Liderazgo y diversidad: desafío para las empresas

Nuestro Índice de Funcionamiento de los Directorios ha presentado un nivel "deficiente" en los últimos años. En promedio, los mismos directores opinan que la claridad del rol es baja, las mesas están más estructuradas para control que para estrategia y disrupción, hay poca diversidad y las competencias no son siempre las necesarias, entre otros.




Hace unas semanas me invitaron de panelista a un encuentro de empresas familiares, junto a otros destacados exponentes del ámbito empresarial. El diagnóstico de todos fue el mismo: frente a un escenario de alta volatilidad, riesgo e incertidumbre, es mejor estar preparados y actuar proactivamente, siendo clave contar con un liderazgo ad-hoc a los tiempos actuales.

Nuestro Índice de Funcionamiento de los Directorios ha presentado un nivel "deficiente" en los últimos años. En promedio, los mismos directores opinan que la claridad del rol es baja, las mesas están más estructuradas para control que para estrategia y disrupción, hay poca diversidad y las competencias no son siempre las necesarias, entre otros. A esto se suma que la mitad de los encuestados confiesa no saber qué hacer para enfrentar los cambios que vienen.

En nuestra experiencia, los cambios siempre son más fáciles cuando hay una convicción y pasión desde lo más alto. Por eso una correcta composición de los directorios y su desarrollo de acuerdo con los nuevos desafíos, es fundamental para llevarlos a su máximo potencial.

Por ejemplo, uno de los panelistas decía que, si la mitad de mis clientes son mujeres, tengo que incluir más directoras, y que si el día de mañana aumentan mis clientes extranjeros, lo mismo debería ocurrir en mi directorio, y tiene toda la razón. Esto no se trata de cuotas, ni de imagen, sino del nuevo cómo hacer negocios. Lo mismo pasa con los jóvenes: si queremos estar en sintonía con la sociedad, sus anhelos y exigencias, necesitamos que las nuevas generaciones tengan representatividad donde se toman las decisiones, escucharlos, debatir e implementar visiones e ideas frescas frente a los cambios que estamos viviendo.

Asimismo, una buena práctica que hemos implementado con éxito en nuestros clientes, es la creación de comités del directorio con invitados externos. La diversidad que requieren las empresas hoy es tan amplia, que muchas veces es difícil pensar que sólo los miembros del directorio darán abasto. Es por eso que la creación de comités permanentes o temporales donde participen destacados expertos de distintas áreas y de la administración, genera nuevas ideas y nuevo conocimiento que puede ser absorbido por el directorio, y vamos creando así un ecosistema que aporta valor en torno a la mesa.

"¿Quiénes son las personas que realmente necesito en mi directorio para ser exitoso en el mundo que viene y cómo evalúo a quienes lo componen hoy?" Los invito a reflexionar, más aún en donde muchos están renovando sus mesas en estos días.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.