El CEO de banca de inversión de Credit Suisse en Chile hace sus maletas y ficha como nuevo CFO de Avianca

Adrian Neuhauser_Head de Investment Banking de Credit Suisse Chile (1)

Adrián Neuhauser, quien además ha tenido pasos en Celfin Capital, Merrill Lynch y Deutsche Bank, se ha especializado en soluciones de capital y transacciones en la industria financiera y aérea. Entre otras operaciones, asesoró a Turner en la compra del Canal del Fútbol.




"Avianca fichó a uno de los mejores banqueros de Chile". Así califica el CEO regional de uno de los mayores bancos de inversión norteamericanos la partida de Adrián Neuhauser (45) de Credit Suisse a la aerolínea de bandera colombiana, Avianca.

En un ambiente competitivo y de egos altos, no es tan fácil que la competencia reconozca a un par de esta forma. Adrián Neuhauser, quien aún encabeza las operaciones del banco de inversión helvético Credit Suisse en Chile como su head de investment banking, oficializó su aterrizaje en la aerolínea competidora de Latam Airlines en la región, hecho que se concretará la próxima semana. Será el responsable de la administración y finanzas (CFO) de la compañía.

"Asumo con gran entusiasmo este reto, todos mis esfuerzos estarán enfocados en que la compañía sea cada día más rentable y genere mayor valor para los accionistas e inversionistas", dijo el ingeniero comercial PUC, con posgrado en la Universidad de Pennsylvania.

Roberto Held, quien se desempeñaba como CFO hasta ahora en la línea aérea, tendrá nuevas funciones y ahora será vicepresidente senior de tesorería y le reportará directamente a Neuhauser.

"La experiencia de Adrián como banquero de inversión es fundamental para llevar a buen término nuestro plan de transformación corporativa. Esperamos que este liderazgo complemente a nuestro equipo y permita acelerar las metas de rentabilidad y fortalecer aún más la estructura de capital", aseguró Roberto Kriete, presidente del directorio de Avianca Holdings, anterior dueño de la línea aérea Taca y uno de los principales accionistas de la firma. El nuevo mandamás cuenta, además, con el respaldo de United, aerolínea norteamericana que hace pocas semanas pasó a ser el accionista más importante y que le delegó al veterano ejecutivo la conducción de esta nueva Avianca.

Kriete asumió recientemente el cargo después de estar por años a la sombra de Germán Efromovich, el hasta hace poco controlador y presidente de la firma, que dejó este año el poder tras sus crecientes deudas cruzadas que incluso llevaron a la operaciones de la compañía en Brasil (que tiene el nombre de Avianca, pero pertenece a Efromovich y sus bonistas, distinta al holding colombiano) en una situación delicada.

Justamente, los accionistas de Avianca Holding pusieron sus ojos en Neuhauser para que lidere su camino financiero, porque el chileno fue el cerebro detrás de la estructura de rescate de la línea aérea en Brasil, proceso que aún no concluye.

Entre Walmart, el CDF y las negociaciones con el buitre de Wall Street

Para el mandato de Avianca Brasil, Neuhauser se puso de cabeza a viajar entre Santiago, Bogotá y Nueva York con frecuencia para juntar las distintas puntas de negociación para salvar a la aerolínea. Casi no tuvo respiro, dado que recientemente venía de cerrar otros grandes negocios a los que les dedicó gran parte de su esfuerzo el año pasado: la compra del Canal del Fútbol (CDF) por parte de la norteamericana Turner, deal que rondó los US$ 2.200 millones; y la venta del negocio financiero de Walmart en Chile a BCI en unos US$ 800 millones.

Neuhauser armó la arquitectura de la salvación de Avianca Brasil, y para ello, negoció con el principal tenedor de deuda de Efromovich en la compañía: Paul Elliott Singer, a quien Bloomberg lo ha catalogado como "uno de los hombres más temidos del mundo financiero"; la revista Fortune lo describe como uno de los administradores de fondos "más inteligentes y duros". Otros, como la expresidenta argentina Cristina Fernández lo tildan como "buitre capitalista", por su rol como el principal fondo tenedor de la deuda soberana de ese país. The Independent prefiere retratarlo como "un pionero en el negocio de comprar bonos soberanos a bajo costo y luego perseguir a los países en busca de deudas pendientes de pago". Es así como Argentina, Perú y el Congo han tenido que lidiar con Elliott como su contraparte.

El chileno logró acordar una fórmula con Elliott para sacarle el máximo valor a la liquidación de Avianca Brasil, que es el desmembramiento de los activos de la compañía por unidades operativas, donde se pueda vender cada parte en licitaciones. Es así como Neuhauser viajó por EEUU, Brasil y Chile buscando a interesados para la puja, donde finalmente logró convencer a importantes aerolíneas, como Latam Airlines, Gol y Azul.

Ahora que surgió este desafío profesional dentro de Avianca Holdings, el todavía head of investment banking regional de Credit Suisse, no podrá ver el desenlace de la firma en Brasil.

Neuhauser se ha ido cimentado un nombre en el mundo de las aerolíneas a nivel regional y conoce el paño como pocos banqueros en la región. Fuentes de la industria señalan que asesoró a Bill Franke, el millonario dueño del holding aéreo Indigo Partners, cuando planeaba llegar a Latinoamérica de forma inorgánica, para lo cual habría sondeado comprar a SKY. Ante la negativa de la familia Paulmann, el empresario norteamericano decidió competir desde cero y es así como creó a JetSmart.

Este año el nuevo CFO de Avianca asesoró a Latam Airlines en la recompra por más de US$ 300 millones de casi el 30% del plan de tarjeta de fidelización que tiene TAM en Brasil y que estaba abierto en bolsa, llamado Multiplus. Apoyó a la firma de los Cueto para que volvieran a tener el 100% de la tarjeta, con miras a una posible homologación de plan junto a Latam Pass.

Neuhauser inició su carrera como vicepresidente de investment banking de Celfin Capital, donde estuvo cuatro años. Luego se instaló en Miami y emprendió con WebMercury, una plataforma de medios de pago, para más tarde volver a Celfin Capital por cinco años, donde en paralelo era director de otra firma internacional de medios de pago, SafetyPay.

En 2007 aterriza al banco Merrill Lynch en Nueva York, donde se desempeñó por cinco años como managing director de investment banking. Fue allí que se especializó en las operaciones de firmas aéreas y de transporte en general. Entre 2012 y 2014 fue presidente de la firma de transporte y logística norteamericana Railex, en 2015 asumió como managing director de investment banking de Deutsche Bank para Chile y la región andina, y un año después asumió el mismo cargo en la competencia, en Credit Suisse.

Comenta