Presidente y cinco directores de Clínica Las Condes cuestionan la OPA de Cecilia Karlezi

andres navarro

Andrés Navarro, expresidente del directorio de Clínica Las Condes, criticó la OPA de Karlezi.

Andrés Navarro y compañía critican que el precio ofrecido para tomar el control es bajo y que el cambio de modelo, donde los médicos no requerirían ser accionistas para prestar sus servicios, desnaturaliza y violenta el modelo de negocio de la empresa.




Continúan las polémicas en torno a la agresiva Oferta Pública de Acciones (OPA) a través de la que Cecilia Karlezi quiere obtener el control de Clínica Las Condes (CLC).

La semana pasada, se dio a conocer que la sociedad Lucec Tres, ligada a Karlezi, lanzará una OPA por el 22,73% de la compañía a un precio de $40.000 por acción, lo que implica un premio de 8,2%. El monto de la transacción sería de $76.148 millones (US$106 millones). De este modo, quedaría con un 50,1% de la propiedad.

Y este lunes el presidente de la empresa, Andrés Navarro, junto a otros cinco directores, ninguno ligado a Karlezi entregaron su opinión sobre la operación a los accionistas, donde criticaron tanto el precio ofrecido como el cambio de enfoque que implicaría que los médicos ya no requerirían ser accionistas para prestar sus servicios en la clínica.

"Opino que la OPA efectuada por Lucec Tres S.A. no resulta conveniente para los accionistas de Clínica Las Condes S.A., toda vez que el precio ofrecido no presenta un premio para obtener su control. Como ya se indicó, ni siquiera difiere con el pagado en la transacción realizada por el oferente en marzo del presente año, para adquirir un paquete accionario", sostuvo Andrés Navarro.

En ese sentido, indicó que el 29 de marzo pasado Lucec Tres adquirió 711.498 acciones de CLC en $40.000 por acción, es decir, el mismo precio ofrecido para la OPA.

Navarro agregó que "Clínica Las Condes en los últimos dos años, ha pasado por un fuerte proceso de reestructuración, que la ha vuelto a poner en una situación financiera y operativa, que le permitirá un crecimiento sano en el futuro. En este sentido, el premio ofrecido o mayor valor de adquisición de la acción por parte del oferente de la OPA, no considera lo anterior. Se trata así, de un precio bajo que no internaliza los cambios implementados en la administración y en la operación del negocio, que rentabilizarán la compañía a mediano plazo".

En la misma línea, el director Alberto Eguiguren Correa criticó que la trayectoria de la acción en los últimos años demuestra que el precio ofrecido es inferior al precio que tenía en octubre y noviembre de 2016, al que tenía en noviembre de 2017, en mayo, junio y julio de 2018 y al de abril, mayo y junio de este año.

Añadió que al considerar el precio del título desde 2011 hasta ahora podemos concluir que "el precio mayor en dicho período fue de $44.998, por lo tanto el precio de la oferta es incluso menor en un 12% a dicho valor" y que "el porcentaje de días, durante dicho período, que el precio de la acción de la clínica ha estado sobre el precio de la oferta es de un 39% de los días que se transó la acción".

También enumeró varias OPA mediante las que se concretaron cambios de control en compañías locales que implicaron importantes premios, como el premio de 70,1% que se pagó por CFR, el de 117,3% que se desembolsó por FASA, de 153,6% por CEM y de 200% por Quemchi. Por todo ello, afirmó que la oferta "no es conveniente ni oportuna".

Los otros directores que también cuestionaron el precio de la transacción fueron Alfredo Misraji, Herman Chadwick, Francisco y Silva Carlos Schnapp.

Cambio de enfoque

Otro punto que generó controversias entre los directores que ya entregaron su visión sobre la OPA es el cambio en la dirección que tendría la compañía si Karlezi toma el control.

"Desde ya, es posible advertir el cambio de enfoque señalado, dado que principalmente se propone que los médicos no requieran ser accionistas de CLC para prestar servicios médicos en ella, apartándose del modelo original de propiedad, control y administración de la misma, donde el cuerpo médico participa activamente como accionistas y principales prestadores del servicio core de la compañía", cuestionó el director Alfredo Misraji.

Añadió que "esto desnaturaliza y violenta directamente la esencia del modelo de negocio que ha imperado en CLC, que por de pronto ha llevado a la sociedad al éxito actual".

En la misma sintonía Herman Chadwick advirtió que "esto afectaría a mi juicio la esencia del modelo que ha imperado con respecto a la propiedad y administración de Clínica Las Condes, el que hasta ahora se ha compartido entre médicos y accionistas".

Francisco Silva profundizó en este ámbito al remarcar que "la decisión de promover un cambio en las relaciones con el estamento médico, que forma parte integrante de la propuesta del oferente, en mi opinión, generaría incertidumbres adicionales en las relaciones con estos profesionales".

Lo anterior, resaltó, "podría contribuir a generar inestabilidad financiera, situación particularmente grave considerando las dificultades económicas que tuvo CLC y las cuales, con la última administración, se han estado superando exitosamente".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.