Familiares no podrán participar en actividades oficiales en giras presidenciales

Piñeras

Sebastián Piñera Morel y Cristóbal Piñera Morel durante la gira presidencial en China. Foto: ATON

Documento que encargó Sebastián Piñera tras presencia de sus hijos en viaje a Asia, quedó zanjado ayer. Familiares directos sí podrán asistir a actividades protocolares durante los viajes.




"Protocolo de giras internacionales del Presidente de la República". Así se titula el documento que encargó Sebastián Piñera a la Cancillería, el 30 de abril pasado, el mismo día que regresó de su gira presidencial por Asia. Una medida que buscó aplacar las críticas que generó la participación de sus hijos Cristóbal y Sebastián en sus visitas oficiales a China y Corea del Sur.

Tal como adelantó La Tercera la semana pasada, el protocolo -que quedó plasmado en nueve páginas- aborda diferentes áreas para el desarrollo de los viajes internacionales de los mandatarios. En el documento se señala que "dada la relevancia que poseen las giras presidenciales internacionales para nuestro país, así como también para un eficiente y adecuado uso de los recursos públicos, se ha estimado pertinente establecer directrices para su realización, a través de la elaboración del presente protocolo".

De esta manera, el gobierno optó por regular las delegaciones que viajan, quedando divididas en cuatro áreas: Presidente, quien podrá ir acompañado de "su cónyuge, conviviente o quien ejerza la función de la primera dama o su equivalente"; una comitiva oficial; una comitiva de apoyo e invitados especiales.

Dentro de este último punto, en las páginas siete y ocho del protocolo, se establece la posibilidad de incluir a "invitados adicionales", en referencia a los familiares directos del Presidente que podrán participar en los viajes.

Sin fijar un número determinado como límite, el texto señala que el Jefe de Estado "podrá invitar familiares directos a una gira presidencial internacional". Sin embargo, se precisa que "los familiares que viajan no podrán participar en reuniones oficiales". Eso sí, el protocolo afirma que "podrán asistir a aquellas actividades que posean una naturaleza estrictamente protocolar o que sean abiertas al público y a los medios de comunicación".

En Presidencia precisaron que las actividades protocolares corresponden, entre otras, a ceremonias de bienvenida y cenas ofrecidas por autoridades locales en honor a los mandatarios visitantes. Las oficiales, en tanto, corresponderían a reuniones -bilaterales o ampliadas-, o de trabajo con un jefe de Estado.

Asimismo, se explicó que de haber regido el protocolo, los hijos de Piñera no habrían podido participar de la reunión que la delegación sostuvo con empresarios chinos, pues no fue una actividad abierta y la prensa no pudo acceder a la totalidad de ella.

El texto, además, deja establecido que los familiares "podrán viajar en la aeronave de la Fuerza Aérea de Chile utilizada para la gira presidencial, siempre que exista la disponibilidad necesaria y luego de confirmar la presencia de los integrantes de la comitiva oficial, de apoyo y los otros invitados especiales".

También se regula que deben costear sus gastos de transporte terrestre, alojamiento y no podrán percibir viáticos por parte de algún órgano del Estado.

Planificación de giras

El protocolo, además, incluye una planificación de las giras, quedando establecido que durante noviembre de cada año, Cancillería enviará a la Presidencia, "para su respectiva aprobación, una propuesta que contenga un programa anual y calendarización de potenciales giras internacionales a realizar durante el año inmediatamente siguiente".

De igual manera, se agrega que esa programación será revisada durante el mes de junio de ese año. Sin perjuicio de eso, se señala que "se podrán proponer y realizar giras en cualquier momento del año".

En la comitiva oficial se incluyen a los ministros, embajador, subsecretarios, representantes del Congreso, director de protocolo y jefes de servicios.

En la comitiva de apoyo, en tanto, están considerados la asistencia médica del Presidente y asesores de prensa, entre otros; mientras que en invitados especiales se incluyen a representantes de órganos autónomos constitucionales, del sector privado, medios de comunicación e "invitados adicionales". Esta última categoría, es donde se incluyen a los familiares.

Para casi todos los invitados, a excepción de los familiares y la prensa, el Minrel elaborará una nómina preliminar que será remitida a la Presidencia para su aprobación final al menos 30 días antes que se inicie la gira. Y que, una vez aprobada, se podrán enviar las invitaciones. Sin embargo, el Mandatario podrá hacer excepciones y extender invitaciones fuera de dicho plazo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.