Marketgreen: un matrimonio entre economía circular y publicidad

Imagen Marketgreen proyecto

A pesar del auge que han tenido las nuevas tecnologías en los últimos años, las marcas en el mundo entero continúan apostando el uso de letreros de PVC para las acciones marketing. Pero el desafío es hacerlo de manera consciente, haciéndose cargo de los desechos. Justamente, esto es lo que realiza MarketGreen con una lógica de economía circular.




En Chile un anunciante (grande) puede imprimir -en un solo mes- desde 1.000 y hasta 8.000 m2 de avisos publicitarios en tela PVC para una campaña. Si estos no son recuperados ni gestionados, terminarán en vertederos, donde tardarán más 500 años en degradarse.

A pesar del auge que han tenido las nuevas tecnologías en los últimos años, las marcas en el mundo entero continúan apostando por las acciones de marketing gráfico de grandes formatos. Incluso con la aparición de las pantallas digitales, el uso de letreros de PVC sigue creciendo (por lo económico, duradero y dealto impacto) y hacerlo de manera consciente es el gran desafío que tienen los anunciantes como responsables finales de los desechos que generan.

"Nosotros logramos hacer de este problema, una solución, utilizando las características del PVC como atributo al minuto de reutilizarlo, subiendo en la escala de la Economía Circular por sobre el reciclaje", comenta Felipe Zegers, cofundador y director de Marketgreen, refiriéndose a esta empresa que obtuvo el premio en la categoría Acción por el Clima.

Y con esa concepto, ya llevan seis años trabajando en un modelo que conjuga la gestión, tecnología y logística para trazabilizar, recuperar, medir y reutilizar la tela PVC en nuevos productos comercializables en diversas industrias tales como construcción, agro y merchandising. Actualmente, tienen clientes como Ripley, Entel, Coca-Cola, WOM, Santander, Maggi y CCU, entre otros. "Somos los únicos a nivel nacional que tenemos el proceso validado - con know-how de logística y costos - y con la capacidad de escalar para medir y recolectar mayor cantidad de residuos", dice Zegers.

Pero quizás lo más interesante es qué hacen con los residuos una vez recolectados, los cuales son utilizados como insumos para material promocional de las mismas marcas, pero sobre todo, se "revaloriza" el residuo, transformándolo en productos a la medida -para ofrecer al público en general- tales como cierres de terrazas, cierres perimetrales, carpas, toldos, techos, cierres de piscinas y domos, entre otros.

"Esto, desde el punto de vista de Economía Circular, es tremendamente beneficioso, ya que utiliza la ventaja del PVC (duradero y resistente) en mercados como los recién descrito, que valoran esas características. Siendo una solución más beneficiosa que reciclar", indica el cofundador de MarketGreen.

Los próximos pasos

Si bien cuando empezaron, los mismos clientes les hacían una serie de preguntas debido al desconocimiento del modelo, Según Zegers, hoy son las mismas compañías las que les tocan su puerta, especialmente si consideramos lo que está generando la puesta en marcha de la ley de reciclaje (REP)

Y justo este año comenzaron un proyecto que los tiene muy entusiasmados. Se trata de un taller social que por el momento está abocado a producir la "bolsa más consciente y poderosa" para Ripley, con un modelo 100% circular donde reutilizan desechos para convertirlos en nuevos productos con una utilidad de dos o tres años más.

Además, ofrecemos al consumidor bolsas reutilizables - de gran durabilidad, resistencia e impermeables - que sustituyen el uso de las plásticas de un solo uso", explica el cofundador de esta empresa.

En 2019, la idea es aumentar su capacidad de producción y diversificar los productos a más clientes, y "dar un trabajo flexible y pago justo a personas que lo necesitan", agrega.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.