Poetic cinema: historia de un meme

La historia del meme Poetic cinema

Se ha utilizado para exagerar con humor ciertos momentos del cine y la televisión. Su origen proviene de un influyente cineasta soviético.


El 5 de febrero de 2014, la imagen de un hombre de bigote y corte de pelo bob, con el subtítulo Poetic cinema (cine poético), apareció en el sitio de Tumblr y obtuvo cientos de interacciones.

Es el primer rastro del famoso meme conocido como Poetic cinema.

Un par de años después, comenzó a utilizarse como una imagen para exagerar con humor ciertos momentos del cine y la televisión.

En 2016, según registra el sitio Knowyourmeme, el usuario de Tumblr tomshardys usó la imagen junto a la frase “una película (tiene una escena con luces de neón)”, obteniendo más de 194 mil interacciones.

Un año después fue utilizado para comentar una escena de acción de la película de Marvel, Thor: Ragnarok, cuando suena el tema Immigrant song de Led Zeppelin. La reacción se volvió viral:

Historia del meme Poetic cinema

Poetic cinema es una frase utilizada por el cineasta Andrei Tarkovsky.

La escena del meme aparece en el documental Voyage in Time (1983) que muestra los preparativos del más incluyente cineasta ruso junto al guionista Tonino Guerra, mientras alistan la filmación de su película Nostalghia.

Entre medio, Tarkovsky reflexiona sobre su admiración por las películas y el arte, y se despacha la famosa frase para hablar del género que lleva aquel nombre.

El término se ha definido vagamente como cine de vanguardia o cine arte, centrado principalmente en imágenes evocadoras y cine abstracto para producir significados en oposición con el cine narrativo.

Según la académica Olga Kim, que enseña cine y literatura rusa y soviética en Williams College, el término poetic cinema es común en el discurso crítico ruso-soviético, pero ha significado cosas distintas en diferentes momentos. Una de ellas implica un modo expresivo caracterizado por la elevación de una realidad concreta y comúnmente adscrita a la poesía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.