Marcelo Simonetti: “He desarrollado cierta adicción por el nordic noir”

Crédito: Editorial Planeta.

Escritor y dramaturgo oriundo de Valparaíso. Acaba de publicar su libro Dibujos de Hiroshima.




*Leo

Por estos días, preferentemente a mujeres: Los errantes, de Olga Tokarczuk; El viento que arrasa, de Selva Almada, y La trastienda de la escritura, de Liliana Heker. Hay en ellas una forma de mirar el mundo que me seduce.

*Veo

He desarrollado cierta adicción por el nordic noir. Series como Karppi, Trapped, Los asesinatos del Valhalla o La Tréve las vi prácticamente de un tirón. Y a eso sumo dos series italianas que trabajan el policial: Carlo & Malik y El juicio.

* Viajo

Me encantaría volver a Lisboa; conocer el pueblo donde nació mi bisabuelo, Santa María del Campo (Italia) y viajar al Japón profundo.

* Escucho

Entrevistas a escritores y escritoras. Oírlos hablar de sus procesos creativos, de la cocina de la escritura, me resulta inspirador. También oír el piano de mi hijo Bruno, a La Nueva Imperial, al Quinteto del Revés y a Elvira López.

* Compro

La pandemia me hizo descubrir el mundo de Domestika. He comprado varios cursos de fotografía en ese sitio. Me declaro un fotógrafo en formación.

* Creo

Que llegará el día en que el mundo que imaginan y anhelan mis hijos se hará realidad. Espero estar todavía aquí para celebrar junto a ellos.

* Tomo

Vino tinto, gin tonic e infusiones de cedrón y jengibre.

* Uso

Kindle. Me encanta la posibilidad de tener una biblioteca entera en una pantalla de seis pulgadas.

* Como

Los ñoquis de Claudia, el pollo a la vendimia de Fanfy, las papas picantes de mi madre y los tallarines artesanales que yo mismo preparo.

* Otros

Me gusta el teatro de Juan Radrigán, los libros de Jimmy Liao, los poemas de Jorge Teillier, hacer fotos de colibríes, el pisco sour peruano y los comerciales de cerveza Quilmes (Argentina).

Comenta