Gobierno aplicará Ley de Seguridad del Estado contra camioneros tras mantener cortes de tránsito en carretera y despacha orden de desalojo

A través de un comunicado, el Ministerio del Interior señaló que “instruyó a Carabineros de Chile concurrir hacia los puntos bloqueados para hacer cumplir la ley, de conformidad con el Artículo 6, letra c) y d) de la Ley de Seguridad del Estado”, norma por la cual también prepara una querella. En paralelo, el subsecretario Manuel Monsalve se trasladará hasta Los Ángeles para sostener reuniones con la Federación Gremial de Dueños de Camiones del Sur (Fedesur).




“Imperará la ley y nosotros como gobierno vamos a hacer valer la ley”. Con estas palabras el Presidente Gabriel Boric ratificó el “ultimátum” que entregó la ministra del Interior, Izkia Siches, a los camioneros que se encontraban apostados desde la madrugada del martes en las carreteras y accesos de Arica, Calama, Copiapó, Coquimbo, Rancagua, Parral y Vilcún. Con ello, el gobierno anunció que aplicará la Ley de Seguridad del Estado por los cortes en la ruta.

De esta manera, las advertencias durante el fin de semana sobre movilizaciones en las carreteras comenzaron a transformarse en una realidad y en una piedra de tope para el gobierno en materia de seguridad pública. El caso, que comenzó con pequeñas manifestaciones en la Ruta 5 Sur el sábado, terminó por colmar la paciencia del gobierno.

Fue el viernes en la madrugada que los camioneros encendieron la primera alerta. A las 3 de la mañana una emboscada en la Ruta 5 Sur, en la comuna de Ercilla, en La Araucanía, dejó a tres personas lesionadas, entre ellas, Ciro Palma Toro (35), camionero que se trasladaba en un transporte de carga que terminó volcado y con la víctima en riesgo vital al recibir un disparo proveniente de un fusil de guerra en el rostro.

El llamado a deponer las movilizaciones -las que incluyeron cortes de ruta en ocho regiones del país y que terminó con 84 infracciones en los juzgados de policía local- lo hizo la propia ministra Siches, en La Moneda, a las 13 horas.

Siches dio un margen de tres horas a los choferes movilizados: “Como Ministerio del Interior y como gobierno de Chile queremos dar un plazo hasta las 16.00 de hoy para liberar las carreteras de nuestro país y permitir el libre tránsito, y recuperar la seguridad para las personas”, dijo.

“Nosotros hemos tenido una sola línea y el gobierno no puede venir a decirnos que no tiene comunicación con nosotros, que no queremos conversar, porque hemos sido muy transparentes”, dijo Pamela Sáez, directora de la Organización de Conductores y Pequeños Dueños de Camiones, agrupación distinta -y con menos adhesión- que la Confederación Nacional de Transportistas de Carga (CNTC), liderada por Sergio Pérez. Este último libra otras negociaciones con el Ejecutivo.

Los camioneros apostados en las rutas hicieron caso omiso a la advertencia del gobierno, manteniendo los cortes en algunos tramos de la Ruta 5, en Antofagasta, Curicó y en La Araucanía. Por lo mismo, y como las manifestaciones no cesaron del todo, el Ministerio del Interior se encuentra preparando una querella contra quienes resulten responsables bajo la Ley de Seguridad del Estado (LSE).

Las acciones judiciales se presentarán -según informaron la noche del martes desde la cartera- contra los transportistas que se mantuvieron movilizados en la provincia del Loa, Región de Antofagasta, y en la provincia de Curicó, en el Maule.

La decisión se tomó luego de una reunión entre la ministra del Interior, Izkia Siches, y el subsecretario de la cartera, Manuel Monsalve, con los titulares de Obras Públicas, Juan Carlos García, y de Transportes, Juan Carlos Muñoz. Los tres habían estado en contacto con los dirigentes de los transportistas. Había molestia en el equipo y se acordó que había que entregar un “ultimátum” a los camioneros que -evaluaron- estaban en ánimo de seguir “estrangulando” las carreteras. Esta propuesta se le llevó directamente al Presidente Gabriel Boric, quien terminó por visar el “ultimátum”.

En paralelo, el gobierno llegó a un acuerdo con otro gremio involucrado en las movilizaciones: los conductores de camiones de Paine. Con ellos se estableció una mesa de trabajo para desactivar las protestas en la Ruta 5 Sur.

La ley vigente

A través de un comunicado, Interior señaló que “el Ministerio del Interior y Seguridad Pública instruyó a Carabineros de Chile concurrir hacia los puntos bloqueados para hacer cumplir la ley, de conformidad con el Artículo 6, letra c) y d) de la Ley de Seguridad del Estado”.

¿Qué dicen estos artículos? Según la legislación vigente, quienes cometen delitos contra el orden público son quienes “inciten a destruir, inutilizar, interrumpir o paralizar, o de hecho destruyan, inutilicen, interrumpan o paralicen, instalaciones públicas o privadas de alumbrado, energía eléctrica, de agua potable, gas u otras semejantes, y los que incurran en cualquiera de los actos antedichos con el fin de suspender, interrumpir o destruir los medios o elementos de cualquier servicio público o de utilidad pública”.

A pesar del crispado clima con las agrupaciones movilizadas, el gobierno mantendrá el canal de diálogo con la otra agrupación de dueños de camiones, la CNTC. Por lo mismo, a las 11.00 del miércoles, en la ciudad de Los Ángeles, en el Biobío, el subsecretario Monsalve se reunirá con el presidente de la la Federación Gremial de Dueños de Camiones del Sur (Fedesur), Carlos Bretti, para avanzar en materia de seguridad en las rutas.

Si bien Bretti había solicitado la presencia de Siches en la zona, y Sergio Pérez, incluso la de Boric, esperan llegar a un acuerdo con el gobierno para asegurar un buen control policial en las rutas. “Se necesita un control de verdad en la carretera o un plan adecuado, algo así como lo que se logró con el estado de excepción, donde sí se veía más fiscalización”, explicó el presidente de Fedesur.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.