El mal querer: Rosalía revive el flamenco bajo sus propias reglas con su nuevo disco

Anunciado y esperado internacionalmente, el segundo trabajo discográfico de la cantaora catalana le da a las nuevas generaciones la oportunidad de encantarse con el género que la formó y que supo convertir en pop universal.


Creado bajo la producción de El Guincho y Rosalía, el segundo álbum de estudio de la cantaora española ya está disponible: El mal querer.

https://www.youtube.com/watch?v=mUBMPaj0L3o

Cuando en 2017 lanzó su primer larga duración, Los Ángeles, la catalana se mostraba como la opción joven que le daba nuevos aires al flamenco, un género que, recordado por otra generación, no había tenido un recambio en mucho tiempo.

https://www.youtube.com/watch?v=NfDEEyg3AdA

Pero cuando estrenó su single "Malamente", primer adelanto de su segundo disco, el mundo pudo ver sus verdaderas intenciones. La artista quería mezclar lo clásico con lo nuevo, y en esa fusión pop/flamenca, la artista encontró un espacio que encantó no solo en España, sino que internacionalmente.

https://www.youtube.com/watch?v=Rht7rBHuXW8

Todo era nuevo. Su trabajo de la mano con el productor y músico español El Guincho, quien ha trabajado con artistas como Björk, prometía darle una vuelta alternativa al ortodoxo flamenco, transformando singles como "Pienso en tu mirá" y "Di mi nombre" en verdaderas joyas modernas que contaban, entre el sonido y la estética, con el peso de la cultura española.

El nuevo disco de Rosalía, El mal querer, ocupa toda su creatividad vanguardista para cautivar a un público que, por edad o por región, no ha conocido al flamenco de frente. Y juega en una alta producción con el pop, el trap, experimental y todo sonido que logre llegar a los primeros puestos de ránkings como Billboard.

Flamenco para los millennials

La vuelta está en que todo eso es una trampa, o casi una trampa. El esperado álbum de la cantaora, que fue anunciado hasta en el Times Square de Nueva York y que, antes de su estreno, le costó cinco nominaciones al Grammy Latinos que se celebrarán el próximo 15 de noviembre, no es solo la fusión pop que todos los sitios especializados esperaban con ansias.

En los 11 tracks del disco, que a su vez cuentan una sufrida historia de desamor, se esconde lo más simple y complicado del sonido de Rosalía: el flamenco puro.

Canciones como "Que no salga la luna - Cap.2: Boda", "Reniego - Cap.5: Lamento" y "A ningún hombre - Cap.11: Poder", recuerdan las raíces y reviven el género junto a las seguidillas y hasta los tangos. Clásicos que generan dos cosas: que el pop de Rosalía sea del gusto de antiguas generaciones, y que el flamenco de la artista llegue a los oídos de los millennials por primera vez. Vienen por la fusión, se quedan por la tradición.

https://www.youtube.com/watch?v=cENIOFk160c

No es del todo trampa porque efectivamente hay mucho de experimentación. La española juega y mezcla géneros que nunca antes fueron juntos, incluso, ocupa de sample la conocida canción de Justin Timberlake "Cry me a river" para su canción "Bagdad".

https://www.youtube.com/watch?v=OtFRcJpzEwA

La cantante lo definía para Europa Press como un álbum conceptual, de capítulos que cuentan la historia de un amor oscuro, "con una base de flamenco pero que no tenga nada que ver con una presentación tradicional de flamenco", y esa, fue una apuesta ganada.

El resultado es un pop complejo que cambia el juego para los hispanohablantes en los charts internacionales, a punta de palmas.

Escucha El mal querer aquí:

https://open.spotify.com/album/355bjCHzRJztCzaG5Za4gq

Comenta