Gobierno y grandes empresarios chocan en la CPC por proyecto de fraude con tarjetas que disgusta a los bancos

Líder de la CPC advirtió sobre potenciales mayores costos para la gente. El ministro Blumel refirmó que el gobiero vela por el interés general de al ciudadanía.


El proyecto que empuja el gobierno y que busca hacer responsable a la banca por los fraudes informáticos sigue generando controversia y se reflejó en la cita en la que participó el secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, en la sede de la CPC junto a los grandes empresarios.

A la salida de esa reunión, el líder de ese gremio, Alfonso Swett, reconoció que el sector privado ve con “mucha preocupación” esta iniciativa promovida por el senador RN Manuel José Ossandón, debido a que, en su opinión, esos eventuales costos finalmente se verán traspasados a los clientes.

Le hemos explicado nuestras razones al ministro. Agradezco que haya tomado nota de ello, pero estamos viendo ese proyecto con mucha preocupación, sobretodo que en definitiva lo que estamos viendo es que los costos financieros de pagar deudas a las familias se están incrementando y digamos claramente, cuando usted le pasa costos a un sector como la banca, finalmente se termina traduciendo en mayores intereses y mayores cargas de servicios de deuda a las personas”, dijo Swett.

Más allá de la señal de que siempre están abiertos al diálogo, el secretario de Estado dejó claro que hay una clara discrepancia con el gran empresariado respecto a este tema, que ha sido encabezado por el ministro de Economía, José Ramón Valente

“Tomamos nota (de la preocupación de los empresarios). Obviamente no estamos de acuerdo en todo. Ellos plantearon una visión, el gobierno tiene otra visión”, dijo Blumel.

“Siempre tomamos nota de los planteamientos que se hacen y acogemos todo aquellos que desde la posición y perspectiva del gobierno, calza, no solamente con el programa, sino con el interés general de la ciudadanía”, afirmó la autoridad quien, sin embargo, no quiso precisar sobre los puntos exactos en los que hay discrepancias.

Seguir leyendo