Déficit de la cuenta corriente en Chile continúa al alza y alcanza nivel récord

Dólar se acerca a los $ 800.

El déficit de la balanza comercial de bienes y servicios y por las rentas de la inversión extranjera en Chile son las explicaciones que da el Banco Central para el déficit de la cuenta corriente durante el tercer trimestre.


En línea con la desaceleración de la economía y en tendencia con los últimos reportes, la cuenta corriente de Chile registró un déficit de US$9.428 millones durante el tercer trimestre de 2022, el cual, acumulado en un año equivale a 9,9% del Producto Interno Bruto (PIB), un nivel récord según resaltó Bloomberg y la infromación histórica.

“El resultado se explicó por el déficit de la balanza comercial de bienes y servicios y por las rentas de la inversión extranjera en Chile”, detalló el ente emisor por medio de un informe.

Mientras que, el vicepresidente del Banco Central, Pablo García, y el gerente de análisis macroeconómico, Markus Kirchner, comentaron que “el incremento del déficit en cuenta corriente en el año móvil terminado en el tercer trimestre se ha debido por tanto a fenómenos distintos (particularmente más inversión) a los que subyacen la tendencia proyectada de moderación de este déficit (mayor ahorro privado y público)”.

Un conjunto de antecedentes sugiere una reducción sustancial del déficit en lo venidero. Las proyecciones del IPoM de septiembre 2022 consideran que baje a 3,6 y 3,3% del PIB en 2023 y 2024, respectivamente”, agregaron.

Sobre el detalle que explica el déficit de cuenta corriente, los expertos del Banco Central, por medio de un comunicado, resaltan que la expansión del gasto durante la pandemia en 2021 afectó el ahorro del Estado y de los hogares, efecto que todavía persiste este año, pero que ven que va en retirada tras el fin de los estímulos al consumo como las ayudas estatales masivas y el retiro de dinero desde los fondos de pensiones. Otras razones que también se destacan es el impacto de factores externos como las consecuencias de la invasión de Ucrania por Rusia.

De cara al futuro, García y Kirchner plantean que “las alzas de la Tasa de Política Monetaria y la depreciación del peso contribuirán al aumento del ahorro privado y la reducción de los desequilibrios de demanda y oferta. También colaborará el mayor ahorro público y la devolución de otros factores, como los altos costos de transporte (...) se espera que a contar del cuarto trimestre de este año el déficit comience a ceder y se reduzca hacia niveles más sostenibles”.

El déficit implica una “elevada vulnerabilidad a ajustar las condiciones financieras mundiales”, dijo Felipe Hernández, economista de Bloomberg Economics para América Latina. “Ahora que el banco central ha considerado el fin del ciclo de ajuste, apunta a un debilitamiento adicional de la presión sobre la moneda”.

El déficit se compara con el pronóstico promedio de US$7.300 millones de tres analistas encuestados por Bloomberg, mientras que el déficit del segundo trimestre se revisó al alza en más de US$1.000 millones frente a la lectura original de US$6.5600 millones.

“El sólido crecimiento de la inversión en maquinaria y equipamiento compensó el lastre de la caída del consumo y mantuvo las importaciones cerca de su nivel récord”, agregó Hernández.

Por otro lado, la cuenta financiera registró entradas netas de capital por US$11.177 millones, “lideradas por una disminución de los activos de reserva del Banco Central, asociada al programa de intervención cambiaria”, que se impulsó una vez que el dólar registró su valor más alto en la historia ($1.050).

Por su parte, al cierre de septiembre de 2022, la posición de inversión internacional (PII) neta aumentó su saldo deudor respecto del trimestre precedente, hasta ubicarse en US$44.557 millones (16,5% del PIB, en términos anuales). “El resultado respondió mayoritariamente a una disminución en el stock de activos, principalmente por las desinversiones realizadas por el Banco Central y los efectos de valoración en los activos de los Fondos de pensiones”, explicó el texto.

En tanto, la deuda externa se redujo hasta ubicarse en US$226.229 millones (84,0% del PIB), “debido a una caída en el valor de los bonos de Gobierno y Empresas, y a la depreciación de las monedas respecto del dólar, en particular del euro”, detalló el Banco Central.

Además, la deuda externa de corto plazo residual se ubicó en US$71.985 millones, “principalmente por compromisos de pagos en los próximos doce meses de entidades de inversión extranjera directa (IED) y del resto de las empresas no financieras”, puntualizó.

Lea también en PULSO

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.