La pelea por las calles de la ciudad: estudio detecta aumento de accidentes por scooter

FOTO: JOSE LUIS MUÑOZ / LA TERCERA

Trabajo de la ACHS indica que accidentes se incrementaron un 27% en comparación al mismo período del año anterior. Deberían transitar por la calzada, al igual que bicicletas, pero usuarios prefieren la vereda, dicen los expertos en seguridad. Pocos usan cascos, guantes o chalecos reflectantes, pese a ser considerados usuarios vulnerables al no contar con carrocería que los proteja.


En la ciudad actual la fama del automóvil va en descenso. Los tacos producto del aumento del parque automotriz y el desarrollo urbano, han hecho a muchos considerar otras alternativas. En ese escenario la bicicleta ya cuenta con años de protagonismo. Y ahora se suma un nuevo actor: los scooter.

Desde el 2018 se ven en las calles. Y quienes los usan los destacan como un transporte alternativo, que contamina menos y económico. Están en comunas como Las Condes, Vitacura y La Reina.

Pero junto con las facilidades que entregan, también pueden ser un riesgo. Un informe en EE.UU. dado a conocer esta semana y realizado por el Centro Médico de la Universidad de San Diego, que siguió las lesiones traumáticas en sus instalaciones desde septiembre de 2017, indica que casi la mitad de pacientes lesionados en scooters eléctricos en el último año estaban ebrios en ese momento y que el 98% no llevaba casco.

Pero eso no es todo. El informe descubrió que casi la mitad de los pasajeros lesionados tenían un nivel de alcohol en la sangre por encima del límite legal y el 52% dio positivo en sustancias ilegales.

Es tal el nivel de preocupación por éstos accidentes en EE.UU., que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades también elabora una investigación sobre el tema, resultados que se conocerían en abril.

Ciclos

¿Cómo es la situación en Chile? En Carabineros de Chile respondieron a Qué Pasa que la prefectura técnica no mantiene antecedentes únicos de esta variable como medio de transporte. Con respecto a la normativa que regula su uso y las áreas donde deberían emplearse, detallan que la ley N°  21.088, que entró en vigencia el día 11 de noviembre del año 2018, regula las disposiciones sobre convivencia de los distintos medios de transporte, incluidos los scooters, modificó e incorporó nuevos conceptos, contemplando entre otras cosas, la nueva definición de “ciclo” en la cual se definen las características técnicas para los vehículos de 1 o 2 ruedas con motor eléctrico, “en la cuales eventualmente de acuerdo a la potencia en watts de su motor, podría constituirse un scooter eléctrico”, sostienen.

De ese modo, señalan desde Carabineros, en caso de que el scooter eléctrico posea una potencia nominal igual o menor a 250 watts o 0.25 kw, se debe desplazar por las ciclovías habilitadas al efecto o bien por las calzadas en los casos estipulados y establecidos en la ley.

El gerente general de Scoot en Chile, Gonzalo Cortés, indica que si bien no pueden dar cifras con respecto a su número de usuarios, poseen más de 500 scooters en circulación. “Y pronto incrementaremos el tamaño de nuestra flota hasta ser el mayor operador de vehículos eléctricos de Latinoamérica”, dice.

Con respecto a la seguridad, Cortés dice que cuentan en planta con “uno de los equipos más experimentados de Ingenieros Mecánicos y Electrónicos de la industria”, que solamente pone en marcha flotas de vehículos con sistemas de seguridad y frenado con alta redundancia, lo que impide la pérdida de control de freno o hackeo de sus vehículos. “Además nuestros vehículos poseen un sistema de lock inteligente que impide que estos sean dejados en áreas que puedan causar accidentes con peatones (como en la mitad de la vereda). Scoot además entrega cascos gratis a los usuarios que lo soliciten”, asegura.

Hasta ahora en Scoot, aseguran, “no han tenido ningún reporte de accidente con lesiones de parte de nuestros usuarios”. A diferencia de otras empresa, dicen, no emplean modos de trabajo precario. “Nuestro equipo de operaciones contratado permite un alto grado de control sobre la calidad de nuestros vehículos y de nuestras operaciones. Indicamos a nuestros usuarios que el lugar más seguro para un ciclo es la ciclovía, y que por ley debiesen transitar sólo por estas o por la calzada si es que las condiciones son seguras para hacerlo”, señala Cortés.

Pese a las sugerencias de seguridad de las empresas, sí se aprecia un mayor número de accidentes en que los scooter están involucrados. La Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), realizó un estudio que da a conocer Qué Pasa, e indica que durante el trimestre móvil comprendido entre diciembre de 2018 y, enero y febrero de 2019, los accidentes de traslado relacionados a vehículos motorizados de dos ruedas -sean estos mecánicos o eléctricos-, se incrementaron un 27% en comparación al mismo período del año anterior.

En Chile la ACHS cifra en casi 18.700 los accidentes de trayecto que se producen al año. El tramo de edad más accidentado, dice la ACHS, es entre los 20 a 40 años, los que conforman el 80% de los accidentes anuales. El 60% de los accidentes se da entre las seis y las nueve de la mañana. Y el 85% de los afectados son hombres

Rodrigo Cruces, especialista en seguridad vial de la ACHS, explica que legalmente los scooter están dentro del conjunto de los “ciclos”, que incluye además a patines y patinetas. Se trata de una nueva definición que está dentro de la Ley de Convivencia Vial, que los caracteriza como vehículos no motorizados. “Esos vehículos con la ley tienen nuevas reglas, como que deben transitar por la calzada y no por las veredas, al igual que las bicicletas”, dice Cruces.

Matías Salazar, subgerente de Seguridad Vial, Mutual de Seguridad CChC, indica que la ley homologó los scooter a un vehículo similar a la bicicleta, pero resalta, deben ser utilizados por personas que sepan ocuparlos. “En lo posible personas jóvenes o adultas. Es poco recomendable tener niños”.

Según los accidentes que en la ACHS reciben, Cruces indica que los cuidados de seguridad dependen, en gran medida, de si la persona es dueña o no del scooter. “Cuando la persona es dueña del scotter se preocupan más, pero con los scotter públicos, en que son usuarios de ocasión, ahí se ve una baja en los elementos de protección como el uso del casco, que es súper importante no solo porque reduce las lesiones en caso de accidentes, sino porque un pequeño hoyo en la calzada hace perder el equilibrio o detalles de las rejillas de alcantarillado”.

Además, dice Cruces, suelen transitar en horas de oscuridad por lo que se tienen que hacer visibles para los otros conductores con el uso de luces o elementos reflectantes. Tienen que protegerse como cualquier otra persona que transita por la calzada. Pero además, dice el experto de la ACHS, se les considera usuarios vulnerables porque no tiene la carrocería que los protege. “Los que más hemos visto es que transitan más por la vereda, por desconocimiento de la norma o porque se sienten más seguros en la vereda, pero eso genera un riesgo mayor al peatón porque adquieren mucha velocidad”.

Luis Herrada, Jefe de Urgencia y Rescate de Clínica Las Condes, señala que hace dos años eran muy pocos los casos de accidentes que recibían por esta causa. Hoy eso ha cambiado, dice, y se ven con más frecuencia. “Mi impresión es que la mayor cantidad de los accidentes de este año es por ausencia de educación vial. La población tiene más acceso a todos esos medios más modernos, pero están instalados en una ciudad que parece no estar preparada. Y suceden colisiones de bajo nivel de energía, pueden tocar con el codo el espejo, tener un pequeño desequilibro y eso genera una caída que es de proporciones”

A CLC, dice Herrada, llegan habitualmente personas accidentadas con scooter generalmente con fracturas. Pero también reciben pacientes más complejos, con traumatismo encefalocraneano, casos que “se pueden complicar y el paciente fallecer de eso, no es tan rebuscado”, advierte.

“Todos estos sistemas son buenos y tienen muchas ventajas, pero pueden ser muy peligrosos cuando no hay cultura de seguridad vial. Son pocos los casos que no usan cascos, idealmente hay que ponerlo si la persona se va a subir a un scooter la protección es completa”, sostiene Herrada. Si no está diseñado para que lo usen dos personas, no debería usarse de ese modo. “En cualquier vehículo se debe respetar el numeró de pasajeros y tiene que tener las protecciones mínimas de seguridad como casco, que tiene que tener visera protección de mandíbula, guantes y zapatos especiales”.

¿Son seguras las calles en Santiago para los scooter? Para el gerente general de Scoot en Chile, son en general adecuadas, “pero es necesario desarrollar más infraestructura de ciclos para asegurar un tránsito expedito y seguro de los usuarios de scooter y bicicletas”.



Seguir leyendo