Últimos eventos meteorológicos grafican cómo el cambio climático ya es una realidad

Autor: Carlos Montes

Calor extremo en el hemisferio sur, temperaturas bajo cero en el hemisferio norte son algunas de las señales del fenómeno. Australia, Chile y Estados Unidos actualmente sufren las consecuencias.


El cambio climático es una realidad, pese a que algunos lo niegan. No es un fenómeno nuevo, ya que existe desde el origen de la Tierra y actualmente somos testigos de uno importante. Prueba de esto es lo que ocurre en diferentes partes del mundo, con características totalmente diferentes y extremas.

Por un lado, el hemisferio sur del globo sufre con calor y temperaturas extremadamente altas, como ocurre en Australia y Chile, donde los termómetros han alcanzado 45°C y 40°C, respectivamente, rompiendo récords de hace más de 100 años. Mientras que el hemisferio norte, especialmente Estados Unidos, ha sufrido con temperaturas muy bajas, entre 30 y 60 grados bajo cero, según informó el Servicio Meteorológico Nacional de ese país. Debido a estas condiciones, se han registrado decenas de muertes por hipotermia principalmente.

Ola de frío que azota parte de Estados Unidos. EFE

En Australia, debido a la inundación de las calles por lluvias monzónicas, se avistaron cocodrilos y serpientes en zonas residenciales. “No es solo un evento de uno en 20 años; es un evento de uno en 100 años”, señaló la primera ministra del estado de Queensland, Annastacia Palaszczuk, haciendo un llamado a no acercarse a los reptiles y dar aviso de inmediato en caso de ver alguno en las calles.

El Servicio Meteorológico de Australia, en tanto, advirtió de nuevos eventos climatológicos en los próximos días, además de posibles vientos fuertes y tornados.

Gran ola de calor

En Chile puntualmente, el sábado 26 de enero se registró la primera gran ola de calor a nivel nacional del año. En Santiago, por ejemplo, se anotó la temperatura más alta de la historia en la estación de la Red Oficial de la Dirección Meteorológica de Chile en Pudahuel, con 39,3°C. Para el martes 5 de febrero, se espera una nueva ola de calor, con posibilidad de que se registren temperaturas aún mayores.

Algunas explicaciones a estos fenómenos son el invierno altiplánico o boliviano, el fenómeno del Niño y masas de aire cálido que están ubicadas al interior del continente que reemplazan a masas de aire frío.

Luis Salazar, meteorólogo de la Dirección Meteorológica de Chile, señala que existe una probabilidad, pero baja por lo pronto, que mañana la temperatura alcance los 37°C. “Ahora en relación a batir récords, no creo, porque recientemente se produjo uno por sobre los 38°C (26 de enero). Esta condición se verificará también en toda la zona central, principalmente en zonas de valle y pre cordillera desde las regiones Quinta a la Séptima”, destaca.

 

Las altas temperaturas se prolongarán al sur de Chile. Otra masa de aire cálido se desplaza desde el sector atlántico de la Patagonia, extendiendo la ola de calor a Magallanes, Aysén y la Región de Los Lagos. En Puerto Montt los termómetros han marcado un peak de 35°C, Osorno 36,1°C y Valdivia 38,1°C, en los últimos días. Por el contrario, en el norte, se pronostican hasta 25 milímetros de lluvia entre Arica y Antofagasta.

Durante las próximas semanas la temperatura será variable. Habrá semanas en que la temperatura descienda y luego nuevamente tendremos valores altos, indica Salazar. “El informe climatológico que se emitió en diciembre refiriéndose a enero, febrero y marzo, habla de un verano caluroso. Probablemente marzo siga con esa tendencia. Se extenderá la temperatura de verano”.

Por su parte Raúl Cordero, académico del departamento de Física de la Universidad de Santiago y doctor en Climatología, si bien reconoce los efectos del cambio climático, cree que “es muy pronto para asignarle un porcentaje de responsabilidad de estos eventos a este fenómeno, pero sí es un hecho que la frecuencia e intensidad de estos eventos va al alza en todo el mundo como consecuencia del cambio climático”.

Estos fenómenos extremos se deben a la composición física de cada hemisferio. El fenómeno de frío en el hemisferio norte y calor en el hemisferio sur es algo natural, establece Salazar. “Dice relación con la respuesta física a la atmósfera de ambos hemisferios. El norte es diferente al sur. El sur es un continente que está rodeado de mar, es un hemisferio acuático donde el mar es un termo regulador, en cambio, el norte es más continental, es una masa de hielo rodeada de continente. La oscilación térmica o temperaturas altas son más altas en el sur y las bajas son mucho más bajas en el norte. Se potencia el invierno en el norte y en el sur el verano, por la forma física de los hemisferios, por algo geográfico”.

El meteorólogo Eduardo Saéz, en su cuenta de Twitter, dio a conocer las temperaturas más altas registradas en la jornada de ayer. Destaca Bulnes con 43,6° y Renaico, Traiguén y Los Angeles con 40,7°C.

Eventos como las lluvias torrenciales, olas de frio/calor e incendios forestales en la zona centro Sur), dice Cordero, están de alguna manera conectados:  “Tanto las lluvias torrenciales en el norte, como las olas de calor que afectan la zona central, y también las olas de frío que están afectando Norteamérica, son ejemplos de eventos meteorológicos extremos”.



Seguir leyendo