Oposición advierte que decálogo constitucional de Piñera es una intromisión

Plebiscito

Dirigentes de centroizquierda dijeron que el Presidente se entromete en un proceso que le corresponde definir a la ciudadanía. Chile Vamos defendió al Mandatario.




Diversas reacciones generó el documento del Presidente Sebastián Piñera, en que plantea los principios básicos que, a su juicio, debiera tener una nueva Constitución.

En la oposición criticaron con dureza que el decálogo -dado a conocer en La Tercera Domingo y en el que figura el derecho a la vida y a la propiedad; la separación de poderes y un Estado más solidario, entre otros principios- representa una defensa a la actual Constitución y una intromisión a un proceso que debe estar en manos de la ciudadanía.

“Es hora de escuchar a los mandantes, a la ciudadanía, y no a los mandatarios. De eso se trata el proceso constituyente, de escuchar al soberano: el pueblo”, dijo el presidente del PS, Álvaro Elizalde, al tiempo que señaló que el decálogo de Piñera es “es un ‘simple refrito’ de la actual Constitución”.

“No se hace cargo de las profundas demandas ciudadanas”, agregó.

“Que no pierda el tiempo, los contenidos de la nueva Constitución los definirá la ciudadanía”, agregó el presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado.

Y desde el Frente Amplio, la presidenta de RD, Catalina Pérez, coincidió en que “va a ser el pueblo y no el Presidente o los mismos de siempre, quienes terminen con los abusos y fijen contenidos de la nueva Constitución”.

En la DC, en tanto, su presidente, Fuad Chahin, dijo que la señal que da Piñera es que quiere influir en “el contenido de la discusión”, y que si bien hay cosas del documento en las que existen coincidencias, también hay otros que aparecen como excluidos.

En Chile Vamos, en tanto, hubo buena recepción de lo planteado por Piñera y defendieron su derecho a pronunciarse. La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, sostuvo que “más allá que gane el Apruebo o el Rechazo, en Chile Vamos tenemos una mirada común de las cosas que deberían mantenerse en la Constitución”.

Su par de Evópoli, Andrés Molina, agregó que lo planteado por el Mandatario “es un aporte relevante para la discusión que hay que tener en cuenta”. Y el senador RN, Manuel José Ossandón, agregó que si bien valoraba el documento, eso “no significa que el pronunciamiento presidencial obligue a algo”.

En medio de los cuestionamientos, el ministro del Interior, Víctor Pérez, respaldó la propuesta del Piñera y advirtió que “un salto al vacío sería un gran problema para Chile”. En este sentido, agregó que lo que hace el Presidente “es contribuir a ese debate y que ese debate sea fecundo”.

Como sea, la ofensiva de Piñera respecto del contenido de una nueva Constitución, afirman en el oficialismo, busca unir a la coalición y evitar las divisiones que han surgido frente al plebiscito. Esto, porque en Palacio hay preocupación por la señal que pueda instalar la oposición el día después del referéndum. De hecho, el Mandatario en varias citas con dirigentes del bloque ha abordado esta materia y ha pedido también que busquen buenos candidatos para la elección de constituyentes en caso de que gane el Apruebo.

Sobre esto último, según fuentes del oficialismo, Piñera también está preocupado por el reglamento con el que funcionará una eventual convención constitucional. En Chile Vamos comentan que la idea es que los partidos, con sus centros de estudios, trabajen en una propuesta en la materia para posteriormente discutirla con la oposición.

Comenta