James Peebles, el padre de la cosmología, recibe el Nobel de Física

1280px-Jim_Peebles

El físico canadiense fue reconocido por su estudio en la evolución del Universo desde el Big Bang y su comprensión de la radiación cósmica.




El Premio Nobel de Física es uno de los cinco reconocimientos que entrega anualmente la Real Academia de Ciencias de Suecia. Su primer ganador fue en 1901, cuando Wilhelm Conrad Röntgen recibió el premio por el descubrimiento de los denominados rayos notables, los que hoy llevan su nombre.

118 años después, el galardón recayó en tres destacados científicos: los suizos Michel Mayor Didier Queloz, por ser los primeros en encontrar un planeta extrasolar orbitando una estrella, mientras que la otra mitad de la gloria fue para el canadiense James Peebles, por su destacada labor e investigación sobre la evolución del Universo desde el Big Bang, especialmente por su aporte en el estudio del fondo de radiación cósmica y sus descubrimientos teóricos en cosmología física, declaró la organización.

Philip James Edwin Peebles, de 84 años, es reconocido en el mundo científico por su aporte a la cosmología. Doctorado por la Universidad de Princeton en 1962, el académico predijo una de las más importantes propiedades de las fluctuaciones del fondo de radiación de las microondas en la década de 1970.

[caption id="attachment_852003" align="alignnone" width="655"]

Peebles (a la izquierda), recibió el Nobel de Física junto a Michel Mayor y Didier Queloz.[/caption]

Si bien el Premio Nobel es el premio de mayor importancia es su extensa carrera, el académico ya había sido reconocido anteriormente. Recibió la Medalla Eddington de la Real Sociedad Astronómica Británica en 1981, el Premio Heineman en 1982, también el Premio Henry Norris Russell Lectureship (1993), la Medalla Bruce en 1995, la Medalla de Oro de la Real Sociedad Astronómica en 1998, el Premio Shaw en Astronomía en 2004, el Premio Crafoord en 2005 y el Premio Hitchcock Professorship en 2006.

Importante legado astronómico

Peebles es un referente de la astronomía, a nivel mundial y en Chile. "Peebles fue el que desarrolló los primeros modelos cosmológicos, hizo predicciones como la radiación de fondo cósmica, que ahora está estudiada con satélites. Aún se explica y enseña utilizando como bases sus modelos. Sin ir más lejos, el libro de cosmología de Peebles, es el libro de cabecera de cualquier persona que quiera estudiar cosmología", señala Ezequiel Treister, astrónomo del Instituto de Astrofísica de la Universidad Católica.

"En clases de postgrado de astrofísica, utilizamos el libro de Peebles, es un clásico. El aporte de él no es solo desarrollar estas teorías, sino que educar y formar generaciones de astrónomos y astrofísicos", añade Treiser.

También desarrolló las bases y descripción de la estructura del Universo, trabajando e investigando cuestioanamientos elementales para la ciencia como ¿qué es la materia oscura? ¿cuál es el origen de las galaxias? o ¿cómo es la geotermía del Universo? "Es una buena noticia que nuevamente el Premio Nobel de Física sea para un descubrimiento astronómico, astrofísico en este caso. Creo que tiene que ver mucho con el momento, la astrofísica ha tenido avances significativos en los últimos tiempos. Este Premio Nobel lo reconoce", establece el académico.

[caption id="attachment_852718" align="alignnone" width="900"]

James Peebles. FOTO: Reuters[/caption]

Peebles, junto a su equipo de trabajo, en los años 60 comenzaron a hacer modelos cosmológicos, para explicar el Universo como un todo. "Esos modelos fueron después ampliamente comprobados, ahora vivimos una época conocida como cosmología de precisión, donde el modelo que inicialmente planteaba Peebles, llegó a un nivel de medir cosas como la edad del Universo o su composición con gran precisión. Obviamente eso tiene una base teórica, que en gran parte Peebles ayudo a sentar", agrega Treiser.

El académico señala que Chile tiene la capacidad, humana y técnica, para obtener un Premio Nobel. "Sin duda tenemos todo el potencial para ganar un Nobel, si pasa o no, depende de un montón de cosas, incluso suerte. No lo veo como algo improbable, tenemos todas las capacidades. Por ejemplo, en 2011 Chile jugó un rol fundamental en el Nobel, cuando se descubrió la energía oscura. Hay aportes y trabajos grandes que se hacen acá".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.