Número de pasajeros de avión provenientes de Venezuela y Haití cae a cero

Autor: Carla Cabello

En mayo, en el caso de los venezolanos, y desde marzo en el de los haitianos, cesó el arribo de pasajeros desde esos países. Esto contrasta con lo que ocurrió en 2017.


En solo dos años, la comunidad de inmigrantes venozolanos se ha convertido en la más grande de Chile, dejando por primera vez en una segunda posición a la peruana. Y las cifras de tráfico aéreo lo respaldan: según los registros de la Junta de Aeronáutica Civil (JAC), las aerolíneas de la ruta Caracas-Santiago transportaron durante 2017 un total de 3.240 pasajeros. Al mismo tiempo, solo 852 salieron con destino a Venezuela.

Sin embargo, al examinar las cifras de este año se advierte que el panorama ha cambiado bruscamente, sobre todo a contar de abril. Desde enero y hasta ese mes, un total de 4.443 personas arribaron a Chile en vuelos directos desde la capital venezolana, mientras que en igual lapso de tiempo 1.338, menos de un tercio, salió desde Santiago hacia Caracas. Pero en mayo se detuvo el ingreso de pasajeros a través de esta ruta aérea.

De acuerdo con los registros de la JAC, desde mayo se reporta el arribo de cero personas por vía aérea provenientes de Venezuela, a diferencia de igual meses en años anteriores. Esto contrasta con los números del año pasado: solo en junio de 2017 arribaron 546 personas y 70 salieron. En el mes siguiente, julio, otras 707 ingresaron y 126 salieron; mientras que en agosto de ese mismo año 274 entraron y solo 30 salieron.

Tras la salida de Venezuela de empresas como Latam y Avianca, la alternativa para llegar a Chile por vía aérea directa desde el país llanero era Latin American Wings (LAW), único operador de la ruta, pero que dejó de volar tras declararse en quiebra a comienzos de año.

Viajes desde Haití

Otra comunidad que también ha elevado notoriamente su presencia en Chile ha sido la haitiana. De acuerdo con la última encuesta Casen 2017 las personas provenientes de ese país llegaron a 76.278, quintuplicando su presencia en dos años y ubicándose ya como la cuarta comunidad más grande, solo superada por venezolanos, peruanos y colombianos.

Al examinar las cifras de la JAC a agosto de este año, entre enero y febrero arribaron en avión al país un total de 5.971 personas desde Haití. Durante el mismo período de tiempo, solo 269 salieron con destino a Puerto Príncipe.

En esta ruta se da algo similar a lo ocurrido con los vuelos desde Venezuela: según los registros de la JAC, desde marzo que no ingresan a Chile, al menos vía aérea, personas desde la capital haitiana.

Al menos 3.525 personas de las que ingresaron en los dos primeros meses del año llegó en un avión de LAW, mientras que 2.443 lo hizo en algunos de los vuelos operados por Mongolian Airlines, la aerolínea estatal de Mongolia que en enero aterrizó al menos día por medio en el aeropuerto de Santiago.

Un panorama muy diferente a 2017, cuando a agosto de ese año unas 30.540 habían llegado en avión desde Haití, y solo 1.546 habían salido hacia ese país en el mismo tiempo.

Seguir leyendo