Amazon y otros gigantes tecnológicos compiten por comprar energía renovable

AES Andes suscribe millonario acuerdo para ingreso de socio estratégico a su negocio de energías renovables

Foto de archivo, conjunto de paneles solares fotovoltaicos se ve en Porto Feliz, Estado de Sao Paulo, Brasil, 13 de febrero del 2020. REUTERS/Amanda Perobelli/File Photo

A medida que las compañías de tecnología remodelan el mercado, se enfrentan a la presión de demostrar que sus inversiones están reduciendo las emisiones globales.




La carrera para asegurar contratos de electricidad para los centros de datos hambrientos de energía, tiene a las empresas tecnológicas remodelando el mercado de la energía renovable y luchando con un nuevo desafío: cómo asegurar que sus inversiones realmente reduzcan las emisiones.

Amazon.com Inc., afirmó que planeaba anunciar el miércoles sus compromisos de comprar 1,5 gigawatts de capacidad de producción de 14 nuevas plantas solares y eólicas alrededor del mundo, como parte de su impulso de comprar suficiente energía renovable para cubrir todas las actividades de la compañía para el 2025.

Las compañías tecnológicas están manejando sus presupuestos para financiar energía solar, eólica y otros proyectos de energía renovable a una escala sin precedentes. En algunos países, los desarrolladores dicen que la voluntad de las empresas tecnológicas de pagar por adelantado —firmando compromisos para comprar energía renovable a un cierto precio por largos períodos— ha ayudado a que las corporaciones sean más importantes que los subsidios del gobierno como principales impulsores de las inversiones renovables.

Amazon, Google de Alphabet Inc., Facebook Inc., y Microsoft Corp., son cuatro de los seis principales compradores corporativos de los acuerdos de compra de energías renovables públicamente divulgados, representando el 30%, o 25,7 gigawatts, del acumulativo total de las corporaciones a nivel mundial, según la firma de investigación BloombergNEF. Amazon es el comprador corporativo más grande a nivel mundial, con otros grandes compradores como la compañía francesa de petróleo TotalEnergies SE y AT&T Inc.

“Es casi como una estampida por energía limpia” afirmó Michael Terrel, director de energía de Google.

La escala de estas inversiones está poniendo a la compañías de tecnología bajo presión para demostrar que esos proyectos realmente agregan nueva capacidad renovable a la red de energía en vez de absorber el suministro existente. Un tema complicado es si las compras de energía verde de las compañías de tecnología reemplazan la energía generada por las plantas que emiten carbono o simplemente aumentan la generación de energía para alimentar el creciente consumo de energía global. Eso es importante porque las compañías quieren decirles a los consumidores e inversionistas que ellos están ayudando a reducir el total de emisiones de carbono, no solo cambiando el lugar desde donde esta viene.

“El hecho de que coloques un electrón limpio en la red no significa necesariamente que estés desplazando un electrón basado en carbono”, afirmó Brian Janous, gerente general de energía y energías renovables de Microsoft. Janous dijo que Microsoft ahora está analizando las redes eléctricas para determinar en qué lugares y horas del día la producción adicional de energía renovable reemplazaría la mayor parte de la producción de las plantas existentes que funcionan con combustibles fósiles para determinar dónde invertir.

Los últimos proyectos de Amazon, que están en siete Estados estadounidenses, así como en Canadá, Finlandia y España, han llevado a que los compromisos firmados por la empresa totalicen 10 gigawatts de producción renovable, afirmó la compañía. Después de los nuevos acuerdos, Amazon es el principal comprador corporativo de energía limpia de todos los tiempos en Estados Unidos, según la Alianza de Compradores de Energía Renovable, un grupo de empresas que promueve la adquisición de energía renovable. Las nuevas plantas, que abastecerán las operaciones de la empresa, incluida la rama de servicios en la nube de Amazon, Amazon Web Services, están programadas para entrar en funcionamiento en los próximos uno a tres años.

Nat Sahlstrom, director de energía de Amazon Web Services, dijo que la compañía busca proyectos en los que pueda ser el primero en configurar una plantilla comercial que otras compañías puedan seguir para ayudar a impulsar la demanda. Agregó que Amazon solo selecciona proyectos en función de si sus compromisos de compra son fundamentales para la viabilidad de estos. “Si no fuera por nuestras inversiones en estos proyectos, no hubieran avanzado”, agregó.

El logotipo de Amazon Web Services (AWS) se ve en la conferencia bancaria y financiera SIBOS en Toronto, Ontario, Canadá el 19 de octubre del 2017. REUTERS/Chris Helgren/File Photo

Google, que afirmó que igualó su consumo de energía con las energías renovables a partir de 2017, dice que ahora tiene un objetivo más difícil: alinear su consumo con la energía renovable no sólo anualmente, sino que hora a hora. Eso significa que la compañía está tratando de asegurarse de que haya suficiente energía libre de carbono en las redes eléctricas donde opera en los momentos en que usa energía, incluso por la noche y en los momentos de máxima demanda.

“Creo que la evolución esta en centrarse no solo en la cantidad, sino también en la calidad del abastecimiento”, sentenció Terrell de Google.

Impulsando las compras está el disparado uso de datos y el procesamiento informático. En la última década, la creciente eficiencia ha compensado en gran medida el aumento del uso, en parte debido a que las empresas cambiaron de servidores informáticos locales a proveedores de nube más eficientes, según la Agencia Internacional de Energía. Pero si bien hay más eficiencia para aprovechar, según los investigadores, no está claro por cuánto tiempo más, particularmente con el auge de las redes 5G y a medida que más personas del mundo viven y trabajan online.

“La industria de los centros de datos es uno de los mayores consumidores de energía del mundo”, afirmó Stefan-Jörg Göbel, vicepresidente senior de energía eólica y solar de la empresa de energía noruega Statkraft AS. “Están remodelando el lado de la demanda de la industria simplemente desde su pura física”.

Se estima que los centros de datos representan aproximadamente el 1% del uso global de electricidad, según un artículo del 2020 de la revista Science.

Las grandes empresas de tecnología dicen que han formado equipos internos integrados por ex negociadores en empresas eléctricas que pueden obtener acuerdos directamente con los proveedores, a menudo eludiendo una industria de intermediarios y corredores que generalmente manejan acuerdos de energía. Empresas como Amazon generalmente llenan un país, donde tienen operaciones, con solicitudes de proyectos de energía, según los desarrolladores.

“Diremos, ‘oye, queremos ver todos los proyectos potenciales que podrían estar en desarrollo en un país”, afirmó Sahlstrom de Amazon sobre su equipo que busca acuerdos de compra de energía o PPA (Contratos de Compra venta de energía renovable).

Los desarrolladores de proyectos de energía eólica y solar dicen que la demanda de las grandes empresas tecnológicas ha alentado un aumento en la demanda de PPA de otros compradores corporativos. Debido a que los proyectos requieren una gran inversión inicial que demora años en recuperarse, los bancos a menudo no los financian —o dan condiciones menos favorables— a menos que los proyectos tengan un comprador ancla que prometa comprar la mayor parte o toda la producción, según los desarrolladores y financiadores de energía.

En España, donde Amazon se ha comprometido a comprar energía de cinco plantas solares, los desarrolladores dicen que varias grandes empresas tecnológicas están buscando nuevos acuerdos.

“Estamos hablando con todos ellos”, afirmó Martin Scharrer, quien lidera este tipo de negociaciones para el productor de energía renovable Encavis AG, refiriéndose a las empresas de tecnología. Scharrer previamente llegó a un acuerdo con Amazon para vender energía de una planta solar en las afueras de Sevilla, España.

Facebook dijo que alcanzó su objetivo de comprar suficiente energía renovable para cubrir sus operaciones globales, incluidos los centros de datos, el año pasado, pero que continúa logrando nuevos acuerdos de energía porque su uso de energía está creciendo. El uso de electricidad de Facebook aumentó un 39% en 2020, según su informe anual de sostenibilidad. “Esto está demostrando que los objetivos voluntarios realmente están moviendo el mercado”, afirmó Urvi Parekh, director de energía renovable de Facebook.

Microsoft dijo que tiene acuerdos de compra de energía que aún no ha anunciado y que lo catapultarán a la cima de los mayores compradores de energía verde del mundo. Janous dijo que su empresa se enfoca en objetivos ambientales compartidos en lugar de los rankings, pero agregó: “Sabemos cuáles son los rankings y, créame, mi jefe sabe cuáles son los rankings, y cada vez que aparece uno nuevo, me entero “.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.