Senado aprueba proyecto de ley que sanciona el acoso sexual en el ámbito académico: Iniciativa será despachada al Ejecutivo para su promulgación

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/ AGENCIAUNO

Tras ser visado por la Cámara Alta por 26 votos a favor, 1 voto en contra y 4 abstenciones, el proyecto está en condiciones de convertirse en ley. El objetivo de la iniciativa es "promover políticas integrales orientadas a prevenir, investigar, sancionar y erradicar el acoso sexual, la violencia y la discriminación de género, y proteger y reparar a las víctimas en el ámbito de la educación superior".




Este jueves el Senado visó el proyecto que sanciona el acoso sexual, la violencia y discriminación de género en la educación superior. Una iniciativa que fue aprobada con 26 votos a favor, 1 en contra y 4 abstenciones, por lo que quedó en condiciones de convertirse en ley al ser despachada al Ejecutivo para su promulgación.

El texto es un refundido de tres mociones parlamentarias -Boletín 11.750-04, Boletín 11.797-04 y Boletín 11.845-04- presentados por los senadores Ximena Órdenes, Isabel Allende, Yasna Provoste, Ena Von Baer, Carlos Montes, Juan Pablo Letelier, Ricardo Lagos, Jorge Pizarro y Ricardo Lagos; cuyo objetivo es “promover políticas integrales orientadas a prevenir, investigar, sancionar y erradicar el acoso sexual, la violencia y la discriminación de género, y proteger y reparar a las víctimas en el ámbito de la educación superior”.

El proyecto sufrió diversos cambios durante el segundo trámite en la Cámara de Diputados que, entre otras modificaciones, significó ampliar el ámbito de aplicación de la ley y establece una definición más detallada sobre acoso. Si bien la Comisión de Educación y Cultura aprobó los cambios, hubo votos en contra y abstenciones que apuntaban a que debería haber una legislación general en materia de acoso sexual, y no que se remitiera a un área específica.

Según explicó el senador Jaime Quintana, presidente de dicha comisión, se contará con una legislación que “regule, prohíba y sancione el acoso sexual, la violencia y discriminación de género en el ámbito de la educación superior considerando además un modelo de prevención”, esto con la finalidad de establecer “ambientes seguros y libres de acoso sexual, violencia y discriminación de género, para todas las personas que se relacionen en comunidades académicas de educación superior, con prescindencia de su sexo, género, identidad y orientación sexual”.

La votación

El voto en contra fue del senador Kenneth Pugh (RN), el pareo fue del senador Alfonso de Urresti (PS), y las cuatro abstenciones fueron de los senadores Claudio Alvarado, Juan Antonio Coloma, José Miguel Durana, y Luz Ebensperger, todos UDI.

Las implicancias del proyecto

El acoso sexual fue definido como “como cualquier acción o conducta de naturaleza o connotación sexual, sea verbal, no verbal, física, presencial, virtual o telemática, no deseada o no consentida por la persona que la recibe, que atente contra la dignidad de una persona, la igualdad de derechos, su libertad o integridad física, sexual, psíquica, emocional, o que cree un entorno intimidatorio, hostil o humillante, o que pueda amenazar, perjudicar o incidir en sus oportunidades, condiciones materiales o rendimiento laboral o académico, con independencia de si tal comportamiento o situación es aislado o reiterado”.

De acuerdo al texto aprobado, las instituciones de educación superior deberán adoptar todas las medidas que permitan “prevenir, investigar, sancionar y erradicar” el acoso sexual, la violencia y la discriminación de género, así como “proteger y reparar a las víctimas” en el ámbito de la educación superior, promoviendo, particularmente las relaciones igualitarias de género.

De esta manera, estas entidades deberán contar con una política integral contra el acoso sexual, la violencia y la discriminación de género, que contendrá un modelo de prevención y un modelo de investigación y sanción. Además, aquellas que -en el plazo de un año desde la publicación de la ley- no adopten una política integral contra el acoso sexual, la violencia y la discriminación de género, no podrán acceder u obtener la acreditación institucional.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.