Sarampión sin control en EE.UU: autoridades registran más de 1.000 casos en lo que va del año

Measles Cases

Cifra es la más alta en 25 años, y podría seguir creciendo en lo que resta del año.




El número de casos de sarampión desde el inicio de este año en Estados Unidos cruzó el umbral de 1.000, anunciaron las autoridades sanitarias estadounidenses.

"El caso 1.000 de una enfermedad evitable como el sarampión es un recordatorio inquietante de importancia" de la vacunación, declaró el secretario estadounidense de Salud, Alex Azar, citado en un comunicado.

"No lo podemos repetir lo suficiente: las vacunas son un medio seguro y muy eficaz de prevenir esta enfermedad y de poner fin a la epidemia actual", agregó.

El anuncio del milésimo caso ocurre solo unos días después de que las autoridades sanitarias advirtieran del riesgo para Estados Unidos de perder su estatus como país que erradicó el sarampión.

Las autoridades declararon la erradicación del sarampión en Estados Unidos en 2000, una meta que había sido fijada en 1966 con la introducción de la respectiva vacuna.

El sarampión se considera eliminado cuando hay una ausencia de transmisión continua de la enfermedad por 12 meses o más en un área geográfica específica, según los CDC.

Nueva York, epicentro de la epidemia

Actualmente, es el actual brote en los alrededores de la ciudad de Nueva York, que comenzó el pasado otoño boreal, lo que alerta a las autoridades. Si continúa por más de cuatro meses el país ya no podrá decir que erradicó la enfermedad.

A pesar de la vacunación obligatoria decretada por el alcalde de Nueva York a inicios de abrios en los barrios de la comunidad judía más afectados, la ciudad ha registrado 173 casos en abril y 60 en mayo.

Estados Unidos nunca ha tenido cero casos de sarampión. Desde 2000, el número ha fluctuado entre unas cuantas docenas y unos cientos de casos anuales, con 667 registrados durante un brote en 2014 en Ohio, especialmente en comunidades amish.

El resurgimiento de la enfermedad puede principalmente tener su origen en viajeros no vacunados o con deficiencias de vacunación que se contagiaron en otros países.

Comenta