Niños hospitalizados con Covid-19 en EE.UU. alcanza cifra récord

Alisson Argueta, una niña de ocho años se realiza un test para Covid en Los Angeles, California. Foto: Reuters

Los niños menores de 12 años no son elegibles para recibir la vacuna, lo que los hace más vulnerables a la infección por la variante Delta altamente transmisible.




La cantidad de niños hospitalizados con Covid-19 en Estados Unidos alcanzó un récord de poco más de 1.900 el sábado, ya que los hospitales de todo el sur estaban sobrecargados para combatir los brotes causados por la variante Delta altamente transmisible.

La variante Delta, que se está extendiendo rápidamente entre la mayoría de los no vacunados de la población de EE.UU., ha provocado un aumento repentino de las hospitalizaciones en las últimas semanas, lo que aumentó el número de hospitalizaciones pediátricas a 1.902 el sábado, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

Actualmente, los niños representan aproximadamente el 2,4% de las hospitalizaciones en el país. Los niños menores de 12 años no son elegibles para recibir la vacuna, lo que los hace más vulnerables a la infección por la nueva variante altamente transmisible.

“Este no es el Covid del año pasado. Este es peor y nuestros hijos son los que más se verán afectados”, dijo a CNN Sally Goza, ex presidenta de la Academia Estadounidense de Pediatría.

El número de pacientes recién hospitalizados de 18 a 29, 30 a 39 y 40 a 49 años también alcanzó niveles récord esta semana, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Un hospital en Los Angeles. Foto: AP

El aza en los nuevos casos ha aumentado la tensión entre los líderes estatales conservadores y los distritos locales sobre si se debería exigir a los niños en edad escolar que usen mascarillas cuando regresen al aula este mes.

Los distritos escolares de Florida, Texas y Arizona han ordenado que se usen mascarillas en las escuelas, desafiando las órdenes de los gobernadores estatales republicanos que prohíben a los distritos imponer tales reglas. La administración del gobernador de Florida, Ron DeSantis, ha amenazado con retener los fondos de los distritos que imponen requisitos de mascarillas, y el gobernador de Texas, Greg Abbott, está apelando a la Corte Suprema del estado para revocar el mandato de mascarillas del condado de Dallas, informó el viernes Dallas Morning News.

Una quinta parte de las hospitalizaciones por Covid-19 en el país se encuentran en Florida, donde el número de pacientes hospitalizados por Covid-19 alcanzó un récord de 16.100 el sábado, según un recuento de Reuters. Más del 90% de las camas de cuidados intensivos del estado están ocupadas, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

El sindicato de profesores más grande del país, la Asociación Nacional de Educación (NEA), apoyó la vacunación obligatoria para sus miembros esta semana. La presidenta de NEA, Becky Pringle, dijo el sábado que las escuelas deben emplear todas las estrategias de mitigación, desde vacunas hasta mascarillas, para garantizar que los estudiantes puedan regresar a sus aulas de manera segura este año escolar.

Un grupo de niños en Florida. Foto: AP

“Nuestros estudiantes menores de 12 años no pueden vacunarse. Es nuestra responsabilidad mantenerlos a salvo. Mantenerlos a salvo significa que todos los que pueden ser vacunados deben hacerlo”, dijo Pringle a CNN.

Estados Unidos tiene ahora un promedio de 129.000 nuevos casos de Covid-19 por día, una tasa que se ha duplicado en poco más de dos semanas, según un recuento de Reuters. El número de pacientes hospitalizados con Covid-19 se encuentra en un máximo de seis meses, y un promedio de 600 personas mueren cada día de Covid-19, el doble de la tasa de mortalidad observada a fines de julio.

Arkansas, Florida, Louisiana, Mississippi y Oregon han reportado cifras récord de hospitalizaciones por Covid-19 este mes, según un recuento de Reuters, lo que empuja a los sistemas de salud a operar más allá de su capacidad.

“Nuestros hospitales están trabajando para maximizar el personal y las camas disponibles, incluido el uso de salas de conferencias y cafeterías”, dijo la presidenta de la Asociación de Hospitales de Florida, Mary Mayhew, en un comunicado el viernes.

En Oregón, la gobernadora Kate Brown dijo el viernes que enviaría a 500 miembros de la Guardia Nacional para ayudar a los hospitales abrumados, con 1.500 miembros en total disponibles para ayudar.

En Jackson, Mississippi, los trabajadores médicos federales están ayudando a los equipos locales con poco personal en un centro de clasificación de 20 camas en el estacionamiento del Centro Médico de la Universidad de Mississippi (UMMC) para acomodar el desbordamiento de pacientes con COVID-19.

Quince niños y 99 adultos fueron hospitalizados con Covid-19 en UMMC el sábado por la mañana, dijo el hospital. Más del 77% de esos pacientes no estaban vacunados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.