Gobierno estudia eliminar fuero parlamentario en paquete de reformas institucionales

Congreso Nacional

A raíz de peticiones de partidos de la oposición, como el PPD, el ministro del Interior está evaluando incorporar la medida. Además, también se analiza poner fin a la inviolabilidad parlamentaria.




"Tenemos un Presidente incontinente con algo de esquizofrenia", dijo el senador Alejandro Navarro (PRO) el 17 de julio, en el marco de una sesión de sala de la Cámara Alta, para referirse al Mandatario Sebastián Piñera.

Las declaraciones desataron fuertes críticas desde Chile Vamos y la molestia de La Moneda. Y, según afirman en el gobierno, los dichos del parlamentario son un ejemplo de cómo los legisladores pueden decir lo que quieran en el Congreso sin tener repercusiones. Esto, debido al resguardo que implica la inviolabilidad parlamentaria, una excepción al principio de igualdad ante la ley que protege las opiniones y los votos que emiten los senadores y diputados en el hemiciclo.

En ese sentido, fuentes de gobierno aseguran que se está estudiando incorporar cambios en esta materia en el marco del paquete de reformas institucionales, un trabajo que está liderando el ministro del Interior, Andrés Chadwick, y con el que aspira a lograr un acuerdo transversal. Esto, luego que el Presidente Piñera hiciera el anuncio el 1 de junio durante su cuenta pública.

De acuerdo a las mismas fuentes, el Ejecutivo también está estudiando eliminar el fuero parlamentario, que es otro de los beneficios que tienen los legisladores y que establece que senadores y diputados no pueden ser procesados o privados de su libertad sin que exista un pronunciamiento previo de la Corte de Apelaciones respectiva que establezca su desafuero.

Esta materia, incluso, fue planteada por algunos partidos de la oposición, por ejemplo, el PPD, durante la ronda de reuniones que encabezó el titular del Interior con las colectividades del sector para abordar las reformas institucionales. Y, por esta razón, La Moneda analiza ponerle fin a esta protección que tienen los legisladores.

En este escenario, parlamentarios de la Comisión de Constitución del Senado están abiertos a discutir el tema. Sin embargo, plantean aprensiones. "Es absolutamente razonable revisar la institución del fuero parlamentario, pero hay que hacerlo analizando todos los efectos que esta institución tiene en el sistema global", dijo a La Tercera el senador Andrés Allamand (RN).

Su par DC Francisco Huenchumilla, en tanto, sostuvo que "un proyecto de esa naturaleza habría que verlo en su mérito". Y agregó: "Los parlamentarios gozan de ciertos estatutos especiales desde el punto de vista jurídico, no para darles un privilegio, sino una fortaleza frente al ataque de los poderosos, de tal manera que puedan tener la libertad para opinar, para votar, para criticar, para fiscalizar, sin verse expuestos a que por alguna de esas críticas alguien pueda dejarlo callado, mandarlo a los tribunales. Esos privilegios procesales hay que verlos bajo ese punto de vista. Están para fortalecer la labor parlamentaria y no para darles un privilegio".

El senador Pedro Araya, por su parte, sostuvo que "es necesario modificar la institución del fuero parlamentario, que está diseñada para cuando el país tenía otro sistema de persecución penal. Sin perjuicio de lo anterior, es necesario contar con un mecanismo que garantice que los parlamentarios puedan realizar adecuadamente su labor, que en el caso de que hayan cometido un delito puedan ser enjuiciados y que la persecución penal no será utilizada como un mecanismo para alterar los quórums del Congreso".

En el gobierno afirman que están dispuestos a que se abra la discusión sobre la materia, sobre todo porque -comentan- la ciudadanía considera que en el Congreso hay "muchos privilegios" y podría ser una buena señal para recuperar las confianzas.

De todas formas, el Ejecutivo debiese enviar una reforma constitucional para avanzar en esta materia, por lo que requiriría un acuerdo transversal para darle viabilidad, debido a los altos quórums que se requieren.

Por ahora, Chadwick está trabajando en el documento final con las propuestas de reformas institucionales, entre las que se encuentran la rebaja del número de parlamentarios y cambios al Tribunal Constitucional y al Consejo de Defensa del Estado.

La idea -dicen en el Ejecutivo- es fijar un cronograma junto al Mandatario para ver qué proyectos se irán enviando primero al Parlamento.

Previo a eso, se espera que el ministro del Interior tenga una reunión con los presidentes y jefes de bancada de los partidos de Chile Vamos para informarles al respecto, algo que también se replicará con los líderes de los partidos de oposición. "Estamos trabajando en un documento con nuestras propuestas y me volveré a reunir (con los partidos) para comunicarlo", dijo Chadwick este martes.

Comenta