Ley retorno seguro: el impacto y las medidas que deberán tomar las empresas con la nueva normativa

09 Abril 2021 Trabajadores del Centro de Trazabilidad de casos Covid 19 de la region Metropolitana. Foto : Andres Perez09 Abril 2021 Trabajadores del Centro de Trazabilidad de casos Covid 19 de la region Metropolitana. Foto : Andres Perez

Gobierno normó los protocolos para el regreso progresivo de los trabajadores a sus puestos de trabajo, pero ¿están preparadas las empresas para este proceso? Elementos sanitarios en las oficinas, constante control a los trabajadores, teletrabajo para quienes cumplan con las condiciones y hasta un seguro médico de cargo del empleador son parte de las nuevas reglas.




Hace poco más de una semana el gobierno promulgó la llamada ley de retorno seguro al trabajo, una normativa que establece una serie de protocolos para que el regreso gradual a los puestos laborales cumpla con las normas sanitarias correspondientes.

El reglamento además permite que trabajadores de más de 60 años puedan teletrabajar, lo mismo que personas con ciertas condiciones de salud (hipertensión, enfermedades cardiovasculares, cáncer) o que tengan a su cuidado niños o adultos mayores. Además, las licencias médicas por COVID-19 no tendrán periodo de carencia, es decir, serán canceladas íntegramente y se deberá pagar un seguro médico de cargo del empleador.

Pero la pregunta que surge es si las empresas están preparadas para dar cumplimiento a esta normativa y cómo se deberán adaptar a esta nueva normalidad laboral que debiese empezar a concretarse de manera gradual, en la medida que la población complete el proceso de inmunización y los casos empiecen a declinar.

“Mientras se definen las condiciones para volver paulatinamente al pleno funcionamiento presencial, se espera que todos estén planificando protocolos mediante un diálogo entre empresas, empleados, contratistas, expertos en seguridad y entidades reguladoras, para así garantizar una reapertura segura”, adelanta Jorge Gamero, Gerente General de ManpowerGroup Chile.

Al respecto, Carla Vidal, gerente legal de Randstad, explica que esta ley se centra en “una serie de normativas que principalmente se enfocan en un par de temas que para mí son principales. Primero, la elaboración del protocolo tipo, que tiene un plazo de ciertos días hábiles desde la publicación de esta ley, por lo tanto, si se quiere enviar a los trabajadores a realizar trabajo presencial, hay que adoptar y tener este protocolo ya instaurado en las empresas”.

Vidal cree que la implementación de la ley no generará mayor problema en las grandes empresas, aunque si eventualmente en las pymes, ya que implica pagar un seguro, que según el ministro del Trabajo, Patricio Melero, debiese estar en torno a los $10 mil anuales por trabajador.

“Las grandes empresas no debiesen complicarse, ya que manejaban gran parte de estos protocolos, sin embargo, el problema puede ser para las pymes, ya que generar un seguro de un día para otro es lo más difícil de implementar, más que el protocolo en sí. Además, están sujetas a multas si no lo contratan, ya que tienen un plazo de 10 días para hacerlo”, indicó. Vidal.

Lo positivo de este seguro, a su juicio, es que “a pesar de lo obligatorio de su implementación, dará una cobertura que antes no existía para los trabajadores”.

Respecto a la adaptación al teletrabajo, a partir de la ley, Vidal reconoce que las empresas no debiesen tener problema en ello, porque a la fecha ha funcionado de manera positiva. “En principio las empresas tenían el temor de que el trabajador, al estar en su casa, no trabajaría, pero se ha demostrado que eso no sucede, al contrario, se ha cumplido, ha tenido aspectos positivos, en el sentido que se han reducido los flujos de tráfico, también los gastos”.

14.09.2020 FOTOGRAFIAS TEMATICAS DE TELETRABAJO MADRE JUNTO A SUS HIJOS, CUIDADO, MIENTRAS TRABAJA EN LINEA FOTO:PATRICIO FUENTES Y./LATERCERA COVID 19 - PANDEMIA - EMERGENCIA SANITARIA -ESTILO DE VIDA - CAMBIOS - ESTRES

Marco regulatorio

Rodrigo Correa, gerente de Mandomedio Consulting, estima que con la nueva norma “hay empresas que se van a poder adaptar (…) Y a nivel general creo que la ley va a forzar a que las organizaciones y las empresas regulen mejor esto del teletrabajo, que llegó de una manera muy impuesta e improvisada”.

En cuanto a su implementación, Correa explica que a partir de ahora se genera “una especie de checklist que las empresas deberán cumplir. Ahora incluso tendrán que permitir que los trabajadores que tienen a su cargo niños o adultos mayores, se puedan quedar trabajando en casa”. Y agrega, que a pesar de que está bien puede significar un cierto grado de incertidumbre en los colaboradores.

Respecto a lo que será el camino que tomen ciertas compañías en cuanto al teletrabajo, en el marco de esta nueva ley, Correa destaca que “la adaptación de las empresas es un tema a evaluar, porque hay muchas que se dieron cuenta que sí se puede hacer teletrabajo, y que todo pasa por un tema de confianza, de salir del presencialismo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.