Claudio Huepe: “Estamos convencidos de que con la entrada de Enap el efecto será muy relevante en el precio”

El ministro de Energía detalló el plan que tiene el gobierno con la irrupción de la Empresa Nacional del Petróleo en el mercado del gas licuado. Asegura que con este “cuarto actor” generará una presión bajista en los precios. No obstante, afirma que “el problema no es la disponibilidad de gas, sino que lo que viene por delante es la implementación de la distribución mayorista”.


El gobierno lanzó finalmente su estrategia para poder reducir los precios en el mercado del gas licuado. Y si bien el propio Presidente Gabriel Boric lo mencionó en su cuenta pública del pasado 1 de junio, la idea de comenzó a materializar este viernes. Se trata del plan piloto para que la Empresa Nacional de Petróleo (Enap) comience a comercializar gas licuado. En una primera etapa se consideran 6.000 cilindros de 15 kilos, pero con la meta de alcanzar los 100 mil cilindros hacia fines de año. Sobre este plan en marcha, el ministro de Energía, Claudio Huepe, sostuvo que con la irrupción de Enap en este mercado se generará mayor competencia y, por ende, una disminución en los precios. Sostiene que hay gas suficiente para poder ingresar a este mercado. Sin embargo, el tema ahora es su implementación para la distribución.

Se anunció un plan piloto para que Enap comercialice 6.000 cilindros de 15 kilos, pero la meta para este año es alcanzar los 100 mil cilindros para 100 mil familias. ¿Lo ve factible?

El piloto que comenzó considera 6.000 cilindros de 15 kilos, pero inmediatamente se sigue adelante para llegar a los 100 mil a fines de año. Este plan sirve para que la empresa pueda identificar algunos aspectos administrativos y operativos del desarrollo de la actividad del gas licuado de petróleo. Esta es una primera etapa que busca hacia fines de año llegar a unas 100 mil familias, y, por lo tanto, estamos avanzando en esa dirección. En el proceso hay temas de logística, de costos, operativo, de gestión, de seguridad, de mantención. Hay una serie de aspectos que esta etapa piloto ayudará a resolver, pero en vista a una continuación del desarrollo del negocio.

¿Y se logra la meta de las 100 mil familias? ¿Cómo se ampliará la capacidad de producción de la empresa?

Hacia fines de año deberíamos estar acercándonos a esa cifra. Eso es algo que ahora definirá el plan de negocios que hará Enap al respecto, pero es el objetivo que fijó el Presidente Boric en la cuenta pública y, por supuesto, lo que nosotros nos toca es trabajar junto con Enap en diseñar el camino para que sea un cuarto actor en el mercado del gas licuado lo más rápido posible. Este plan piloto es el paso inicial para poder avanzar.

¿Hoy Enap tiene la capacidad para la producción de los 100 mil cilindros?

Un tema es la disponibilidad del recurso, del gas licuado de petróleo. Hoy Enap tiene aproximadamente el 17% del volumen total de lo que se comercializa en el país, pero otra cosa es implementarlo para llevar adelante la parte de los cilindros y las instalaciones de llenado de cilindros. Actualmente Enap tiene instalaciones de llenado operativas en San Fernando y Linares, pero además tiene plantas donde se está estudiando su rehabilitación en Hualpén y Concón. Esto permitiría expandir fuertemente el ámbito geográfico del gas y eso es relevante para pasar a un siguiente nivel de alcance de números de familias que pueden acceder a este gas.

¿La entrada de un cuarto actor, que en este caso es Enap, es la fórmula para bajar los precios?

Estamos convencidos de que el efecto de un cuarto actor, que por lo demás es público como Enap, será muy relevante en el precio. Se puede observar que desde que hemos hecho este anuncio de que habrá una participación activa de un cuarto actor, ya ha tenido un efecto en el mercado. Hoy día se ve que hay una serie de ofertas que hacen las empresas que están en el mercado para reducir sus precios. Tenemos la convicción de que un cuarto actor que entre en competencia aportará en mantener la disciplina en el mercado para asegurar los costos más eficientes. Una vez que se instala un competidor público inevitablemente genera una presión competitiva sobre todo el mercado.

Usted dice que ya se está reflejando en el precio. ¿Se puede cuantificar el impacto que ya está teniendo este anuncio?

Hay diferentes ofertas presentes en el mercado. Cada empresa ha hecho su política comercial al respecto. Lo que nosotros sí podemos decir es que es evidente y notorio, que desde que comenzó este proceso hemos visto más oferta del mercado.

¿Cuándo debería estar completamente implementado y Enap ser un actor relevante en el mercado del gas?

Esto es un proceso continuo de desarrollo. La primera fase de este proceso comienza ahora con este plan piloto, luego se engancha con la etapa expansión y esa expansión será sostenido en función de un plan de desarrollo responsable y sostenible que va a llevar adelante la empresa para ser un actor relevante. Hay temas técnicos que resolver. Uno de ellos es la disponibilidad de cilindros, pero lo importante es que es un continuo hasta desarrollar un rol fundamental dentro de la oferta. El problema no es la disponibilidad de gas, sino que lo que viene por delante, que es la implementación de la distribución mayorista.

¿Por qué no se avanza con una fórmula de subsidio a la oferta, a las empresas como se hace con los otros tipos de combustibles? ¿Es por las dudas que tiene el gobierno sobre si es o no competitivo es mercado?

El gobierno ha impulsado una serie de iniciativas como los mayores recursos para el Mecanismo de Estabilización del Precio de los Combustibles (Mepco), la estabilización del precio a las parafinas y el bono invierno, esa es una dimensión. Esto porque también tenemos que pensar en el mediano y largo plazo, y asegurarnos que los precios a los cuales las personas accedan pueden ser los mínimos posibles. Eso es lo más importantes.

¿Se descarta, entonces, algún tipo de subsidio para este tipo de industria?

Como parte de la discusión de la ley de estabilización de las cuentas de la luz, se debatió bastante el tema de los subsidios. El Estado está haciendo un aporte relevante para estabilizar las cuentas de la luz para cerca del 90% de la población, e incluso en este semestre no se aumentará ni siquiera por el IPC. Sin embargo, entendemos que el problema es un poco más complejo y tiene que ver con la vulnerabilidad y la pobreza energética, ese uno de los pilares fundamentales de nuestro programa de gobierno. La discusión sobre el subsidio no hay que mirarlo sólo en el aporte a un precio, sino que en cómo se reduce el costo de la energía para los hogares. Ahí tenemos algunos proyectos que ya están en desarrollo. Uno de ellos es el programa de aislación térmica masivo que llega a decenas de miles de familias durante este periodo o el de generación eléctrica comunitaria que permitirán reducir la cuenta de la luz de muchos ciudadanos.

Sobre la otra arista para regular esta industria está el proyecto del gobierno para mejorar la competencia. ¿En qué está y por qué no se ha ingresado aún al Congreso?

Vamos a tener un periodo de discusión prelegislativa bastante pronto con parlamentarios y expertos. Lo central de ese proyecto es mejorar el funcionamiento del mercado, de tal manera que haya una mayor competencia, más información y sanciones adecuadas. Pasará por un proceso de discusión y eso llegará en su momento al Congreso.

Con respecto al proyecto de gas natural, ¿por qué se decide retirar el proyecto del anterior gobierno? ¿No establece lo mismo el nuevo proyecto?

Este proyecto comparte no sólo con la iniciativa del gobierno anterior, sino que con mociones parlamentarias un aspecto muy importante que es la derogación del artículo transitorio, pero tiene un par de elementos sustantivos que alteran y generan un impacto sobre la regulación que es muy distinto al proyecto que había antes, eso es importante aclararlo. Lo que se incorpora en este proyecto de ley es el ajuste de la rentabilidad para aquellas inversiones que ya han cumplido un cierto período relevante de su vida útil y otro artículo transitorio que asegura que cualquiera sea la condición de los contratos, se va a considerar siempre al momento de la vigencia el contrato más eficiente para el momento del cálculo de rentabilidad, es decir, si hay alteraciones en los contratos existentes de procesamiento de gas se considerará el más eficiente vigente en la actualidad.

El ministro de Economía, Nicolás Grau, afirmó cuando se anunció este proyecto, que esta industria es un monopolio natural, ¿comparte ese juicio?

Lo que se ha señalado siempre es que este sector tiene ciertas características que lo hacen distinto de los otros más convencionales de productos y servicios por razones obvias, dado que esta es una instalación de ductos donde los contratos son de largo plazo. La particularidad de la situación no lo asimila a lo que sería un modelo estándar de funcionamiento de competencia perfecta, eso es bastante evidente.

¿Pero es monopolio natural?

Es que lo relevante acá más que discutir eso es que este sector no se asimila a un mercado completamente competitivo, por lo tanto, se requiere una regulación, y eso es lo que estamos haciendo ahora perfeccionando la regulación.

Hay expertos que plantean que no es monopolio natural, porque tiene competencia con otros tipos de gas como licuado, kerosene, electricidad y leña en calefacción, por ejemplo.

Es bastante evidente si se tiene una instalación de gas natural no puede instantáneamente cambiarse a otro tipo de servicio, porque eso requiere de ciertas modificaciones estructurales y, por lo tanto, nos parece evidente que no es lo mismo que un mercado competitivo donde las personas pueden elegir libremente frente a una señal de precios.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.