Miss Americana: la cara política de Taylor Swift o por qué se arrepintió de no criticar a Trump

TAYLOR SWIFT

"El nacer de una activista" es una de las frases que se repite en los medios internacionales para hablar de Miss americana, el documental de la cantante Taylor Swift en el que muestra una faceta diferente y que llegó hoy a Netflix.



Una Taylor Swift simple y vulnerable se ve en el tráiler de la nueva producción documental de Netflix. La cantautora ha pasado por varias etapas, primero alzándose como algo así como la "niña buena" del medio, para después adoptar una pose más audaz y atrevida. Ahora, en el documental, simplemente es ella.

Un registro creado por Lana Wilson, ganadora de un Emmy, y producido por el ganador de un Oscar, Morgan Neville. El documental abrió el Festival de cine de Sundance 2020 y desde hoy está disponible en Netflix.

https://www.youtube.com/watch?v=bhFWEV24HJQ

Este estreno se convertirá en otro de los proyectos sobre artistas pop disponibles en Netflix, tal como sucedió con Five foot two, de Lady Gaga en 2017, y Homecoming, de Beyoncé en 2019. A pesar de que esta no es su primera aparición en la plataforma, ya que en 2018 se estrenó Reputation Stadium Tour, donde se la mostraba en un espectáculo en la ciudad de Dallas, además de otras imágenes en esa instancia.

Desde la publicación de su disco 1989 en 2014, la artista dio a conocer un sonido alejado a lo acústico, su huella más tradicional desde los inicios de su trayectoria. Pero sobre todo con su álbum Reputation (2017) mostró un lado completamente diferente al que había mantenido por muchos años, cercano a la figura femenina perfecta. En ese momento, llevó a cabo un tour anclado en una puesta en escena osada, con colores oscuros y labios negros.

La frase "Haters gonna hate" aparece en la canción Shake it off, de su disco 1989, convirtiéndose en un emblema de su desinterés por lo que la gente piense de ella. Pero todo esto cambió con el periodo de elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016. Frente a esta situación, varias celebridades, como Katy Perry, Demi Lovato y Britney Spears, demostraron públicamente de qué lado estaban, posando en fotos con Hillary Clinton. En cambio, Swift se mantuvo callada e incluso cuando se lo preguntaban decía que ella era "apolítica".

Dentro del documental, no habla abiertamente de Donald Trump, pero aseguró en una entrevista a la revista Variety –donde publicitó la apuesta audiovisual- estar arrepentida por no haberse rebelado contra el empresario cuando llegó a la Casa Blanca. "Necesito estar en el lado correcto de la historia", afirma ahora la artista. Además de esos dichos, el año pasado publicó el video de la canción You need to calm down, en el que aboga por los derechos de las diversidades en su país. Dentro de la misma entrevista afirmó "creo que es muy frívolo y despiadado de mi parte apoyarlos y luego no cuando alguien literalmente viene por sus cuellos".

En el Festival Sundance no es común que estrellas con el perfil de Taylor Swift asistan a este tipo de eventos, el que se llevó a cabo en Park City, Utah, en un recinto alejado de la ciudad. A pesar de esto, llegaron algunos fans de la estadounidense que la siguen a todas partes.

En Variety aseguró que con este documental necesitaba hablar sobre sus creencias y que esto era una oportunidad para hacerlo. Afirma que ella fue una mujer que se quedó callada frente a muchas situaciones, ya que "era lo que se suponía que debía hacer, siendo cortés a toda costa", a lo que concluye: "Sigo pensando que es importante ser cortés, pero no a toda costa".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.