Ómicron 2: estos son algunos de los síntomas reportados para la nueva subvariante del coronavirus que se expande velozmente

Foto: Reuters

Aunque los síntomas de la subvariante son muy similares a Ómicron 1, hay algunos que según los primeros reportes se están haciendo más habituales.


Los científicos han señalado insistentemente que Ómicron no es la última variante de preocupación, y no hay garantía de que la próxima sea más leve. “La próxima variante de preocupación será más adecuada, y lo que queremos decir con eso es que será más transmisible porque tendrá que superar lo que circula actualmente”, dijo esta semana la Dra. Maria van Kerkhove, líder técnica de Covid-19 en la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y esa podría ser BA.2, una subvariante de Ómicron que ya se ha extendido por el mundo y en muchos casos, ha desplazado a su cepa nodriza.

Según datos de Outbreak, hasta ahora BA.2 ha sido detectada en 85 países alrededor del mundo, entre los cuales se encuentran India, Polonia, Nueva Zelanda, Irlanda, Estados Unidos, Canadá, Australia, Brasil e, incluso, nuestro país.

El 10 de febrero, John Nkengasong, director de los Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), anunció que BA.2 se había vuelto la variante predominante en Sudáfrica, además de ser detectada en muchos otros países africanos.

La Organización Mundial de la Salud dijo que BA.2 ahora está causando aproximadamente uno de cada cinco casos de Covid-19 en todo el mundo.

Foto: AP

Hasta ahora no hay una lista oficial con los síntomas de BA.2 -también bautizada Ómicron 2 o sigilosa, por su “capacidad” de evadir algunos de los test de coronavirus- pero algunos científicos afirmaron que es probable que sean muy similares a los de Ómicron BA.1.

Pese a ello, hay un par de ellos que son levemente diferentes y que podrían ayudar a las personas a estimar cuál si está infectado con Ómicron 2.

Según el reporte de algunos especialistas en EE.UU. estos dos síntomas distintivos son mareos y fatiga, como señaló un informe de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., los que se suman a los síntomas habituales de Ómicron 1, como tos, estornudos y dolor de garganta.

Los estudios en el Reino Unido revelan (donde Ómicron 2 se está extendiendo a un ritmo muy elevado) indican que las personas infectadas con la subvariante muestran síntomas relacionados con el intestino.

“Sabemos que este virus viaja a diferentes partes del cuerpo. Es posible que Ómicron u otra variante esté atacando el intestino. Y esto no se mostraría en la nariz, por lo que podría tener una infección intestinal pero no mostrarse como positivo”, dijo al periódico The Sun, Tim Spector, líder de la plataforma Zoe COVID Symptom Study, un portal conjunto creada por investigadores del Hospital General de Massachusetts, la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, el King’s College de Londres y la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

Se estima que BA.2 es aproximadamente un 30% más transmisible que la variante original, pero hasta no hay indicios de que genere una enfermedad más grave.

Los Centros para el Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC, su sigla en inglés), han señalado que las vacunas como la mejor herramienta para combatir el Covid-19 y todas sus variantes, incluyendo Ómicron y Ómicron 2.

El infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes, Carlos Pérez, afirmó en una nota a Qué Pasa que “lo esperable es que personas que hayan tenido ya infección por variantes BA.1 Ómicron no debieran infectarse con BA.2. Así mismo, la protección que proveen las vacunas sería similar para ambos linajes o subvariantes, por lo tanto, no se espera que ocurra una nueva ola”.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.