Prisionero: el regreso de Gepe de la mano de "Cachorro" López

gepe

Gepe.

El sanmiguelino explica a Culto las claves de su nuevo sencillo, "Prisionero", el primero como artista de Sony Music. Acá repasa la influencia de la cumbia andino mexicana, con grupos como Los Llayras, y el trabajo junto al reputado productor "Cachorro" López. Además, detalla su admiración por el futbolista Jean Beausejour.



Fue una mañana en que, tras desayunar fruta, pan y café, Gepe tomó la guitarra y sin más comenzó a tocar. Nada raro en él. Es un método que suele usar para crear canciones. Así surgió, hace algunos años, la ahora clásica "Por la ventana" —"la primera canción claramente pop que hice", recuerda—, incluida en el disco Audiovisión (2010). Y de esa manera se creó "Prisionero", el nuevo sencillo del sanmiguelino, que también marca el inicio de una etapa como flamante incorporación al catálogo del sello Sony Music.

"Me ha sucedido a veces, es una buena corazonada y dices 'ah ya, esto está bien', porque cuando empiezas a buscarle la letra onda, '¿qué digo?', como que nunca termina en una canción —detalla—. Son de esas cosas bonitas que pasan. El concepto estaba ligado a la música de manera intrínseca, yo creo que por eso salió esa palabra, ese concepto de manera tan rápida, explícita".

Una vez lista la letra y la música, el hombre de "Namás" se ocupó del arreglo. Era cosa de tener claro el cómo tocarla, y luego preparar la grabación. Para ello pensó en primer lugar, en la contagiosa e irresistible rítmica de inspiración andina que ha explorado en otras composiciones. "Originalmente, era como 'Alfabeto' o 'Bomba Chaya'", detalla. Pero algo sucedió. Una tarde un sonido le llamó la atención. Y ello cambió, de forma radical, el diseño sonoro que había imaginado para "Prisionero".

Sucedió que escuchó una canción. El sencillo "My blood" de Polimá Westcoast junto a Pablo Chill-E, dos de las figuras nacionales del trap, el género que por estos días se impone en las preferencias de la audiencia sub 25. De hecho, según la información de Spotify, los tres artistas más escuchados en Chile entre diciembre de 2013 hasta abril del año en curso, son exponentes internacionales como Ozuna —quien hace poco participó en una colaboración con la estrella catalana, Rosalía—, Bad Bunny y Daddy Yankee.

https://www.youtube.com/watch?v=bRMHBDOhxyc

En la composición mencionada se cuela un sampler de evidente sonoridad andina. A Gepe le gustó. Busquilla y melómano como es, el músico comenzó a buscar hasta que dio con la composición original. Resultó que se llamaba "Sal y agua", de la banda mexicana Los Llayras, quienes trabajan la llamada "cumbia andina", en que se fusionan la influencia colombiana con los sonidos de quenas, charangos y otros surgidos en el cono sur del continente. Es decir, una fusión con sabor a tacos, arepas y quínoa. Puro Latinoamérica.

"Me encantó. Tiene esa síntesis súper latinoamericana que a mí me encanta. Es esa cosa rítmica, así, sencilla, y la parte andina súper equilibrada. Tiene el lenguaje pop súper claro, tiene el 'hook', tiene un verso, es como el pop ha sido toda la historia —explica Gepe—. Me gusta eso. Es como Illapu, más allá que sea un sonido propiamente folclórico, ellos tienen esa cosa recontra súper pop".

[caption id="attachment_97401" align="aligncenter" width="900"]

Gerardo "Cachorro" López.[/caption]

Bacán "Cachorro"

"Prisionero" es parte de un nuevo material —sin fecha de publicación por ahora— que el sanmiguelino trabajó en Buenos Aires junto al productor Gerardo "Cachorro" López, quien, con una trayectoria que supera las tres décadas, ha trabajado con artistas de la talla de Julieta Venegas, Los Abuelos de la Nada y Vicentico, entre otros. El contacto se realizó a sugerencia de Sony, pero en principio, Gepe sintió temor. "Yo le tenía un poco de susto, porque es como un señor como muy importante. Pensé: 'chuta, capaz que no le interesa y lo haga porque sí nomás'".

Sin embargo, los miedos se disiparon como la niebla a media mañana. "La verdad es más mateo que yo. Le mandé los demos antes y él ya los tenía todos armados, casi en su mayoría cantados por él, y era como 'mira, acá se me ocurre esto'. En algunas le achuntó, en otras no tanto. Pero bacán su concentración. Y linda persona, además. Es un fanático de la música ese señor. Lleva chorrocientos años trabajando y sigue ese amor urgente por lo que está haciendo, eso es muy bacán".

https://open.spotify.com/album/53pT5gazne2LcYsQR42X5n

-¿Cuál fue el aporte de "Cachorro" a tu trabajo?

-Él se fija en la música en función de la letra. Eso yo no lo había visto nunca de la manera obsesiva en que él lo hace. Era como "corta esa palabrita un poquito porque creo que no es necesaria", yo le decía "pero no pos hueón, si estoy diciendo algo que no puedo cortarlo", ¿cachai? "No, pero córtalo si da lo mismo", me decía, y ahí se generaba una discusión un poco, pero me llama la atención eso que él tiene. Mientras funcione la parte vocal, todo bien.

-¿Qué tiene de diferente este material respecto a tus trabajos anteriores como Folclor Imaginario (2018) y Ciencia exacta (2017)?

-Es un sonido que pisa un poco más fuerte. Tengo la misma sensación de cuando hice Estilo libre (2015). Es decir, quiero llevar este tipo de canción, "Prisionero" o las otras, al máximo de estiramiento. O sea, si esta canción la vamos a hacer andina como los Llayras, hagámosla lo más Llayras posible, sacándole todo el jugo. Hay otra que es como son cubano, entonces hagámosla son cubano absoluto; con ese tumbao, ese mismo bajo. Estas canciones son más centroamericanas. Aunque hay otras que se escapan que son más souleras, a lo Frank Ocean, que me encanta. Pero el general de las canciones tiene que ver con lo latinoamericano.

-En cierta forma, exploraste un poco ese tipo de sonido antes. Pienso por ejemplo en "Invierno", una bachata incluida en Estilo libre...

-Es que me encanta Juan Luis Guerra, esa época de la bachata como del final de los ochenta, principios de los noventa. Medio Carlos Vives, con un sonido medio pop.

-¿Y qué has estado escuchando últimamente?

-Mucha salsa, me encanta. También ir al Maestra Vida y hacerla toda. Harta cueca, el dúo Rey Silva. Y de anglo, Frank Ocean sintetiza todas las cosas que me gustan, como la parte digital, pero sobre todo dejar espacios vacíos, eso es muy de él, y me encanta. Sus conciertos, los que está haciendo ahora, lo que hace me encanta. Minimal a cagar y muy emocional.

*

Fueron dos días —muy fríos— en las orillas de Mar del Plata, en que se rodó el videoclip de "Prisionero", bajo la dirección del reconocido director argentino Joaquín Cambre, quien ha trabajado con artistas como Romeo Santos, Chayanne y Miranda! "Él ha trabajado con el pop más mainstream casi toda su vida, también reggaetón, pero al mismo tiempo hace cosas super indie, con grupos que no los conoce nadie. Entonces me gustó esa mezcla. Que sea lo suficientemente desprejuiciado para chantar un modelo y que de ahí no se sale. Además, te escucha mucho. Eso es lo que uno necesita como artista, que tanto el productor musical como el director de video, te entiendan el rollo", explica Gepe.

-¿Y cuál era el "rollo" de este video? te vemos actuando…

-La idea que yo tenía era hacerlo lo más redundante posible; es decir, si hablamos de ser prisioneros de algo, seamos prisioneros de algo en la imagen. Es experimentar qué pasa cuando uno actúa un poquito y te metes más en la historia. En general en los videos yo siempre había estado interpretando la canción nomas.

-A partir de la posibilidad de trabajar con este tipo de gente, ¿qué tan diferente es estar en una compañía como Sony, en comparación con tu etapa más independiente?

-Es lo mismo en cuanto a prensa, en cuanto a la libertad creativa, pero tiene una mayor posibilidad de llegada. Hacer nexos con México, con Argentina, en Sony es mucho más fácil y tiene aparentemente mayores alcances que en mi historia más indie. Pero lo más bonito es que sigue teniendo el mismo corazón.

[caption id="attachment_97400" align="aligncenter" width="854"]

Gepe.[/caption]

"Beausejour es un buen tema para una canción"

En septiembre de 2017, la muerte de la joven haitiana Joane Florvil, a quien se había acusado en primera instancia de abandonar a su hija, lo que luego se comprobó no era tal, conmocionó a Gepe. Por ello, escribió la canción "Joane", que incluyó en Folclor imaginario. Hoy, mientras compone más canciones para sumar a las que registró con López, aclara que no ha creado más composiciones de corte social, por ahora.

"De las canciones que ya tenemos grabadas yo creo que cinco van a entrar en el disco, por lo tanto quedan cinco para ir explayándose al respecto y sin duda el tema del álbum es Latinoamérica, en términos musicales y letrísticos. Pero más allá de esos temas, hasta ahora no".

-¿Pero la intención está?

-Siempre está. Pero cada vez que me pasa eso, que siento la necesidad de hacerlo, tengo que sentirlo de verdad. Tal como lo que me pasó con Joane, en que me sentí ligado de una manera súper directa.

-¿Hay algún personaje que te llame la atención? ¿alguien que podría inspirar un tema?

-(Jean) Beausejour es un buen tema para una canción. Es el personaje que me parece la vanguardia absoluta del deportista latinoamericano. Más allá de su sangre, de su estirpe, tiene una cabeza que es genial. Una vez casi le pido un autógrafo en un aeropuerto. Estaba un poco más adelante en la fila y todo el mundo estaba pidiéndole fotos. Entonces me dio vergüenza, la verdad. Pero no necesito conocerlo para saber lo bacán que es.

https://www.youtube.com/watch?v=PPvPLzO7u5A

Comenta