Dónde están los 900 mil empleos que aún no se recuperan

Desde el peor momento de la pandemia para el mercado laboral, en julio de 2020, se han recuperado cerca de 1,1 millones de puestos de trabajo, por lo que todavía se está a medio camino de volver a niveles precrisis. Mujeres, asalariados del sector privado y personas con menos años de escolaridad son los más perjudicados.




La semana pasada el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que, en el trimestre móvil diciembre-febrero, siguió recuperándose el empleo, con un alza de 46.200 puestos de trabajo en relación al trimestre inmediatamente anterior, con lo que se completaron siete meses seguidos de creación de empleo.

Sin embargo, a pesar de ese incremento, la situación en el mercado del trabajo está aún a medio camino de recuperar todo lo perdido durante la pandemia. En el peor momento de la crisis, en julio de 2020, se llegaron a perder casi 2 millones de puestos de trabajo en relación a los datos de febrero del mismo año. Con los últimos datos del INE se evidencia que se han recuperado cerca de 1,1 millones, quedando aún 895.750 empleos por recuperar en comparación a un año atrás, lo que corresponde a 9,9% de puestos de trabajo menos.

Analizando la base de datos de la Encuesta de Empleo del organismo estadístico se logra ver dónde faltan esos empleos, en relación a febrero. Una de las principales conclusiones, y que expertos han venido alertando hace meses, es en la dificultad que están teniendo las mujeres para reincorporarse al mundo del trabajo, para lo que han insistido en políticas como la sala cuna universal. De hecho, del total de empleos menos, 503 mil fueron perdidos por mujeres y 392 mil por hombres.

Por regiones, en términos de porcentajes, las más golpeadas por los empleos perdidos son Los Ríos, con una caída de 19,3% (38.006 puestos menos), La Araucanía con -18.2% (-81.694) y Los Lagos con -17% (-68.602). En términos absolutos, como es obvio, la mayoría de los puestos no recuperados está en la Región Metropolitana, con 280.294 menos que hace un año, que equivale a una caída de 7,1%.

Por años de escolaridad, se ve que las mayores pérdidas de empleo están en aquellos trabajadores con educación secundaria o menor. Mientras, por categoría ocupacional, el mayor número de empleos perdidos está entre los asalariados del sector privado (el grupo más grande), con 530.548, lo que equivale a una baja de 9,8%. Sin embargo, en términos de porcentaje, los mayores retrocesos están en el personal de servicio doméstico (-32,3%) y entre los empleadores (-31,2%).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.