Chile parte este fin de semana un año electoral en América Latina que tensiona los mercados

Si el proyecto es aprobado, las elecciones de alcalde, concejales, constituyentes y gobernadores se realizarán en dos jornadas, los días sábado 10 y domingo 11 de abril.

Chile, Perú y México son los que acaparan la atención durante este mes, pero los procesos electorales continuarán en lo que resta del año, mientras que 2022 luce igualmente importante.




La elección presidencial de Ecuador y la primera vuelta de Perú el pasado 11 de abril fueron solo el comienzo de una larga temporada de elecciones en América Latina. Mientras los ecuatorianos cerraron fácilmente la disputa, con el triunfo de Guillermo Lazo, el resultado de los comicios peruanos refleja más los riesgos que están involucrados en estos procesos y que tienen con los pelos de puntos a los mercados.

“Muchos colegas que toman decisiones de inversión están teniendo cada vez más a la vista los ciclos electorales. Ya comenzaron en Ecuador, que es importante en renta fija, seguimos con las elecciones en Perú y también tenemos muchas elecciones en Chile y en México se renueva el congreso. En tanto, el próximo año lo iniciamos con la efervescencia de la elección presidencial de Brasil”, señalaba recientemente Axel Christensen, director de Estrategia de Inversiones de BlackRock.

En BICE Inversiones también advierten que “el ruido político aumentará a medida que se acerquen las elecciones relevantes” y publicaron ayer un informe con referencia a la situación particular de varios de nuestros países.

Subrayan, eso sí, que pese a ese ruido, continúan “con una perspectiva positiva para la mayoría de los países vinculados a las materias primas, pero esperamos una mayor volatilidad relacionada con el resultado de las elecciones y el avance de la pandemia”.

Chile, difícil de descifrar

Dirigentes políticos y parlamentarios que la madrugada del 15 de noviembre de 2019 participaron del acuerdo por una nueva Constitución.

En este punto, las elecciones de este fin de semana en Chile son las primeras que aparecen en agenda y aunque se eligen alcaldes, concejales, gobernadores y constituyentes, son solo estas últimas a las que se hace referencia en los análisis de instituciones financieras.

Hay cierto consenso respecto a que los comicios para la configuración de la definición de la Asamblea Constitucional “es clave para el futuro del país”, según lo precisa BICE, o “especialmente trascendentes” de acuerdo a lo consignado por JPMorgan en un reporte publicado este martes, donde agregan que “la mayor parte de la atención estará centrada en la Asamblea”.

En el análisis más detallado, BICE plantea que los comicios “podrían ser difíciles de entender, considerando la gran cantidad de independientes que están postulando”. En ese marco, relatan que “aunque hay algunas voces radicales que apuntan a votar por un cambio, el quórum ya establecido de 2/3, o 66% de los votos, para hacer cambios a la Constitución, la gran mayoría de los sectores políticos que participaron y dieron forma a este proceso han declarado que quieren respetar el quórum”.

Referente también a este último punto, para el equipo que encabeza Diego Pereira, economista jefe para el Cono Sur en JPMorgan, será clave los resultados que obtenga Chile Vamos en la Convención, indicando que si la unidad de la derecha le permite obtener mejores resultados, esto proporcionaría “una ventaja dado el diseño de las reglas electorales para alcanzar la masa crítica de al menos un tercio en la Convención Constitucional”.

De lo contrario, “si se castiga a la coalición”, según el prestamista estadounidense “es probable que los mercados reaccionen con angustia no solo porque la nueva Constitución terminará tomando forma diferente, sino también ante un mayor riesgo de una derrota en las elecciones generales y de segunda vuelta para fin de año”.

Polarización en Perú

Peru's presidential candidates Keiko Fujimori of the Fuerza Popular party and Pedro Castillo of Peru Libre party, wave to supporters before a presidential candidates debate, in Cajamarca, Peru May 1, 2021. REUTERS/Francisco Vigo NO RESALES. NO ARCHIVES

Tras el proceso chileno, el 6 de junio llega el momento de que asistan a las urnas mexicanos y peruanos. Esto último deberán dirimir entre Pedro Castillo, un candidato de izquierda que viene con una agenda cargada de cambios, y Keiko Fujimori, que propende a la estabilidad de las políticas y genera más simpatía en los mercados.

“La primera ronda dejó a los inversionistas con muchas preocupaciones”, sostienen en BICE Inversiones. Esto debido a la sorpresiva votación en favor del “candidato radical de izquierda”, según describen a Castillo.

Según relatan, “los inversionistas están aterrorizados por las propuestas de Castillo”, las que incluyen redactar una nueva constitución, nacionalizar las empresas mineras, energéticas y de telecomunicaciones, no pagar la deuda externa, aumentar los impuestos a las empresas extranjeras al 70% (el actual es 29.5 %), revisión de todos los TLC, entre otras.

“El mercado está comenzando a internalizar un fuerte deterioro en la confianza de los inversionistas y el creciente riesgo para la prudencia fiscal”, explican en BICE, esto a pesar de que las propuestas de Castillo necesitarían la aprobación de la mayoría del Congreso, con la cual no cuenta, ya que en las elecciones de abril su partido se quedó con 37 escaños de un total de 130.

El análisis que se plantea se condice con la reacción del mercado ante los resultados de los sondeos más recientes. El domingo el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) mostró que la ventaja de Castillo sobre Fujimori se redujo a 6,2 puntos porcentuales, mientras que el lunes la de la encuestadora CPI informó que esa ventaja se ha redujo a 2,4 puntos. Ambas apuntaban a una distancia de 20 puntos el mes pasado.

En ese marco, en la primera jornada de esta semana el sol peruano fue una de las monedas que más se apreció en el mundo, mientras que la bolsa de Lima escaló sobre el impulso de saltos de más de 6% de las mineras Southern Copper y Minas Buenaventura. Las acciones mineras habían “sido perjudicadas por la retórica nacionalista y el discurso cuasi-expropiatorio de Castillo contra la industria”, dijo el analista de BTG Pactual, César Pérez-Novoa.

Más calma en México

Mexican President Andres Manuel Lopez Obrador waves the national flag after giving the annual independence shout from the balcony of the National Palace to kick off subdued Independence Day celebrations amid the ongoing coronavirus pandemic, at the Zocalo in Mexico City, Tuesday, Sept. 15, 2020. Instead of the throngs of supporters who pack the Zocalo in a typical year, this Independence Day the president faced an empty plaza as he gave the traditional "Grito de Dolores," which commemorates the 1810 call to arms by priest Miguel Hidalgo that began the struggle for independence from Spain. (AP Photo/Rebecca Blackwell)

En tanto en México tendrán lugar las elecciones que definen la configuración de la Cámara Federal de Diputados, lo que eventualmente generaría nerviosismo en el mercado durante mayo, según BICE. “El proceso electoral cobrará mayor relevancia para la Bolsa de Valores local, lo que sumará volatilidad e incertidumbre. El panorama sigue siendo muy incierto en cualquiera de los dos escenarios: con o sin una mayoría calificada de Morena”, el partido oficialista.

De hecho, de acuerdo al local Banco Base, en años de elecciones Federales se observa un promedio de depreciación del peso mexicano en el mes previo de 3,36%. Sin embargo, en lo transcurrido de mayo la caída de la moneda se acota a 0,47% frente al dólar.

En la segunda economía regional se han advertido grados de tensión. Por ejemplo, las solicitudes de empresas para obtener financiamiento en la Bolsa suman al menos 28.971 millones de pesos mexicanos (US$1.450 millones), un 25% más que lo levantado en abril, lo que se explica por que las compañías intentan “adelantarse a la incertidumbre observada tradicionalmente en años electorales”, sostuvo Manuel Jiménez, director de Estrategia de Mercados de Banorte

No obstante, es claro que este proceso electoral se espera con más calma que aquellos que tienen lugar en Chile y Perú. Santiago Leal Singer, subdirector de Estrategia de Renta Fija y Tipo de Cambio de Grupo Financiero Banorte, indicó en una columna en el diario local El Economista, indica que hasta el momento el nerviosismo en torno al proceso no es tangible en el mercado. “Actualmente esta curva (del peso) no muestra un sesgo material en los plazos que empatan la elección intermedia”, precisa.

De todas maneras, las apuestas del mercado en general apuntan a que MORENA consiga la mayoría, permitiéndole a AMLO continuar con su agenda de cambios.

La agenda tiene para largo

A man wears a mask depicting Brazil's former President Luiz Inacio Lula da Silva, as workers protest against far-right Brazilian President Jair Bolsonaro during May Day, in Sao Paulo, Brazil, May 1, 2021. REUTERS/Amanda Perobelli

Además de esos tres procesos que tendrán lugar en el curso de un mes, este año quedan por delante dos procesos relevantes. La primera tendrá lugar el 24 de octubre en Argentina, donde Alberto Fernández enfrentará el primer examen electoral a su gestión, con las elecciones en las que se renueva parte del congreso.

Más tarde, el 21 de noviembre, Chile vuelve a la palestra con las elecciones presidenciales. Al respecto JPMorgan destacaba que el resultado de los comicios de esta semana, incluyendo los de constituyentes, municipales y gobernadores, juegan “un papel relevante para determinar las candidaturas pre-presidenciales y así comenzar a configurar el escenario de las elecciones generales”.

Destacan que las elecciones en su conjunto, incluyendo las municipales y de gobernadores, juegan “un papel relevante para determinar las candidaturas pre-presidenciales y así comenzar a configurar el escenario de las elecciones generales”.

Según el análisis elaborado por el equipo que encabeza el economista jefe del banco para el Cono Sur, Diego Pereira, estos comicios “serán fundamentales para saber qué sectores, moderados o extremos, dominan dentro de la izquierda y la derecha, así como para definir el futuro de las candidaturas presidenciales”.

Para obtener la respuesta definitiva a esa incógnita, probablemente, se tendrá que esperar a una segunda vuelta, que tendrá lugar el 19 de diciembre, fecha que marcará el cierre eleccionario de la región para este año.

Pero 2022 también tiene lo suyo. El 29 de mayo le tocará el turno de ir a las urnas a los colombianos, para decir quién es el próximo presidente, hito que ha cobrado relevancia en consideración del su propio estallido social, que mantiene tensionado al país hasta el día de hoy.

En tanto, en octubre del próximo año llegará el momento de Brasil. Sin una fecha definida aún por el Tribunal Superior Electoral, ya se advierten fuertes tensiones en este proceso, que tendría como principales contrincantes al actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y al ex mandatario, Lula Da Silva.

“Serán las elecciones más polarizadas de la historia reciente de Brasil y no veo probable que un tercer candidato pueda aparecer para romper ese escenario”, sostiene Leandro Lima, analista de Control Risks. “Esto claramente implica riesgos en los mercados, que van a estar muy inquietos ante una disputa que será absolutamente reñida”, agregó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.