hace más convenientes que los radiadores eléctricos. Y también tienen la oportunidad de hacer el proceso a la inversa. Si se quiere enfriar la casa, el equipo absorberá el calor y dejará más frescos los interiores. La empresa Gradient Comfort, que ofrecen equipos de calefacción y refrigeración, lanzarán en 2022 algunos de estos productos.

Captura directa de aire

En un caso similar a lo que planteó Elon Musk, distintas empresas están apostando a capturar el CO2 de la atmósfera (DAC). Si es uno de los causantes del calentamiento global, pareciera ser la respuesta más simple y efectiva. Por ejemplo Carbon Engineering, de Canadá, planea construir la instalación DAC más grande del mundo, que podría llegar a absorber hasta un millones de toneladas de CO2 por año. Se suma ClimeWorks, de Suiza, que abrió justo este año una de estas plantas en Islandia, que entierra en forma mineral lo capturado. Se estima que actuaría por las cuatro mil toneladas al año. También está Global Thermostat, de Estados Unidos, que ya tiene dos plantas piloto. Estas tecnologías, sumada por ejemplo a la geoingeniería solar, podría marcar un antes y después en la carrera por la descarbonización.

Agricultura vertical

Se estima que la agricultura produce poco más de un 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y la denominada agricultura vertical podría ser una de las soluciones. Estas plantas se encargan de cultivar distintos productos, pero en espacios cerrados y controlados, en bandejas apiladas que permiten y facilitan un mejor cuidado y que son iluminadas por luces LED. Al ser verticales, el uso de agua está optimizado y, al no estar en contacto con la tierra, tampoco se utilizan pesticidas. Jones Food Company, en Gran Bretaña, abrirá la instalación de este tipo más grande en 2022. Se le suman AeroFarm, de Estados Unidos, y Nordic Harvest, en Dinamarca. En Japón, por ejemplo, este tipo de cultivos está creciendo a una tasa anual del 25%.

En Chile existen iniciativas de este tipo y si bien se encargan principalmente de cultivar verduras de hoja, pueden ser una respuesta ante la escasez de verduras u hortalizas y otros productos en zonas afectadas.

Buques portacontainers con velas

Para reducir la huella e impacto de los combustibles, en una época de plena carrera contra el cambio climático y el alza de la temperatura global, retroceder en algunos procesos de movilidad, implementando tecnología, puede ser una solución. Según la Asociación Internacional de Buques Eólicos, el total de buques de carga con velas se cuadriplicaría a 40% para fines de 2022. De hecho, la Unión Europea lo tiene contemplado entre su esquema de comercio de carbono para el próximo año, por lo que podría verse impulsada la implementación de estas naves a nivel global. En una época en que los containers escasean y la logística se ve afectada, este tipo de naves podrían significar una solución.

Nuevas aeronaves

Ya se ha hablado un sinnúmero de ocasiones de combustibles verdes. Y no solo de la energía que los distintos aparatos puedan utilizar, sino los mismos equipos. Automóviles, trenes, bicicletas, entre otros, son parte del catálogo actualmente existente. Incluso se ha hablado, aunque son más motivaciones que un proyecto ya en ejecución, de la extracción de CO2 de la atmósfera. De la mano de Elon Musk, con SpaceX pretenden levantar esta iniciativa para transformarlo en combustible para cohetes. Para 2022 lo que viene son las pruebas con aviones eléctricos.

Actualmente ya se puede hacer con baterías que alimentan pequeños aviones en vuelos cortos, pero para el próximo año se iniciarán los testeos con pilas de combustible de hidrógeno. La Universidad Tecnológica de Deft, en los Países Bajos, están construyendo un avión biplaza de este tipo, mientras que ZeroAvia, en California, quiere probar un aeroplano de 20 asientos y certificarlo a fin de año. En septiembre Universal Hydrogen pretenden despegar con una nave de 40 asientos.

Otra de las tecnologías que se probará en el 2022, es la de los aviones supersónicos más silenciosos. Durante los próximos meses, la NASA volará su X-59 Quesst y que emitiría unos 75 decibeles percibidos. Un golpe sónico repentino. Con esto, según cuál sea su desempeño, podrían levantarse las prohibiciones impuestas previamente por el Concorde, el primer avión supersónico del mundo.

Joby Aviation quiere construir más de una docena de taxis voladores con un alcance de 150 millas -unos 241 kms cada uno-. en la imagen JoeBen Bevirt posa junto a uno de los equipos.

Otras aeronaves que podrían llegar, dando sus pasos el próximo año, son los taxis voladores. No como los mostrados en “Blade Runner”, que se asemejaban a automóviles con propulsores. Esta vez son naves comerciales, similares a un helicóptero para trayectos cortos y rápidos. Joby Aviation quiere construir más de una docena de equipos con un alcance de 150 millas -unos 241 kms cada uno-, mientras que la alemana Volocopter quiere entregar servicios de taxi aéreo para los Juegos Olímpicos de 2024 en París.

Y van más allá de los aviones, pero los tours espaciales podrían ver la luz finalmente en el 2022. En cuanto a entregas, también se sumarán drones de reparto de diversas iniciativas en distintos países. Manna, statup irlandesa, quiere expandirse en Irlanda y Gran Bretaña. Wing, parte de Google, ha hecho lo suyo en EE.UU, Australia y Finlandia y expandirá su servicio de entregas a domicilio.

Nuevas experiencias inmersivas

Desde que Meta, la compañía otrora conocida como Facebook, decidiera cambiar su nombre para así adentrarse al denominado “metaverso”, dictó sentencia a lo que venía. El metaverso será justamente una de las tecnologías que se verán potenciadas en el 2022. Niantic, la empresa tras “Pokémon Go” lanzó incluso un pack para que los distintos desarrolladores levantaran experiencias de este tipo, y se espera que distintas redes sociales y videojuegos avancen con paso seguro en esta área, que mezcla lo virtual con lo real.

Otra de las implementaciones que se espera se ven potenciadas el próximo año es el entrenamiento de realidad virtual. Si bien ya existían reconocidas iniciativas en consolas de videojuego o vinculadas a redes sociales, como e Oculus Quest 2 -de Meta-, ahora esta se expandiría. Y es justamente una de estas tecnologías una de las que más se expandirá en 2022, dice Víctor Muscillo, Head of Technology and Transformation de Oracle.

“Los usos son variados y de hecho nosotros, junto a la Universidad de Bristol, por ejemplo, ayudamos a sus especialistas mediante el uso de una nueva técnica VR, interactuando vía simulaciones moleculares y ‘entrando’ en una estructura de la proteasa principal”, plantea el ejecutivo. Añade que con esta técnica los científicos obtienen una nueva perspectiva y pueden visualizar mejor cómo se comportan las moléculas (en detalle atómico), para así ayudar a identificar tratamientos potenciales contra el SARS-CoV-2 y otras enfermedades infecciosas.

El metavero permitirá unir el mundo real con el digital. Algunas empresas incluso buscan crear oficinas virtuales de trabajo.

No son propiamente experiencias inmersivas, pero sí virtuales. Los influencers digitales, que ya se han visto en los últimos años con Lilmiquela, Bermuda is Bae, Noonoouri, entre otros, tendrán un incremento durante 2022. De acuerdo a The Economist, se espera que se gasten más de US$15 mil millones en márketing de influencers para el próximo año.

Impresión 3D al alza

Durante años equipos especialistas han intentado replicar órganos humanos para poder ser transplantados. Se ha intentado con algunos artificiales realizados por impresión 3D, pero aún es un trabajo en desarrollo. Eso sí, con los huesos es un poco distinto. Por ejemplo, Particle3d y Adam, dos empresas relativamente nuevas, pretenden tener para fines del próximo año sus primeros huesos impresos para la implantación humana. El siguiente paso, de acuerdo a su desempeño, serían válvulas cardíacas y vasos sanguíneos.

Durante 2022 se sumaría, esta vez a nivel más global, la impresión de casas en 3D. Recordados son los casos en 2020 cuando, a principios del COVID-19, en Hubei, Xianning, y distintas zonas de China imprimieron casas o cuartos de aislamiento para ciudadanos con cuarentena impuesta por la pandemia. Ahora otras empresas, como Mighty Buildings y Icon, ambas de Estados Unidos, pretenden crear complejos habitacionales impresos en California y Texas. Se pueden fabricar pieza por pieza, o incluso en el mismo sitio.

En febrero de 2020, en Chila, se fabricaron módulos de aislamiento de concreto impresos en 3D. Se construyeron especialmente para aislar a los afectados y levantaron espacios especiales en hospitales en las distintas ciudades. Ahora el desafío es montar casas.

Tecnología para el hombre

Con la llegada del COVID-19 se aceleraron distintos procesos. Uno de ellos llegó con la telemedicina, que complementada en un futuro con el 5G, podría dar unos cuantos pasos más adelante y eso, sumado a algunos dispositivos para el internet del cuerpo, llevaría la experiencia clínica a otro punto. La próxima versión del Apple Watch, que saldría durante este próximo año, incluiría sensores de glucosa y de alcohol en la sangre, sumado a presión arterial y temperatura corporal. Estos dispositivos wearables, rastreadores de salud portátiles, marcarían un antes y después e incluso podrían enviar los datos directamente al personal médico.

También se posicionarían lanzamientos de dispositivos para la nutrición personalizada. Estos, que se adhieren a la piel y, según datos recolectados del organismo y combinados con aplicaciones, serían capaces de entregar guías al usuario sobre qué y cuándo comer. Este tipo de asistentes, dice Muscillo, de Oracle, se ven cada vez más habilitados por Inteligencia Articial a interactuar de forma remota con algún paciente, comprendiendo su vocabulario y síntomas específicos, para así entregar un primer diagnóstico, brindando mayor precisión y exactitud en el tratamiento. “nAl mismo tiempo contribuye a mantener sus registros digitales de datos del tratamiento manteniendo su seguridad punta a punta, garantizando la trazabilidad del tratamiento con tecnologías blockchain, además de cumplir con los estándares de privacidad en Salud como PII y GDPR”, asegura.

Se sumaría la tecnología para el sueño, y si bien ya hay dispositivos en el mercado, ahora ha ganado interés en grandes grupos y empresas. Google le dio nuevas mejoras a su Nest para medir el sueño y se espera que amazon haga lo mismo en 2022. Además, dentro de los próximos meses Neuralink, propiedad de Elon Musk, probaría su chip cerebral en humanos, dando paso a las interfaces cerebrales. Synchron, con un trabajo similar, ya recibió la aprobación para el testeo en humanos.

Luego del COVID-19, pareciera seguir una buena era para las vacunas. Moderna está trabajando en una fórmula para combatir el VIH que entró en ensayo en 2021 y que tendría resultados en 2022. Mientras, BioNTech trabaja en una para la malaria, y que tendría sus primeros ensayos el próximo año.

Computación cuántica

A fines de los noventa se mostró el primer computador cuántico y en enero de 2019 se anunció la primera comercialización de un equipo de este tipo. IBM, la que realizó el anuncio, espera alcanzar los 433 qubits en 2022 y los mil para el 2023. La ventaja de estos equipos es que, así como los PC corrientes tienen bits conformados por códigos hechos de unos y ceros, estos poseen estados intermedios entre estos y les facilita realizar más cálculos y en menor tiempo.

Carne artificial

En Chile ya hizo algo similar NotCo, pero está sucediendo al rededor de todo el mundo. Según destaca The Economist, en 2020 EatJust, una startup de “carne artificial” se convirtió en la primera firma certificada en vender sus productos a Singapur. Y para 2022 la israelí SuperMeat busca obtener la aprobación para poder vender hamburguesas vegetales de pollo cultivadas. Finless Food, de EE.UU, hará lo suyo con atún rojo y aún tramitan permisos para comercializar tocino, pavo y otros productos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.