Los gigantes tecnológicos chinos, ya bajo la presión de la regulación, se enfrentan ahora a dificultades económicas

En esta foto de archivo se puede ver el logotipo de Alibaba Group, iluminado en su edificio de oficinas en Beijing, China, el 9 de agosto del 2021. REUTERS/Tingshu Wang/File Photo

Con el consumo y la publicidad digital impactados, algunas empresas buscan nuevos motores de crecimiento.




Los gigantes tecnológicos de China están sintiendo los efectos de una desaceleración económica, lo que agrega presión financiera a una industria acosada por una serie de nuevas regulaciones este año.

Algunas de las empresas tecnológicas más grandes de China han atribuido el menor crecimiento de los ingresos en el período julio-septiembre al deterioro de las condiciones macroeconómicas. Las ventas trimestrales del gigante de videojuegos y redes sociales, Tencent Holdings Ltd., crecieron a su ritmo más lento desde que la empresa salió a bolsa en 2004. La empresa de delivery online Meituan dijo que el crecimiento de los pedidos de comida a domicilio se desaceleró. La empresa de motores de búsqueda Baidu Inc. informó una desaceleración en la publicidad, mientras que el gigante del comercio electrónico (o e-commerce) Alibaba Group Holding Ltd. recortó su pronóstico de crecimiento para el año fiscal.

Sus últimos desafíos contrastan con los sólidos resultados publicados por algunos de sus pares estadounidenses, incluidos Google de Alphabet Inc., y Microsoft Corp., que se vieron impulsados por un cambio hacia las compras online y el trabajo remoto en medio de la pandemia. Si bien el crecimiento de las ventas trimestrales de Amazon se desaceleró debido a disrupciones en la cadena de suministro y escasez de mano de obra, tanto ella como Google dijeron que la demanda en el negocio de anuncios digitales comerciales fue fuerte.

Las plataformas de Internet chinas ya han estado lidiando con el impacto de las nuevas políticas que controlan de manera más estricta áreas como la recopilación de datos, los algoritmos y el tiempo que los menores están online. “La pregunta es si esas plataformas están configuradas para brindar servicios a los comerciantes en lo que usted describiría como industrias a prueba de recesión o de medidas más fuertes de control. Y no hay muchos de ellos en este momento”, afirmó Michael Norris, gerente de investigación y estrategia de la consultora, con sede en Shanghai, AgencyChina.

La economía de China creció un 4,9% en el tercer trimestre respecto del año anterior, por debajo de las previsiones de los economistas y desacelerándose bruscamente desde la tasa de expansión del 7,9% del trimestre anterior. Recientemente, el crecimiento económico se ha visto afectado por una serie de factores, entre los que se incluyen la escasez de energía, los problemas de la cadena de suministro y mayores regulaciones para los sectores privados, incluidos el tecnológico, el sector inmobiliario y la educación.

Para algunos gigantes chinos de Internet, la desaceleración económica se ha traducido en una menor demanda de publicidad digital.

Los ingresos del tercer trimestre de Tencent en publicidad online aumentaron un 5% interanual, desacelerándose desde un crecimiento del 23% en el trimestre anterior, como resultado de regulaciones más estrictas en áreas como educación, seguros y videojuegos online. Mientras tanto, otras industrias han tardado en hacerse cargo, afirmaron ejecutivos.

“Otras categorías saldrán a la brecha y la rellenarán y aprovecharán los precios más bajos”, afirmó James Mitchell, director de estrategia de Tencent. “Creo que eso sucederá con el tiempo, pero en un entorno macroeconómico más desafiante, ocurre con menos rapidez”.

Las ventas de servicios de marketing online del operador de plataforma de e-commerce Pinduoduo Inc. , en el tercer trimestre — en gran parte de anuncios digitales— aumentaron un 44% con respecto al mismo período del año anterior, más lento que el aumento del 64% en el segundo trimestre y que su salto del 157% en el primer trimestre.

El viernes, el principal regulador de Beijing publicó un borrador de reglas para la industria de la publicidad en Internet, incluida la prohibición de los anuncios de formación extraescolar dirigidos a estudiantes jóvenes y la medida de responsabilizar a los anunciantes y las plataformas de Internet por el contenido de los anuncios.

El director de estrategia de Baidu, Herman Yu, dijo que la debilidad en los ingresos por publicidad probablemente persistirá más allá del tercer trimestre, particularmente si las presiones por las cuarentenas debido al Covid-19 y el aumento de la regulación continúan. China ha registrado una cantidad muy pequeña de casos de Covid-19 en comparación con otros países, sin embargo, los brotes esporádicos han seguido provocando interrupciones temporales en los viajes y negocios.

Los ingresos publicitarios del tercer trimestre en ByteDance Ltd., que opera la plataforma de videos cortos TikTok y su versión china Douyin, se han reducido a pesar del rápido crecimiento de las operaciones de e-commerce en esas aplicaciones, según los empleados de la compañía. ByteDance no cotiza en bolsa y no publica los resultados de ganancias trimestrales.

Más allá de China, ByteDance ha reforzado sus operaciones en los mercados internacionales. La semana pasada, la compañía lanzó una aplicación para vendedores en TikTok, su más reciente intento de copiar su éxito en el e-commerce de China con Douyin, según personas familiarizadas con el tema. También ha reubicado a algunos empleados de marketing de China a Singapur para apoyar el negocio de publicidad y comercio electrónico de TikTok, afirmaron estas fuentes.

ByteDance remitió las preguntas a TikTok. Una vocera de la empresa afirmó que TikTok no ha trasladado a miembros del equipo de marketing de China a Singapur.

Otras empresas también buscan diversificar los motores de crecimiento a medida que la economía de China flaquea.

Alibaba sostuvo que sus ganancias del período julio-septiembre se vieron afectadas por la desaceleración del consumo interno, así como por una mayor competencia, y espera que los ingresos fiscales de 2022 aumenten entre un 20% y un 23%, en comparación con su pronóstico de casi un 30% en mayo.

La compañía ha dicho que está considerando la computación en la nube (o cloud computing) y el comercio internacional como áreas de crecimiento, aunque representan solo una fracción del negocio de e-commerce chino esencial de Alibaba. Mientras tanto, Baidu indicó que sus ingresos principales fueron impulsados por un aumento interanual del 73% en la computación en la nube.

—Raffaele Huang y Anniek Bao contribuyeron a este artículo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.