Descubren en Indonesia el dibujo de animales más antiguo del mundo: 45.000 años

(Foto: Maxime Aubert/Griffith University)

Se trata de tres cerdos, de más de un metro de largo cada uno, pintados con un pigmento ocre rojo, pertenecientes a una especie de jabalí de patas cortas endémico de la isla y de gran importancia para los primeros cazadores-recolectores.




Un grupo de arqueólogos reveló las representaciones de animales más antiguas conocidas en el planeta, que datan de al menos 45 mil años.

Según el estudio de Science Advances, se trata de las pinturas de tres cerdos, junto con varias plantillas de manos, presentes en la cueva de piedra caliza de Leang Tedongnge en la isla indonesia de Sulawesi, lugar que incluso era desconocido para los habitantes locales, hasta su descubrimiento en 2017 por Adam Brumm de la Universidad Griffith, Australia.

Si bien la isla de Sulawesi es conocida por contener algunas de las obras de arte rupestres más antiguas del mundo, es posible que las nuevas pinturas sean mucho más anteriores a lo descubierto hasta hoy.

De acuerdo a la investigación, Brumm empleó una técnica llamada datación de uranio para analizar una formación mineral que se superponía a parte de la imagen y que debió haberse formado después que se realizó el dibujo. Fue así como tras los resultados se determinó que la formación mineral tenía al menos 45.500 años, lo que sugiere que la obra de arte en sí podría ser mucho más antigua.

“Se suma a la evidencia que las primeras tradiciones modernas del arte rupestre humano no surgieron en la Europa de la edad de hielo, como se suponía durante mucho tiempo, sino en un punto anterior del viaje humano”, afirma el arqueólogo.

Los cerdos, de más de un metro de largo cada uno, fueron pintados con un pigmento ocre rojo y según la investigación podría tratarse de la especie Sus celebensis, un jabalí de patas cortas endémico de la isla y de gran importancia para los primeros cazadores-recolectores, caracterizado además por sus verrugas faciales.

“La representación frecuente de estos cerdos salvajes en el arte ofrece indicios de un interés humano a largo plazo en la ecología del comportamiento de esta especie local, y quizás sus valores espirituales en la cultura de la caza”, dice Brumm en Smithsonian Magazine.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.