JPMorgan rebaja a 0,9% crecimiento de Chile y enciende alarmas por un marzo violento

Plaza Italia

El recorte de las estimaciones obedece a las “repercusiones directas” de la situación económica China, golpeada por el coronavirus.


Aunque no suele figurar entre los más pesimistas, actualmente JPMorgan cuenta con el segundo peor pronóstico para el crecimiento de Chile en 2020, de acuerdo a los datos compilados por Bloomberg.

A principio de mes, la entidad rebajó sus previsiones para el país desde 1,1% a 0,9% para 2020, estimación solo mayor a la de 0,7% de UBS, y se ubica levemente por debajo del punto medio del rango contemplado por el Banco Central (0,5%-1,5%).

El banco explicó el recorte en función de la emergencia por coronavirus que afectará a la economía china con "repercusiones directas en Chile". Según detallan, "con los sectores manufacturero y minero expuestos directamente a través de las exportaciones, es probable que los retrasos en los envíos (ya evidentes en el salmón y las frutas frescas) afecten la actividad".

Pero los análisis pesimistas no se agotaron ahí. "Marzo se avecina grande" es el título del informe difundido hoy por JPMorgan, donde analiza el escenario que enfrentará Chile previo a la votación sobre una nueva Constitución.

La referencia al próximo mes lo hace en función de las cerca de 25 manifestaciones ya convocadas que se consignan en el reporte, las que incluyen una huelga general, según lo consigna la propia entidad.

"A dos meses para el plebiscito nacional inicial, todavía hay numerosas dudas sobre si la discusión política se canalizará adecuadamente o si se reanudarán las protestas violentas", se lee en el informe publicado, donde subrayan "actualmente prevalece la incertidumbre".

En ese marco, el banco estadounidense considera que "la discusión ordenada de una nueva constitución aparece como una condición necesaria para que la economía recupere su equilibrio", advirtiendo que de no cumplirse ese requisito "podría surgir un nuevo episodio de inestabilidad financiera, poniendo a prueba los límites del marco político (política fiscal y monetaria expansiva) en medio de una prima de riesgo más alta".

Asimismo, mientras describe la baja popularidad del Presidente Sebastián Piñera y de la clase política en su totalidad, JPMorgan asegura que la estabilidad política y financiera son "condiciones necesarias para que el crecimiento económico reanude una tendencia positiva", poniendo el acento en que "la estabilidad política está decididamente entrelazada con el proceso constitucional, ya que el ciclo electoral de 2021 se superpondrá con el debate constitucional".

Comenta