Eduardo Rodríguez Veltzé, agente boliviano para la demanda marítima: “Si Chile y Bolivia asumen un rumbo de entendimiento, no creo necesario volver a escenarios judiciales”

Autor: Alberto Labra

22 de Marzo del 2018/LA HAYA El Canciller, Boliviano, Fernando Huanacuni, junto a parte de su equipo jurídico presentes en la corte, realiza una declaración luego del primer día de alegatos de Chile en la Corte Internacional. En la imagen Fernando Huanacuni, y Eduardo Rodríguez Veltzé. FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO LA HAYA: Declaraciones de Bolivia post alegatos de Chile en La Haya

Exmandatario paceño y quien lideró la demanda recalca, además, que el Tratado de 1904 “está vigente y debe cumplirse por las partes”. Y llama a que se genere un “diálogo creativo, eficaz y oportuno” para encontrar soluciones “más allá del ámbito estrictamente jurídico”.


Estuvo presente el martes, junto al mandatario Evo Morales, al vicepresidente Álvaro García Linera y a integrantes del gabinete boliviano, en la reunión en la que se resolvió anunciar el envío de una carta al gobierno chileno para pedir que se retome el diálogo por el tema marítimo. Eduardo Rodríguez Veltzé, el agente paceño que encabezó la demanda y el juicio contra Chile -y que aún tiene a su cargo el caso Silala-, retornará hoy a La Haya, ciudad en la que vive por su rol de embajador en Holanda.

Antes de su viaje, plantea en esta entrevista con La Tercera -por escrito- su visión sobre la nueva etapa que se debe abrir. Y lo hace recalcando que el Tratado de 1904 “está vigente y debe cumplirse por las partes”, lo que va en línea con una de las condiciones planteadas por La Moneda. Sin embargo, recalca que “esta vigencia no limita el diálogo ni las fórmulas de solución que puedan explorarse”.

¿Por qué se hace este llamado a retomar el diálogo?

La carta da pautas muy claras: Bolivia respeta el fallo y sus alcances, pero también, en observancia de la recomendación explícita de la corte (párrafo 176), asume que el diálogo, en el espíritu de buena vecindad, puede aproximar a las partes para resolver los asuntos de interés recíproco. Bolivia y Chile no pueden seguir viviendo de espaldas, y cualquier iniciativa que los aproxime merece ser atendida.

En ese mismo sentido, el Presidente Morales también señaló que el llamado a retomar el diálogo sobre el tema marítimo responde a que eso pide La Haya. Pero el párrafo 176 no hace un llamado, solo plantea que ambos países pueden conversar…

Chile debe responder una propuesta seria y respetuosa. Si mantiene una postura en contrario, deberá ser explícita. Francamente, espero que se abra un nuevo tiempo más constructivo.

¿Esto implica retomar relaciones diplomáticas, es decir, con embajadas en ambos países?

Es un escenario posible que podría contribuir significativamente.

¿Cuál es la expectativa que tienen sobre este nuevo escenario?

Que se asuma con altura de miras la importancia de retomar un diálogo constructivo para resolver todas nuestras diferencias, un diálogo creativo, eficaz y oportuno. Como anota el presidente de la CIJ en su opinión anexa al fallo: soluciones por encima y más allá del ámbito estrictamente jurídico.

¿Bolivia acepta que este es un tema bilateral o mantienen que es un asunto de interés para la región?

Es un tema bilateral, pero es la región, la Asamblea General de la OEA, la que ha calificado el tema como de interés hemisférico.

El envío de la carta se abordó el martes en una reunión liderada por el Presidente Evo Morales, en la que usted estuvo presente. ¿Puede decirme qué es lo que se planteó ahí que provocara el envío de esta carta?

El contenido de la carta se explica por sí mismo.

¿Por qué no se hizo desde un principio?

El contenido es lo más importante, no el tiempo transcurrido.

¿Con esto queda descartada la idea de pedir un recurso de aclaración a La Haya?

Si Chile y Bolivia asumen un nuevo rumbo de entendimiento, no creo que sea necesario volver a escenarios judiciales.

Este diálogo ha sido condicionado por Chile tras el fallo. Y eso lo reiteró ayer el Presidente Piñera. ¿Cómo reciben esos condicionamientos?

Prefiero esperar la contestación formal y escrita. Por el momento, las descalificaciones adjetivadas no contribuyen al espíritu de diálogo propuesto.

Chile ha reiterado que cualquier conversación debe ser respetando el Tratado de 1904. ¿Bolivia está dispuesta a aceptar esa condición?

El Tratado de 1904 no ha sido el objeto del proceso ante la CIJ, está vigente y debe cumplirse por las partes. Esta vigencia no limita el diálogo ni fórmulas de solución que puedan explorarse, tal como Bolivia y Chile lo señalaron explícitamente en varias oportunidades.

¿Están dispuestos ustedes a aceptar que un acceso boliviano al mar sea sin soberanía? ¿O es intransable?

Tal como respondí a La Tercera en una anterior entrevista, la soberanía es un aspecto sensible, pero no el único. Pueden concurrir otros aspectos que contribuyan a facilitar primero el diálogo y luego a fortalecer la capacidad de encontrar fórmulas posibles y mutuamente convenientes.

Lo que se leyó el martes de la carta que enviara Bolivia es que hay un “tema pendiente”. Chile ha dicho que no hay temas pendientes…

No creo que sea posible sostenerlo, primero porque somos países vecinos con una extensa frontera y debemos aproximarnos para resolver un espectro muy grande de asuntos de interés mutuo aún pendientes; somos parte de acuerdos de integración y convenciones internacionales que exigen de ambos países una vocación de integración y cooperación que no ocurre; Chile es el principal país de tránsito para Bolivia y conoce de las graves deficiencias sistemáticamente reclamadas; el acceso marítimo de Bolivia puede ser objeto de diálogo constructivo, y las relaciones diplomáticas están deterioradas.

Piñera pidió que “Bolivia abandone su absurda pretensión sobre territorio, mar o soberanía chilena”. ¿Cómo reciben ustedes que él califique esto como “absurdo”?

Prefiero leer la respuesta formal y evitar juicios de valor sobre adjetivos que no contribuyen a la seriedad con la que deberíamos ambos países enfrentar nuestras diferencias después del 1 de octubre.

¿Este posible diálogo entre ambos países lo ve como un proceso de corto plazo o de largo aliento?

De largo aliento.

Carlos Mesa dijo que se necesitan “nuevos liderazgos”. ¿Cree que eso podría ayudar a darle un impulso al diálogo marítimo con Chile?

Mi lectura es que se trata de una declaración más bien política, en vísperas del anuncio de su candidatura.

Seguir leyendo