Michelin alista en Mejillones su primera planta de reciclaje de neumáticos

Como parte de un proyecto de 30 millones de dólares que comenzará entre 2023 y 2025, la conocida compañía francesa eligió Chile para instalar su primera planta de reciclaje que, a través de un proceso de degradación térmica, transformará más de 30 mil toneladas de neumáticos usados hasta lograr la neutralidad de carbono para 2050.


Comenzó como una propuesta que ayudaría a la economía circular y reduciría la contaminación que produce la industria. Michelin, la compañía francesa productora de neumáticos, vio en Chile un espacio ideal para contribuir con ambas causas, además de comenzar su proyecto hacia un futuro carbono neutral. “La gran importancia que tiene el sector minero para Chile, y la alta participación de Michelin en este mercado en el país, nos daba un motivo para ser protagonistas en la solución de los pasivos ambientales que existen en las diferentes operaciones mineras”, explica Alberto Cáceres, Gerente de MSMR (Michelin Specialty Materials Recovery). Su interés viene en parte por las cifras. Un informe de 2017 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza especificaba que la contaminación por el desgaste de neumáticos correspondía al 28%.

Es justamente el sector minero en Antofagasta el que llamó la atención de la compañía, específicamente en Mejillones. La construcción de la primera planta de reciclaje de neumáticos en ese sector (que también es la primera de Michelin en todo el mundo), llamada Bahía Verde, es parte de la estrategia “Todo Sostenible”, la que, como explica su Gerente, busca el equilibrio entre las personas, el planeta y el rendimiento financiero. Sus objetivos son claros. Esperan lograr la neutralidad de carbono para 2050 y aumentar el contenido de materias primas sostenibles de sus propios productos al 40% para 2030.

Además de ser una instancia pionera para el país y la empresa, esta significa una inversión importante de 30 millones de dólares, que demanda cerca de 1.000 empleos en su etapa de construcción y 100 en régimen, donde, a través de nuevas técnicas se permitirá reciclar 30 mil toneladas de neumáticos, una cifra mucho más alta de lo que comercializa el grupo en todo el país en la actualidad. Un proceso que comenzará con una planta de corte y triturado en 2023 y otra planta de pirolisis en 2025.

La implementación de esta planta es un joint venture de Michelin con la empresa sueca Enviro, que cuenta con tecnología patentada para el reciclaje de neumáticos. Este busca reciclar neumáticos mineros de 45 a 63 pulgadas. “Los neumáticos al final de su vida útil se van a recoger directamente de los clientes y se transportarán a la planta para ser cortados y reciclados”, explica Cáceres.

Después de una exhaustiva investigación, Michelin decidió continuar con el proceso junto a nuevas tecnologías de reciclaje. “La única con la capacidad real y comprobada de producir Negro de Humo recuperado (rCB, por sus siglas en inglés) de la calidad que se requiere para ser reincorporado en la fabricación de neumáticos es la tecnología que tienen en Enviro”, comenta el Gerente. Con esta, fabrican nuevos neumáticos a partir de los neumáticos viejos mediante el proceso de pirólisis, que es una degradación térmica de cualquier sustancia en ausencia de oxígeno, descompuestas por calor sin producir combustión ni contaminación.

Con esa tecnología, Michelin podrá recuperar materiales de alta calidad, como el Negro de Humo, el diésel verde, el gas y el acero, para después poder reutilizarlos. La idea es que el 90% de los materiales recuperados se puedan reutilizar en una variedad de productos a base de caucho, como nuevos neumáticos, cintas transportadoras y productos antivibración. El otro 10% será usado directamente para la planta de la compañía como combustible para la generación de calor y energía. “Nosotros ya estamos fabricando neumáticos con Negro de Humo recuperado para motos eléctricas de competición. Así podemos afirmar que esta solución es verdaderamente una solución de Economía Circular, donde el neumático vuelve a ser neumático”, afirma Cáceres.

La compañía se interesó en el sector minero de Chile por su volumen. Esta es la zona donde se concentra la mayoría de los clientes mineros de Michelin.

La importancia de Chile en el proceso

Chile se ha transformado en un país muy importante y estratégico para Michelin desde el punto de vista de la minería. Alberto Cáceres explica que es justamente ese lazo con la industria minera el que en primera instancia los motiva a crear la planta de reciclaje aquí. “Nos interesa trabajar en países que tienen políticas consistentes de largo plazo y Chile ha demostrado con creces en sus últimos 30 años ser un país confiable para invertir y desarrollar proyectos. Venimos a ser socios de empresas y comunidades para trabajar en conjunto y lograr avances en sustentabilidad”, afirma.

Para esta planta de reciclaje inicial, dedicada a neumáticos de minería, el Grupo eligió la II Región de Antofagasta por tres razones principales. La primera es que es la zona del país donde se concentra la mayoría de los clientes mineros de Michelin, entonces, por su volumen, es interesante para el proceso.

La segunda razón tiene que ver con la legislación. “Lo que hacemos está alineado directamente a la Ley de Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor que se promulgó en 2016, eso nos alienta”, dice Cáceres. En lo esencial, esta ley obliga a los productores de seis productos prioritarios a recuperar un porcentaje de ellos una vez que terminan su vida útil, y en este caso los neumáticos caben dentro de esa descripción. “La ley es muy innovadora al ser la primera a nivel mundial en legislar respecto a los neumáticos mineros. Las metas son muy ambiciosas, especialmente considerando la infraestructura actual para cumplir con ella”.

Tras la publicación de la ley en el diario oficial, Michelin tuvo que adaptar sus procesos para que, desde el 2023, se pueda reciclar, en la categoría A, el 25% de los neumáticos mineros. Esto también debe pasar con los neumáticos de categoría B, bajo los mismos porcentajes. Se propusieron entonces ir subiendo gradualmente hasta llegar a un 90% de reciclaje de neumáticos en 2030 y hasta un 100% específicamente en los mineros. Esta posibilidad, entregada por el contexto país, abre una puerta para la empresa de ejemplo hacia otros países, generando aquí experiencia para después aplicarla en todo el mundo.

Por último, la economía circular a la que apuntan está en línea con el plan de economía circular que se impulsa desde el gobierno, buscando acelerar el despliegue de sistemas de reciclaje.

Cambios estructurales

Todos los esfuerzos de Michelin van en la misma línea que podría convertirlos en una empresa carbono neutral para 2050. El reciclaje es algo que ya venían haciendo hace un tiempo de la mano con Enviro incluso más allá de la planta que se ubica A 5 kilómetros de la ciudad de Mejillones. Por ejemplo, en 2021 se anunció que los neumáticos delanteros y traseros usados para el Campeonato FIM MotoE World Cup eran hechos con un 33 y 40% de material sostenible. Este año se volvió a anunciar un aumento de ese porcentaje.

Esta mejora específica de ese modelo de neumáticos se ha logrado conseguir con el incremento de las cantidades de caucho natural y negro de carbón regenerado con, hecho precisamente con este proceso de pirólisis que sirve para el fin de la vida útil del producto. Además, existe una amplia selección de otros materiales reciclados o de procedencia biológica para producir estos neumáticos. La lista incluye resina de pino, acero recuperado, e incluso cáscara de naranja y limón.

“Siempre estamos apoyando soluciones de recuperación y reutilización de recursos en muchos países, además de buscar acompañar, e incluso anticipar las decisiones y políticas que se dan”, comenta Cáceres. Recalca también, que a pesar de todas las iniciativas, es fundamental tener mayores facilidades en el rubro. “Lo necesitamos para el desarrollo de estas industrias, tanto desde el punto de vista de su conformación, legal y física, como el desarrollo de nuevos mercados que permitan absorber los subproductos que se vayan a generar”, explica.

Actualmente se encuentran en revisión todas las licitaciones abiertas del Ministerio de Bienes Nacionales, que incluyen algunos terrenos para la construcción de estos proyectos que Michelin tiene a futuro. El Gerente es enfático en este punto. “De eso depende construcción de las plantas, que hoy son insuficientes, y es lo que determinará el cumplimiento de las metas de la Ley REP”, dice.

Finalmente, Michelin hace presente la intención de seguir con estos proyectos pero a escala global. Hoy se están desarrollando más estudios que puedan ayudar a la implementación de prácticas verdes en los distintos países donde la empresa tiene presencia, con el desafío de tener una solución de Economía Circular más allá de Chile. “Chile es el primer país del mundo donde Michelin ha decidido invertir en una planta de Pirólisis de esta magnitud, pero esto no significa que vaya a ser la única. Queremos seguir avanzando”, concluye.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El periodista Alejandro Alaluf estuvo junto a cuatro invitados en el nuevo ciclo de "Conversaciones Piensa Digital", sobre los desafíos de estas plataformas de venta que han sido un apoyo fundamental para el mundo del emprendimiento, más tecnologizado que nunca: Lina Contreras, Gerente de Restaurantes para el Caribe, Cono Sur y Centro América; Manuel Labra, Cofundador y Director Ejecutivo de “Creado en Chile; Camila Cembrano, Gerente de Ventas de Mercado Libre; y Domingo Lama, Gerente Regional Sell-In de Falabella.com. Revive en este video la charla.