Esmalte, óleo o látex: instrucciones para elegir una pintura de interior

Ilustración: César Mejías.

Dos expertos revelan las claves para conocer los distintos tipos de pintura y tomar la mejor decisión si lo que buscas es cambiarle la cara al interior de tu hogar.




Es normal que cuando nos dan ganas de emprender un cambio de pintura en nuestra casa, apenas comenzamos a vitrinear nos abrumamos. Lo más terrible es que tiene el mismo efecto ya sea presencial o en línea: filas y filas de galones llenos de pinturas distintas, cada una con diferentes atributos y componentes. Esmalte, látex, óleo, al agua: ¿qué significa todo eso que está escrito en la etiqueta?

Si así de perdido estás, te diré que no eres el único. Para resolver nuestra ignorancia conversamos con dos expertos sobre los tipos de pintura que existen para renovar tus espacios interiores.

Lo básico

Si estás pensando en aventurarte con en el pintado y darle otra cara a tu casa, la primera pregunta que debieses hacerte es sobre el lugar que quieres cambiar. “Para pintar una habitación, lo primero es saber si se trata de una habitación nueva o si ya tiene pintura”, dice Leonardo Basáez, docente de Diseño de Ambientes y Diseño Industrial en Duoc UC sede Viña del Mar.

“Si es nueva, conviene dar un aparejo”, explica el académico. “En este caso, se puede usar una pintura blanca, que puede ser látex, solo para cubrir y dejar un fondo plano”.

Gonzalo Flores es pintor en Maestrospintores.cl, empresa que surgió hace 10 años con objeto de dar soluciones rápidas y de calidad en el área del pintado. Para este maestro, lo principal es “ver las condiciones de los muros”, es decir, “si existe humedad o daños en la pared”. Flores explica que es fundamental “acercarse a un lugar donde le recomienden qué tipos de productos ayudarán si es que hay humedad, y posterior a ese proceso previo, ver qué base de pintura es factible y cuál debe ser su terminación”.

Tipos de pinturas

Existen distintos tipos de pinturas, todas para diferentes objetivos y condiciones. Para no complicarnos la vida, Leonardo Basáez hace un resumen de los tipos más usados para pintar interiores y cuáles son sus características.

Látex al agua

“La tipología que más se tiende a utilizar es el látex, que es en base a agua”, dice el docente. Esta se podría catalogar como la típica pintura, sobre todo porque ayuda a dar la primera mano en las paredes, lo que en la jerga se denomina como un aparejo. “En este caso, se puede usar una pintura blanca, que puede ser látex, solo para cubrir y dejar un fondo plano”, aclara. “Luego de esto se recurre a pintar con la pintura que se seleccionó por el usuario o se creó por el maestro”.


Esmalte al agua

La diferencia más grande entre el látex al agua y el esmalte al agua es que este último es lavable. “Si se mancha, le puedes pasar un paño va a salir”, dice Leonardo Basáez. En cambio, “si yo pinto con látex y se mancha, al pasarle un paño húmedo inmediatamente se empieza a salir la pintura", una consecuencia parecida a cuando se empiezan a descascarar las paredes con la humedad.

Un punto en común que tienen el látex y el esmalte al agua es que, como son pinturas creadas en base al agua, “no tienen disolventes químicos, por lo tanto, no permanecen estos olores fuertes que son dañinos para la salud”. Ambas tienen la capacidad de secado rápido.


Óleo

En otra categoría está el óleo, una pintura en base a aceites. Se suele usar para intemperie y exteriores, ya que son más resistentes y requieren un tratamiento más sofisticado en la preparación de su aplicación, además de un secado mucho más lento.


Esmaltes sintéticos

Este tipo de pintura está hecha en base a disolventes sintéticos. El esmalte sintético es usado para pintar ventanas, marcos y puertas. “Necesita sí o sí ventilación, porque el tiempo de secado es más amplio, para que no quede pegajoso”, explica Basáez. También puede ser lavable.


Barniz

“Mucha gente los deja fuera pero también son importantes”, afirma Leonardo Basáez. Hay muchas variedades: están los con disolventes semitransparente, que son “para pintar las maderas directamente”, también existen los con tinte, donde se suele cubrir la madera con color blanco, y luego “te puede dar una tonalidad diferente”, dice el experto; y barnices con acabado transparente.


Texturizadas

Esta es una categoría un poco menos común, pero existe pintura con una rugosidad distinta a la tradicional, lo que permite “un acabado diferente a la superficie, ya sea para techo como para paredes”, explica el docente. “Es como una pasta y tiene secado rápido”.


Leer antes de comprar

Es una recomendación obvia, pero que no todos ponen en práctica, ya que al comprar a veces el sentimiento de probar la nueva experiencia se sobrepone a la calma, pero antes de pagar y usar algo se deben leer bien las instrucciones. Así podremos saber si las pinturas deben ser diluidas previamente en agua o con algún elemento químico.

“Muchas pinturas son de aplicación directa, pero hay algunas que dice ‘porcentaje de dilución’, argumenta Leonardo Basáez. "Por ejemplo, los esmaltes al agua o el látex al agua a veces requieren hacerlo para rendir un poco más la pintura. Lo mismo pasa con las que tienen diluyente o solventes, ya que funcionan para que rinda más metros cuadrados”.

Además de las instrucciones de uso, la etiqueta contiene los atributos de la pintura que seleccionaste. “Ahí mismo dice sobre el poder de recubrimiento y la durabilidad. Si tiene anti-hongos, que es muy importante para las zonas con humedad —casi todas lo traen—, o también cuánto resiste a los rayos ultravioleta”, comenta Basáez. “Generalmente uno no lee, llega y compra o te vas por el precio”. Pero aquí, según él, la decisión de compra debe guiarse por el proyecto que vas a ejecutar y la funcionalidad y versatilidad que necesitas.

La opinión del pintor

En Maestrospintores.cl han desarrollado proyectos para empresas renombradas como Ellus, Audi, Saxoline y hasta la embajada de Brasil en Chile. Sus acabados y terminaciones los hacen distinguirse como una empresa eficiente y seria en el rubro. Gonzalo Flores hizo sugerencias de pinturas en cuanto a lo que se suele usar en cada zona interior de nuestras viviendas.

“En ciertas partes de la casa es necesario aplicar pinturas que nos ayuden a proteger los cambios de temperatura”, comenta. Algo que la gente suele olvidar es la importancia de tener bien pintado el cielo “en baños y cocina. Ahí lo recomendable es el óleo opaco o con semibrillo, aunque también sirve el esmalte al agua lavable”. En aquellos cielos donde “no hay cambios bruscos de temperatura, se sugiere látex extracubriente”.

Para los muros y las paredes interiores de nuestras viviendas, Flores recomienda “una aplicación en base a pintura y su posterior terminación con esmalte al agua lavable”.

Sugerencias para los autodidactas

En caso de que quieras emprender este proyecto tú mismo, Leonardo Basáez recomienda ver tutoriales. “Dicen lo que tengo que hacer y lo que no tengo que hacer”, dice. En muchas de sus clases ha recurrido a ellos “para que el alumno se adentre en el tema”.

Otro consejo que dio el docente es optar por comprar un juego de rodillos de esponja, cinta para enmascarar y una tineta o bandeja para esparcir la pintura, para así tener terminaciones prolijas y no manchar los guardapolvos o los marcos.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 24 de septiembre de 2020. Sus valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.