El sector tecnológico advierte que más puestos de trabajo a distancia se dirigen fuera de EE.UU.

Desde 2016, Toronto ha añadido más de 81.000 empleos tecnológicos, más que cualquier otra ciudad de Norteamérica, según un informe. FOTO: CHRISTOPHER KATSAROV LUNA/ BLOOMBERG NEWS

La escasez de trabajadores y la poca inmigración en Estados Unidos pueden favorecer la creación de puestos de trabajo en Canadá y otros países. Estados Unidos concede 65.000 visas anuales para trabajadores cualificados en el marco de su programa H1-B, además de otras 20.000 para personas con títulos de posgrado de universidades estadounidenses.




WASHINGTON- Los representantes de la industria tecnológica acudirán al Capitolio esta semana para advertir que la tendencia del trabajo a distancia conducirá a una mayor deslocalización de los puestos de trabajo de desarrolladores de software y otros empleos tecnológicos, a menos que Estados Unidos admita más inmigrantes altamente cualificados.

Los puestos de trabajo a distancia en el sector tecnológico aumentaron en más de un 420% entre enero de 2020 y el mes pasado, crecimiento que se intensificó con la pandemia, según una revisión de los datos de empleo realizada por Tecna, un grupo comercial de consejos tecnológicos regionales. En febrero, más del 22% de todos los puestos de trabajo tecnológicos figuraban como remotos, frente al 4,4% de enero de 2020.

“El nivel de puestos tecnológicos remotos que están abiertos es drásticamente más alto de lo que era antes de la pandemia”, sostuvo Jennifer Grundy Young, directora ejecutiva de Tecna. “Eso significa que los trabajadores pueden vivir en cualquier lugar de los Estados Unidos, pero también, por desgracia, abre la puerta a más subcontrataciones -trabajadores que se quedan en la India, en China, o se trasladan a lugares como Canadá, que tienen políticas de inmigración más flexibles”, advirtió.

Estados Unidos concede 65.000 visas anuales para trabajadores cualificados en el marco de su programa H1-B, además de otras 20.000 para personas con títulos de posgrado de universidades estadounidenses. Estas cifras no han variado desde 2005, a pesar del fuerte aumento de los empleos tecnológicos.

En cambio, Canadá, que lleva años cortejando a los trabajadores del sector tecnológico, no tiene un límite de visas para los trabajadores y empresarios del sector, lo que convierte al país en un destino atractivo para los programadores informáticos e ingenieros de software indios, chinos y de Europa del Este, que han tenido dificultades para obtener visas en Estados Unidos.

Toronto añadió más de 81.000 puestos de trabajo en el sector tecnológico desde 2016, más que cualquier otra ciudad de Norteamérica, según un informe publicado el año pasado por CBRE Group, una empresa estadounidense de servicios inmobiliarios comerciales y de inversión.

Según datos de la Asociación de la Industria de la Tecnología Informática y la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, la tasa de desempleo en Estados Unidos para las ocupaciones tecnológicas fue del 1,3% en marzo, su nivel más bajo desde junio de 2019 y aproximadamente un tercio de la tasa de desempleo nacional.

Muchos en la industria tecnológica dicen estar desesperados por cubrir puestos vacantes y argumentan que rechazar el talento extranjero porque no hay suficientes visados, pone en peligro la posición del país como líder en tecnología e innovación.

“Hay una tremenda frustración -que comparto- entre las empresas tecnológicas que nos han pedido que mejoremos el sistema durante más años de los que puedo contar, y nada se ha podido mover”, dijo la representante Zoe Lofgren (demócrata, California), presidenta del subcomité de Inmigración y Ciudadanía de la Cámara de Representantes, cuyo distrito incluye Silicon Valley. “En última instancia, esto podría perjudicar a la economía estadounidense. No hay ninguna regla que diga que Silicon Valley siempre va a tener la corona tecnológica”.

La representante Zoe Lofgren (demócrata, California) quiere que se concedan más visas para trabajadores cualificados en el marco del programa H1-B. FOTO: ERIC LEE/ BLOOMBERG NEWS

Lofgren ha presionado para aumentar el número de visados disponibles y está trabajando con el representante Darrell Issa (republicano, California) en los cambios del programa H1-B. También ha propuesto una ley para eliminar el límite por país para los visados de inmigrantes basados en el empleo.

Aunque un representante de Issa mencionó que el congresista no está dispuesto a aumentar el número total de visados.

El debate sobre la inmigración cualificada se ha visto eclipsado en los últimos años por la política fronteriza y otras cuestiones relacionadas con la inmigración. En las audiencias del Congreso, los legisladores republicanos se han centrado en la inmigración en la frontera con México como prioridad y han dicho que las empresas deben centrarse en la formación de los trabajadores estadounidenses, en lugar de depender de los inmigrantes.

“Este Congreso ha dejado muy claro, tanto con sus acciones como con su inacción, que pone a los estadounidenses en último lugar y que pone a la mano de obra extranjera y a las grandes empresas que la explotan descaradamente, en primer lugar”, indicó el representante Tom McClintock (republicano, California), principal republicano del subcomité de Inmigración, en una audiencia realizada el verano pasado sobre cómo los trabajadores extranjeros altamente cualificados están acudiendo a Canadá debido a las políticas de inmigración de Estados Unidos.

Republicanos como el representante Tom McClintock han dicho que las empresas estadounidenses deberían centrarse en la formación de los trabajadores del país en vez de depender de los inmigrantes cualificados. FOTO: ROD LAMKEY/ ASSOCIATED PRESS

Los demócratas también han frenado la legislación sobre H1-B en años anteriores, diciendo que quieren que ese programa se aborde como parte de un conjunto más amplio de cambios de inmigración.

Grundy Young afirmó que los grupos de presión del sector tecnológico están tratando de restablecer el debate hablando del programa H1-B como una cuestión de mano de obra, en lugar de un asunto de inmigración.

También afirmó que el estudio de Tecna, revisado por The Wall Street Journal y que se publicará esta semana, muestra que los puestos de trabajo en el sector tecnológico se desplazaron durante la pandemia desde lugares como Silicon Valley y Nueva York, a centros más pequeños, como Nashville.

La pandemia ha acelerado la tendencia de las empresas tecnológicas estadounidenses a buscar formas más fáciles de contratar a los ingenieros y desarrolladores de software que necesitan, y a abrirse mucho más al trabajo a distancia para conseguir talento.

Eso ha significado dejar a los trabajadores en sus países de origen, incluida la India, o trasladarlos a países de habla inglesa con políticas de inmigración más permisivas, en lugar de competir por visas H1-B u otros visados estadounidenses especializados, dijeron los defensores de la reforma de la inmigración.

“Sigue existiendo el deseo del empresario de tener a sus empleados en Estados Unidos, pero si eso no es posible, contratarán a talentos y los situarán donde puedan trabajar de forma productiva”, sostuvo Stuart Anderson, director ejecutivo de la National Foundation for American Policy, una organización de investigación no partidista que se centra en el comercio y la inmigración. “Lo que la pandemia ha demostrado es que el trabajo a distancia en otro país puede ser una opción productiva”, agregó.

MobSquad, una empresa canadiense que ayuda a poner en contacto a empresas tecnológicas estadounidenses con trabajadores extranjeros para luego reubicarlos en Canadá, advirtió que el negocio se ha cuadruplicado desde que comenzó la pandemia y que está trabajando en ubicaciones para más de 50 empresas.

“Antes de la pandemia había ciertas dudas sobre la posibilidad de tener trabajadores repartidos por muchas oficinas y ciudades”, declaró Arif Khimani, presidente y director de operaciones de MobSquad. “Ahora se ha demostrado que el trabajo a distancia no es un problema”.

Por otra parte, el estudio de Tecna sobre cómo han cambiado los empleos tecnológicos desde la pandemia descubrió que Tennessee fue el lugar donde más aumentaron los empleos tecnológicos, con un incremento del 8%.

Aun así, una investigación del consejo regional de tecnología de Nashville reveló que hay unos 15.000 puestos de trabajo abiertos en el sector y les preocupa que las empresas tecnológicas de Tennessee recurran a Canadá.

“La creciente necesidad del talento tecnológico está sobrepasando el número entrante de trabajadores tecnológicos”, señaló Elise Cambournac, directora general del Consejo Tecnológico de Nashville.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.