La banca y la industria alertan por estancamiento económico y llaman a un “pacto” para enfrentar los desafíos del crecimiento

Desde la Abif advierten que la coyuntura actual “es tal vez la más difícil” en más de 40 años, mientras que la Sofofa tildó el momento como “el más relevante de los últimos 50 años".




El presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Richard Von Appen, y su par de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif), José Manuel Mena, analizaron la actualidad económica y mostraron su preocupación por las perspectivas en torno al crecimiento económico.

En el programa La Semana Económica, de Icare TV, los representantes gremiales apuntaron a una falta de disposición al diálogo con las autoridades, pero también hicieron un llamado a generar acuerdos, o pactos sociales, que permitan recuperar la senda del crecimiento.

“La coyuntura actual es tal vez la más difícil que me ha tocado ver en más de 40 años en instituciones bancarias, por la dimensión, por la profundidad, por el horizonte tan poco claro. Yo haría un llamado en ese sentido, que requerimos un pacto social, un pacto de paz que permita dimensionar adecuadamente los recursos para poder solucionar los problemas sociales”, planteó en la instancia el presidente de la banca chilena.

En su análisis, Mena abordó los puntos que más levantan la preocupación del sector privado, como el déficit de cuenta corriente, un tipo de cambio elevado y la escalada inflacionaria, que configuran, a su juicio, una situación “de las más difíciles de las últimas décadas”.

Por eso, planteó que las soluciones “no pasan por endeudamiento, es un camino bastante estresado”, sino por una reducción del gasto fiscal.

Aseguró que el estancamiento de la economía se refleja en una menor demanda por créditos, donde aseguró que “si estamos con una caída de los créditos, del orden del 4%, significa que efectivamente el país está cayendo en una forma relevante”

En esa línea, aseguró que la desaceleración que exhibió la actividad económica en junio, tras crecer 3,7% anual y encadenar su tercer mes consecutivo de caídas en términos desestacionalizados, es una “señal” sobre la marcha de la economía, pero afirmó que “el fenómeno es más preocupante y tal vez lo que debemos empezar a conversar son dos palabras que han sido tabú en años recientes: inversión y crecimiento”.

Al respecto, si bien destacó que tras los años de bonanza económica “tuvimos la sensación de que éramos ricos”, lo cierto es que para Mena “Chile es un país de la medianía de la tabla hacia abajo”.

“Mi mirada es que somos un país pobre, que tenemos algunos recursos más que otros, pero para poder tener la potencialidad de solucionar los problemas que todos aspiramos, significa volver a esas dos palabras tabú”, afirmó.

En ello, refutó algunas iniciativas como la reforma tributaria, asegurando que “no es posible hacer todo al mismo tiempo”, ya que primero es necesario “generar recursos para solucionar los problemas sociales”.

“Yo no quiero tener el dólar a $ 1.500, no podemos como país llegar a ese nivel. Necesitamos un dólar razonable, variables económicas razonables para que permitan que podamos nuevamente generar recursos para solucionar los problemas sociales. Porque sin esos recursos, con impuestos no es suficiente, con impuestos no vamos a lograr resolver los problemas mayores”, sostuvo.

Von Appen

Por su parte, el presidente de la Sofofa, Richard Von Appen, aseguró que “hemos hecho un esfuerzo importante, tanto con la convención como el gobierno, de hacer los planteamientos que consideramos son importantes y la verdad es que se nos ha escuchado poco o nada”, dijo el representante gremial.

En la instancia, el presidente de Ultramar aseguró que “el debate sobre el crecimiento, no lo vemos incorporado dentro de la agenda de discusión”, lo que a su juicio es “lamentable” porque “los frutos de las medidas se ven dos, tres, o cuatro años después”.

En esa línea, apuntó que la baja inversión y falta de medidas para aumentar la productividad “anticipan que podemos tener años muy complicados en que podemos tener un impacto en el tema del empleo”.

Von Appen agregó que, a su juicio, “estamos viviendo un momento histórico, probablemente el más relevante de los últimos 50 años”.

“Estamos frente a decisiones muy importantes, y estas decisiones van a tener un impacto sobre el futuro de nuestro país. Y tal como hay aspectos positivos que se están discutiendo, hay activos que son, a mi manera de ver, malos para el futuro de la inversión, del desarrollo económico y finalmente las oportunidades de las personas”, planteó.

En esa línea, Von Appen se sumó al llamado de Mena y aseguró que él también espera “que nosotros podamos tener un pacto para poder enfrentar esto, pero con una mirada más de mediano y largo plazo, porque la situación actual, con el nivel de inseguridad que tenemos, el nivel de inflación que estamos teniendo, el estancamiento de la inversión; si no hacemos algo, esto va a tener un impacto relevante en las personas en los próximos tres cuatro años. Y esas decisiones hay que tomarlas ahora, no podemos seguir esperando”, señaló.

En esa línea, afirmó que hacen un “llamado respetuoso a la autoridad” para discutir una propuesta, en la que también ve necesario “sumar a muchos actores”.

“Esto tiene que incluir al mundo del trabajo, con los sindicatos, con organizaciones sociales, y ciertamente los gremios de grandes empresas, pero también del emprendimiento. De esta situación vamos a salir solamente si salimos unidos, con un propósito y escuchándonos”, remarcó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.