Tres comunas de Santiago quedan sin supermercados ni bancos tras el estallido social

Incendian supermercado Lider en La Granja

26 DE NOVIEMBRE DE 2019/SANTIAGO Un incendio afecta a un supermercado de la cadena Lider, a la altura del paradero 26 de la avenida Santa Rosa, en La Granja. FOTO: SAMIR VIVEROS/AGENCIAUNO

La llegada de la crisis agudizó la falta de servicios en sectores periféricos de la capital. Lo Espejo, La Granja y San Ramón son las más afectadas ante la ausencia de equipamiento, mientras que comunas como Cerro Navia , Quilicura y Conchalí han visto una fuerte caída.




El pasado 19 de diciembre el estallido social marcaba su segundo mes de actividad. A esas alturas, el comercio ya enfilaba rumbo hacia las ventas de Navidad y fin de año, dejando atrás el recuerdo de malls y supermercados con las cortinas abajo. Pero no fue igual para todas las comunas de la capital.

Según un catastro elaborado por Mapcity al 19 de diciembre, Lo Espejo, Cerro Navia y La Granja se encontraban sin servicio de supermercados y/o bancos.

En el caso de Lo Espejo, antes de la crisis contaba con dos salas de supermercado: Super Bodega Acuenta en Lo Ovalle (operado por Walmart) y Mayorista 10 en José María Caro (propiedad de SMU, ligada al controlador de Copesa, que edita Pulso). En el caso de este último, la compañía señaló que se encuentra en proceso de demolición tras ser saqueado e incendiado. La misma comuna tampoco tenía a esa fecha sus dos sucursales bancarias operativas.

San Ramón corrió una suerte similar en cuanto a supermercados. La comuna contaba con un Alvi (SMU) y un Lider (Walmart), los que permanecían cerrados al momento de la muestra. Sin embargo, Alvi retomó recientemente sus operaciones, el pasado lunes 23, precisaron desde SMU. En tanto Walmart todavía no ha decidido el destino de las salas ubicadas en esas comunas.

En tanto La Granja, que antes de la crisis tenía dos sucursales bancarias operando, al 19 de diciembre no registraba ninguna de ellas disponible.

Estos datos contrastan con comunas como Las Condes, que tras el estallido logró tener operando sus 29 supermercados y 172 de los 178 bancos que operan en la zona (ver infografía).

Impactos

Con estos servicios de alto uso interrumpidos durante dos meses, los habitantes de las comunas señaladas no tuvieron más opción que trasladarse a sectores aledaños para realizar compras o trámites. "En el caso de Lo Espejo, los supermercados más cercanos se ubican en la comuna de Cerrillos, que están a 2,4 kilómetros de distancia del centro de Lo Espejo. En el caso de los bancos, la entidad más cercana está a 2,8 kilómetros, en la comuna de Pedro Aguirre Cerda. En San Ramón, la otra comuna que quedó sin cobertura, la opción más cercana en supermercados está en La Granja, ubicado a 2 kilómetros del centro de San Ramón. En cuanto a los bancos, deben trasladarse al menos 1,5 kilómetros", indicó Nelson Betancourt, gerente del Área de Estudios y Cartografía de Mapcity.

Por formato, los supermercados mayoristas fueron los que más salas cerraron post estallido social, pasando de 105 ubicaciones en la Región Metropolitana a 65(-62%), con cierres principalmente en la zona sur y poniente. "Son comunas más bien periféricas, donde la falta de este equipamiento es especialmente sensible, ya que no hay muchas alternativas de reemplazo", agregó Betancourt.

Esta fragilidad en la disponibilidad de servicios no es nueva, comentó el experto. "Muchas comunas en la periferia, en especial al sur y poniente de Santiago -como La Granja, San Ramón, Cerro Navia o Lo Espejo- se han caracterizado históricamente por su bajo nivel de equipamiento comercial, por lo que están más expuestas que comunas más consolidadas, como Santiago o Providencia, que aunque sufran daños siempre van a tener alternativas cercanas".

A su juicio, esta debilidad en la oferta de servicios "finalmente redunda en mayores tiempos de traslado y distancias, es decir, en menor calidad de vida y urbana", sostuvo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.