Estudio de Dictuc prevé deterioro en la calidad del servicio móvil si operadoras devuelven espectro

Gente Hablando por Celular

Foto: Andrés Pérez

Informe encargado a Dictuc por Asiet -cuyo director ejecutivo es el exsubsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello- aseguró que si esto ocurre, los tiempos de descarga se duplicarían, una de cada cinco llamadas no se concretaría e incluso se aumentarían los atochamientos en épocas peak, como fiestas o emergencias.




Un complejo escenario se podría generar en el sector telecomunicaciones si se concreta la devolución de espectro ordenada por la Corte Suprema. Así al menos lo anticipa un informe elaborado por el Centro de Investigación Dictuc de la Universidad Católica, por encargo de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (Asiet, cuyo director ejecutivo es el exsubsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello), que fue presentado al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) en el marco del caso que se sigue en esa sede por el plan nacional de espectro.

El estudio completo al que tuvo acceso PULSO, se realizó en base a pruebas técnicas reales efectuadas por las tres operadoras aludidas por la Suprema, es decir, Entel, Movistar y Claro; donde se apagaron las portadoras (antenas) equivalentes a la cantidad de espectro que se debería enajenar.

Las pruebas se realizaron en la comuna de Melipilla, según los autores. por ser representativa de la realidad país. Esto, contemplando celdas con diversa carga de usuarios y ubicadas en zonas tanto urbanas como rurales.

Además, las pruebas se efectuaron en días hábiles, con una duración de entre 8 y 10 horas, y para esto se consideraron las macro bandas de 700, 850, 900; 1.900; y 2.600 MHz.

Los resultados

El análisis de Dictuc arrojó, por ejemplo, que aumentarían las fallas de sistema, expresado en mayores tasas de intentos y desconexión (cortes) de llamadas de voz.

En rigor, uno de cada cinco intentos de llamada no llegaría a concretarse o serían interrumpidos, mientras que en datos, los resultados fueron todavía más complejos.

En red 3G, por ejemplo, las conexiones exitosas caerían en un 40%, desde un 93%, en condiciones normales, a un 56,8%, tras la enajenación de espectro.

"En tanto, se comprueba que los tiempos de navegación se incrementarían 10 veces más de lo normal", indica el análisis.

En red 4G, en tanto, la caída en la calidad de servicio sería menos pronunciada, aumentando los tiempos de descarga al doble que lo actual.

"Ello significa, por ejemplo, que bajar un video o visualizar una página web, se demora el doble, un importante indicador de calidad de datos. Cabe mencionar que la tasa de desconexiones sube al doble, lo cual hace que haya más usuarios intentando conectarse y permaneciendo por tiempo adicional para realizar las mismas tareas", indica el informe de Dictuc.

Además, se plantea que, dada la menor holgura con que contarán los operadores, se anticipa que en momentos peak, como fiestas patrias, año nuevo o eventos de emergencias -como incendios o sismos-, el atochamiento de la red o congestión sería mayor al actual.

Finalmente, Dictuc anticipa que hay un efecto de 'no-linealidad', en el sentido que todos los operadores deben realizar la enajenación dentro de las mismas fechas, por lo cual las medidas de mitigación pueden interferirse.

Rol de Subtel

Precisamente, por estos días el TDLC debiera hacer público el informe enviado por la Subsecretaría de Telecomunicaciones, que define cómo y en qué plazos debiera concretarse la enajenación de espectro por parte de las tres operadoras que perdieron un juicio contra Conadecus.

Una de las opciones que se manejaría es que el espectro pueda ser comercializado a terceros.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.