Boom de motorhomes en Chile por la pandemia: sobredemanda y una temporada alta más extensa son parte de la tendencia

Las reservas para salir de vacaciones en este tipo de vehículos se concretan hasta con seis meses de anticipación. Los precios de arriendo van entre los $130 mil y $245 mil diarios, dependiendo del tamaño y de si es para temporada alta o baja.




Así como en tantas otras áreas, la pandemia del Covid-19 vino a influir en Chile en algunos hábitos de las personas en materia de descanso y vacaciones. Uno de ellos, es que intensificó y ha generado un boom en el uso de casas rodantes, campers o motorhomes en el último tiempo. Se trata de una opción de transporte y pernoctación unidas que permite mantener la distancia social, recorrer diversos lugares, y disfrutar de la naturaleza o deporte aventura.

El turismo sobre ruedas subió un 30% a nivel global con el coronavirus y nuestro país no ha sido ajeno a esta tendencia. “La oferta de servicios asociados a motorhomes ha ido aumentando en el país, y hoy son muchos los turistas que están buscando apoyo en zonas de camping. Es un tipo de turismo que se viene y que está muy asociado con lo que Chile ofrece, que es el turismo de naturaleza. Permite llegar a lugares que de otra forma no se podría. Es un segmento que Chile ha venido observando y que ha venido aumentando de manera exponencial, y que probablemente va a seguir aumentando hacia el futuro”, explica Helen Kouyoumdjian, vicepresidenta ejecutiva de Fedetur.

En Europa y Estados Unidos este tipo de vehículos para salir de vacaciones son furor desde hace muchos años. En nuestro país es una tendencia más bien reciente, y que ha explotado de la mano de la llegada de la pandemia. Nómade Motorhomes es una de las principales empresas que arrienda estos vehículos, y dicen que el crecimiento en la demanda se aceleró con el permiso de vacaciones y que las reservas están copadas con muchos meses de anticipación.

“Hemos notado un aumento considerable este último año (desde el 2021 hasta el día de hoy). Desde que empezó a regir el permiso de vacaciones hace un año y luego el pase de movilidad, el boom de las motorhomes no ha parado. De hecho, nosotros y gran parte de las empresas de este tipo, ya estábamos con la totalidad de las reservas completas con seis meses o más de antelación”, señala Constanza Beltrami, jefa de administración y ventas de Nómade Motorhomes.

Tienen varios modelos disponibles, según las necesidades de los pasajeros, y los precios de las motorhomes que ofrecen fluctúan entre los $130 mil y $190 mil diarios, según el modelo y la temporada. El rango de edad de quienes deciden salir a recorrer en estos vehículos es muy amplio y llega hasta la tercera edad. La mayoría son familias o grupos de amigos.

“El viajar en motorhome se volvió una alternativa mucho más protegida y segura de salir de descanso en el contexto actual. En un principio muchos nos contactaron por este motivo, la sensación de seguridad y el no exponerse en hoteles o aeropuertos. Pero actualmente va mucho más allá, cada día hay más alternativas de campings enfocados en este tipo de vehículos e información de rutas atractivas para llevar a cabo. De hecho, el que haya mayor flujo de información le da mayor seguridad a nuestros clientes a la hora de tomar la decisión de cumplir con ese sueño de recorrer Chile en motorhome, sin duda una experiencia inolvidable”, agrega Beltrami.

Más meses para recorrer

Otro hecho que se ha dado en este último tiempo, explican los expertos, es que la temporada alta se amplió desde septiembre hasta abril, mientras que antes de la pandemia era de diciembre a marzo. Rolling Patagonia es una empresa que arrienda motorhomes y campers en Aysén y que ha visto como cada vez más personas se suman a esta tendencia, para conocer destinos como la carretera Austral o Torres del Paine.

“Siempre hemos tenido sobredemanda en temporada alta, pero sí tengo una sobredemanda mayor que antes de la pandemia. Como un 30% más. En junio generalmente ya tengo la temporada siguiente vendida. La gente que llama un mes o dos meses antes, es muy poquito lo que queda, o es una cancelación de último minuto”, cuenta María Cecilia Cheyre, dueña de Rolling Patagonia.

El año pasado la empresa tuvo que subir las tarifas de arriendo, porque algunos insumos como lubricantes y neumáticos aumentaron de precio. La motorhome más grande que tiene Rolling Patagonia disponible cuesta $245 mil diarios en temporada alta y $195 mil en temporada baja. La más económica va de los $220 mil a los $170 mil, dependiendo de la temporada. En el caso de los camper vans, estos van desde los $125 mil a $105 mil en temporada alta, y de $98 mil a $90 mil en la época de menos demanda. Además, dicen que el negocio se ve bien aspectado, ya que nuevas empresas se han sumado al arriendo de estos vehículos.

“Antes éramos un puñado de empresas y ahora hay muchas empresas, y eso indica que es un negocio que se ve próspero en el tiempo. Las motorhomes han subido de precio. Nosotros compramos en EE.UU., pero también vemos el mercado nacional, por si sale algo bueno. Una motorhome del año 90 sale casi $50 millones, lo que es una locura. Están hiperinfladas. La gente ha optado por comprar sus trailers o campers, eso se vio mucho este año”, agrega Cheyre.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.