Apuntes Reportajes

La excusa ya recurrente de los parlamentarios: “No leí el proyecto”

Esto luego de la polémica generada por el pago de los nuevos medidores de luz. No es la primera vez que un parlamentario se excusa por no conocer en detalle el contenido de las leyes.


Fue el mismo diputado Daniel Núñez quien por medio de su cuenta de Twitter señaló que el gobierno del Presidente Sebastián Piñera junto con las compañías de empresas eléctricas pretendían hacer pasar “gato por liebre” al obligar al cliente a cambiar su medidor de luz y tener que pagar por ello. Sin embargo, la crítica que el parlamentario realizaba apuntaba a un proyecto de ley que él mismo había presentado y que había sido modificado en el Senado con indicaciones del gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet. “No conocimos en detalle todo lo que trató el Senado. Pensamos que era un proyecto muy sencillo, de un artículo”, se justificó luego de conocer los detalles de la tramitación.

No es la primera vez que un parlamentario se excusa por no conocer en detalle el contenido de las leyes. En 2016, el senador Alejandro Guillier (independiente) dijo algo parecido cuando aprobó la pena de cárcel para quien filtre información de procesos judiciales. “Me pasaron un gol con la norma de filtraciones; fue mi error, porque no tuve el celo suficiente para revisar (…). No te dan tiempo ni siquiera para leértelo”, explicó.

Ese mismo año, los diputados RN Jorge Rathgeg y Germán Becker aprobaron un proyecto de acuerdo que declaró a Augusto Pinochet como el gobernante “más violento y criminal” que ha tenido Chile. Ambos reconocieron solo haber leído el encabezado y aseguraron que habrían rechazado el proyecto si hubieran conocido su contenido.

Pero hay más casos. En 2014, el diputado Jorge Sabag (DC) ingresó el proyecto de “ley antimemes” que penalizaba con cárcel a quienes insultaran a las autoridades a través de internet. Sabag, sin embargo, debió retirar el proyecto luego de una serie de críticas y finalmente reconoció: “No tenía idea lo que es un meme”. “Lamentablemente, este proyecto lo redactan mis asesores y no lo leí bien”, señaló.

Seguir leyendo