Juan José Ossa, ministro de la Secretaría General de la Presidencia: “El gobierno quiere contribuir a que exista un buen debate, sin inmiscuirnos en materias propias de la convención”

El secretario de Estado confirma que se elaboró un decreto que designa a su cartera como el órgano coordinador de la convención y que se firmaron convenios de colaboración con el Congreso para su funcionamiento.




A través de un decreto, el Presidente Sebastián Piñera designó a la Segpres como el órgano coordinador para la convención constitucional. Y, en ese contexto, el ministro de esa cartera, Juan José Ossa, firmó esta semana un convenio de colaboración con los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados para viabilizar el funcionamiento del nuevo organismo. En esta entrevista, el secretario de Estado asegura que velarán porque exista un buen debate constitucional, pero que se respetará la autonomía de la convención. Además, reconoce que el gobierno se juega parte de su legado en cómo resulte el proceso constitucional.

¿Por qué en el decreto solo se menciona a la Segpres con un rol coordinador y no al Congreso?

Lo que pasa es que son cosas distintas. Lo que establece la reforma constitucional es que el Presidente designaba a este organismo, que a nuestro juicio es naturalmente llamado dada su experiencia y rol coordinador, pero nosotros en ningún caso quisiéramos que el Congreso no juegue un rol.

¿Pero por qué no se incluye?

Básicamente no nos pareció necesario, porque, por un lado, había una obligación del Presidente de designar a un organismo; por otro lado, son los constituyentes quienes verán qué tanta ayuda van a aceptar y además el Congreso está jugando y va a jugar un rol porque el jueves firmamos los convenios con el Senado y con la Cámara de Diputados, donde se establecen las distintas ayudas que nos van a prestar.

En el Congreso transmitían que el gobierno lo que busca es tener un rol protagónico y capitalizar el proceso…

No, en ningún caso. El rol de la Segpres es conocido hace varios meses a través de la Ley de Presupuestos. No pretendemos que el Congreso no juegue un rol, al contrario (…). Y, en esto quiero ser muy claro: el hecho de que el Ejecutivo, a través de la Segpres juegue un apoyo técnico, administrativo y financiero, no es una injerencia en la convención y es lo que se estableció cuando se fijaron las reglas del plebiscito. Es más bien una ayuda, un apoyo a una institución que se va a crear luego de las elecciones. Nosotros tenemos muy claro que es importante que exista independencia por parte de la convención.

En lo concreto, ¿cuáles son las decisiones que podría tomar la Segpres en el marco de esta cooperación?

Este apoyo administrativo y financiero que, en buena medida, se va a prestar a través del Congreso son varias cosas. Primero, crear las condiciones para un debate apropiado, y eso está especialmente relacionado a la infraestructura, significa remodelar, entregar tecnología, crear paneles de votación y acondicionar el hemiciclo de la Cámara de Diputados para que quepan los 155 miembros en el ex Congreso Nacional, y a todo esto se suma lo que va a ocurrir en el Palacio Pereira (…). Y, lo segundo, es el otro apoyo administrativo, que ojalá lo preste el Congreso, que es el que dice relación con la secretaría, con ese conocimiento que tiene, que también se hace muy necesario.

¿Este rol de la Sepgres no va a afectar la autonomía de la convención?

Es que eso es imposible, primero, porque las reglas que les da cierta autonomía a la convención están en la Constitución. No podría el ministro de la Segpres por decreto, no es cierto, vulnerar ese espíritu de independencia que tiene la Constitución. Lo segundo es que si usted lee el programa que se creó, a propósito de la Ley de Presupuesto, queda bastante establecido cuál es nuestro rol en esto, y lo tercero, es que yo le garantizo que el gobierno lo que quiere es contribuir a que exista un buen debate, sin inmiscuirnos en aquellas materias que son propias de la convención, y por supuesto garantizar un proceso pacífico, lo más tranquilo posible y democrático y participativo.

¿Cuánto se juega el gobierno con que resulte exitosa la convención?

Creo que Chile se juega mucho, no solo el gobierno (…). Ahora, ¿qué se juega el gobierno? Por supuesto para el gobierno es sumamente relevante que esto funcione bien, es parte relevante de nuestro trabajo, y obviamente un gobierno que logra sacar adelante, apoyar un proceso que resulte exitoso, obviamente es parte de su legado. Pero es parte de su legado, no es su único legado.

El Presidente presentó un decálogo de contenido para que sea una base para el sector en materia de contenido para una nueva Constitución. ¿Entregarán más insumos de ese tipo?

Los distintos gobiernos y cosmovisiones de política tienen ciertos principios y una forma de pensar, y eso no es misterio para nadie. Y esos principios fueron señalados por el Presidente.

¿Entonces, presentarán propuestas?

El Presidente ya señaló cuáles son las directrices más óptimas (…). Vamos, en el apoyo técnico, a dar la información y eventuales opiniones que nos parezcan que están asociadas al rol técnico. Por ejemplo, si usted discute sobre los derechos de agua es importante que la Dirección General de Aguas entregue información y así sucesivamente, en todas las materias. Nosotros vamos a apoyar técnicamente a la convención en lo que se nos requiera.

Y respecto al reglamento de la convención, ¿el gobierno va a entregar alguna propuesta?

Eso no es algo que se haya conversado, y quiero insistir en eso: la independencia que tiene la convención a la hora de fijar su reglamento es absoluta. Obviamente existen reglamentaciones hoy que pueden ser tenidas a la vista, por ejemplo, la Ley Orgánica del Congreso Nacional, los reglamentos de ambas corporaciones, tienen un sistema de funcionamiento (…). Eso es algo que ojalá no se desperdicie.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.