Tras once años de tramitación, Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP) finalmente será ley

Puma medio oculto tras un espinoso matorral. Foto: Miguel Fuentealba

Organismo crea un servicio público que busca proteger y conservar la biodiversidad terrestre y marítima del país. El proyecto fue aprobado por la Comisión de Agricultura el miércoles pasado y llegará a la Comisión de Hacienda de la Cámara para ser votado en Sala.


Actualmente las áreas protegidas en el país se encuentran dispersas en cinco ministerios distintos: Agricultura, Economía, Cultura, Bienes Nacionales y Medio Ambiente. Es por esto que hace tiempo se busca crear el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP), que permita mejorar la protección de la biodiversidad en el país.

El SBAP busca crear un único Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), que una todas las áreas protegidas y que permita fortalecer el principal instrumento de conservación del país, tanto marino como terrestre, público o privado.

Y tras once años, el proyecto que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP) para proteger la naturaleza está cada vez más cerca de convertirse en ley.

El pasado 31 de agosto la Comisión de Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural de la Cámara de Diputadas y Diputados dio luz verde al proyecto de ley y avanzó a la Comisión de Hacienda. Posteriormente el proyecto debe ser votado en Sala y posteriormente la iniciativa pasará a tercer trámite constitucional, donde será analizado por el Senado.

Aún queda para que el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas sea ley, pero es un avance importante para ayudar al cambio climático que atraviesa no solo Chile, sino todo el mundo. En 2019, el informe de IPBES -elaborado por más de 450 científicos de todo el mundo- alertó sobre el grave deterioro de la biodiversidad a nivel planetario y sobre el riesgo de extinción que están enfrentando las especies en todo el planeta.

La pérdida de biodiversidad y el cambio climático van de la mano ya que la pérdida de una afecta a la otra. Por esta razón, la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas explica que es importante tener una visión sistémica: “Es urgente contar con un servicio público cuyo único objetivo y misión sea la conservación de la biodiversidad”.

“Este servicio -que demuestra de manera concreta el compromiso del Estado con la protección de la naturaleza y que completa la institucionalidad ambiental- nos permitirá contar con todos los instrumentos necesarios para generar una normativa robusta para la gestión y conservación de la biodiversidad y, además, tendrá una extensión territorial muy amplia incluyendo zonas extremas”, indicó la ministra.

Como primer punto el SBAP busca contar con un servicio que lidere la conservación de la biodiversidad en Chile, que coordine a los distintos actores en torno a su gestión sectorial, que tenga una mirada integrada de todo Chile, a lo largo de todos sus ecosistemas, tanto marinos como terrestres, dentro y fuera de áreas protegidas, y que su único foco esté en la protección de la naturaleza.

El SBAP será dependiente del Ministerio del Medio Ambiente y su principal instrumento será el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, pero además, contará con otros instrumentos y normativas para la conservación de la biodiversidad, por ejemplo, con especies exóticas invasoras. Rojas explica que “en el sur de Chile crecen plantas que no son nativas y que inutilizan terrenos para la agricultura. Al tener este servicio y estos instrumentos vamos a poder entregarle a la ciudadanía herramientas para controlar a estas especies”.

En este sentido, también pretende asegurar la conservación de la naturaleza fuera de las áreas protegidas, incluyendo la creación de una serie de instrumentos que permitirán hacer frente a las principales amenazas que enfrentan la flora y fauna, como planes de manejo para la conservación, planes de restauración ecológica o la gestión de especies exóticas invasoras.

Chile al debe

El proyecto ha permanecido once años en la Cámara, ya que ingresó en marzo de 2011. Luego, en 2014 se ingresó un nuevo proyecto de ley que fue aprobado por la Comisión de Medio Ambiente en 2017, por la Comisión de Hacienda en 2019 y por la Sala del Senado el mismo año, contando además con un informe complementario de la Comisión de Trabajo y Previsión Social.

La ministra de Medio Ambiente comenta que es una ley ambiciosa y traerá muchos beneficios. Asimismo, “dada la magnitud de los temas que aborda ha debido pasar por distintas comisiones temáticas, tanto en el Senado como en la Cámara”.

A pesar de las buenas intenciones, Chile está retrasado en materia de la conservación de su biodiversidad. Rojas explica que Costa Rica es uno de los países que más invierte en biodiversidad, seguido por Argentina. Chile, junto a Perú, se encuentra dentro de los países que menos gasta en este sentido .

Parque Nacional Torres del Paine

“Chile tiene una gran deuda con la protección de su biodiversidad. Si nos comparamos en términos de gastos con otros países de Latinoamérica, por ejemplo, estamos muy mal”, evidencia la ministra.

Es por esto que su último pilar es dotar al Servicio de recursos humanos y financieros adecuados para el cumplimiento de su mandato y de instrumentos económicos que sean capaces de cubrir las brechas históricas de financiamiento en las áreas protegidas del país y la protección del patrimonio natural del país.

“Chile es muy vulnerable a los efectos del cambio climático y muchas investigaciones demuestran que conservar la biodiversidad es clave para enfrentar esta situación”, finaliza la ministra Rojas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.