Segundo retiro de AFP: las recriminaciones cruzadas y la estrategia oficialista para sortear el proyecto

Ministro de Hacienda, Ignacio Briones junto a la Ministra del Trabajo, José Maria Zaldivar, se retira del Palacio de La Moneda, Santiago. FOTO: AILEN DÍAZ/AGENCIAUNO

En La Moneda hay molestia con Chile Vamos por no alinearse para enfrentar la iniciativa, mientras que en la coalición cuestionan al Ejecutivo por no tener propuestas concretas. RN, en tanto, impulsa indicaciones para intentar corregir el proyecto, mientras que en el gobierno hay dudas sobre si ir al TC.




Hasta La Moneda llegaron este miércoles en la mañana los ministros Ignacio Briones (Hacienda) y María José Zaldívar (Trabajo) para reunirse con el Presidente Sebastián Piñera. Esto, luego del duro revés que sufrieron el martes en la Comisión de Constitución de la Cámara, instancia que aprobó la idea de legislar del segundo retiro del 10% del fondo de pensiones.

La medida, pese a la fuerte negativa del gobierno, contó con respaldo de parlamentarios oficialistas -RN y Evópoli-, desatando nuevamente un conflicto al interior de Chile Vamos y una serie de recriminaciones cruzadas. Por un lado, en el Ejecutivo se incubó una molestia con los partidos, pero también hubo reparos al interior de La Moneda y cuestionamientos desde Chile Vamos por la tardanza del gobierno en presentar una propuesta alternativa o tener una estrategia.

La escena revivió uno de los peores fracasos del Ejecutivo, cuando en julio se despachó del Congreso el primer retiro de fondos, que terminó desembocando en un cambio de gabinete que modificó el comité político.

En este contexto, en la cita de Piñera con los ministros se abordó este miércoles el tema y el estado de avance de un posible acuerdo con la oposición en materia de pensiones. Y tras la reunión, Briones evitó referirse al retiro del 10% y puso énfasis en que están preocupados de sacar adelante la reforma previsional, mientras que Zaldívar insistió en que es una mala iniciativa.

Si bien aún quedan trámites en el Congreso, son varios en el gobierno los que dan por hecho que el segundo retiro se aprobará. Por lo mismo, la idea es evitar que comunicacionalmente se transforme en un nuevo fracaso para La Moneda, para los ministros del comité político y para el propio Presidente Piñera.

En ese sentido, si bien el gobierno seguirá insistiendo en que es un mal proyecto, al interior del Ejecutivo existen dudas sobre si acudir o no al Tribunal Constitucional en caso que la iniciativa avance. Esto, más allá de de que el martes el subsecretario de la Segpres, Juan José Ossa, hizo reserva de constitucionalidad.

El escenario también derivó en que desde Evópoli y la UDI plantearan este miércoles, en privado, molestia por el rol que ha jugado el ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg, a quien acusan de no elaborar una estrategia con tiempo. Sin embargo, en RN defienden al secretario de Estado y cuestionan al ministro Briones -también en privado- por no querer “soltar más fondos” y presentar una propuesta concreta, así como por no avanzar con más velocidad en la reforma previsional.

Como sea, al interior del Ejecutivo también hay recriminaciones internas entre Hacienda y Segpres. Según fuentes del oficialismo, Briones ha transmitido que Monckeberg lo ha dejado solo para enfrentar el tema, mientras que otras fuentes del gobierno dicen que Hacienda nunca mostró una propuesta concreta para convencer a los parlamentarios oficialistas de alinearse en contra del segundo retiro de los fondos de AFP.

Como sea, las bancadas de RN y la UDI, por separado, abordaron este miércoles el tema y cómo van a enfrentar el proyecto de ley. En el primer partido -en el que hubo duras recriminaciones cruzadas- se abordó que apoyarían el retiro de fondos, pero que presentarán indicaciones, las que están siendo lideradas por el jefe de bancada, Sebastián Torrealba, y también por los diputados Miguel Mellado y Gonzalo Fuenzalida.

Este asunto, de hecho, ha sido conversado de manera soterrada con el gobierno como una fórmula para que la iniciativa sea menos -a juicio de la centroderecha- “negativa”.

En el oficialismo explican que las enmiendas apuntan a acotar el número de personas que puedan retirar por segunda vez sus fondos, entre ellos, que puedan retirar aquellos que perdieron sus empleos o redujeron en un 30% sus ingresos. Además, buscan que el Estado devuelva los fondos retirados, pero una vez que se jubile.

Las indicaciones de RN fueron socializadas este miércoles con parlamentarios de Evópoli y de la UDI. Algunos de ellos, de hecho, se sumarán al impulso de estas enmiendas. El diputado UDI Jorge Alessandri, por ejemplo, confirmó que las firmará. Además, dijo esperar que, en caso que el proyecto se apruebe, el gobierno cumpla con ir al TC.

El diputado Mellado, en tanto, sostuvo que “RN aprobará la idea de legislar para entrar al fondo y hacer indicaciones; yo le pediría al gobierno que se sacuda los fantasmas y saque de una vez la reforma de pensiones”. El jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, por su parte, manifestó que “se requiere coordinación entre el Ejecutivo y las bancadas”, además de acciones concretas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.