Natalia Valdebenito: "No sé si alguien tiene interés en ver una película que trata sobre hombres"

05.02.2020LANZAMIENTO PELICULA MUJERES ARRIBA, DEL DIRECTOR ANDRES FEDDERSEN, NATALIA VALDEBENITO, LORETTO BERNAL, MATIAS ASSLER.FOTO: LUCAS ALVARADO / LA TERCERA

Natalia Valdebenito en el lanzamiento de Mujeres Arriba. FOTO: LUCAS ALVARADO / LA TERCERA

Esta mañana la prensa se reunió con parte del elenco de Mujeres Arriba, cinta que tiene a la comediante como protagonista y cuyo eje es una relación entre tres mujeres. Aquí habla de su primera vez en la pantalla grande, de su rol, de cómo ha vivido el estallido ciudadano y de su distancia con Cosas de hombres, la película chilena que se estrenó hace unas semanas y que está basada en una idea de Nicolás López.



Esta mañana se realizó la presentación en sociedad de Mujeres Arriba, película en la que Andrés Feddersen estuvo a cargo de la producción, dirección y guion. Pero no estuvo sólo en la instancia, ya que el debutante director de cine contó con la ayuda de su pareja, la actriz Loretto Bernal, quien hizo el guion y que también debuta en las grandes ligas con este filme que se estrena el próximo jueves 13 de febrero.

Pero también hay otra debutante en la pantalla grande: la comediante Natalia Valdebenito, quien se prueba por primera vez el traje de actriz y es uno de los ejes de la historia, encarnando al personaje de Maida.

https://www.youtube.com/watch?v=Ig0XrvKADAg&t=2s

"Es bonito lo que me pasó, estoy contenta con esta oportunidad de hacer este personaje y siento que, pasado el tiempo, que a uno le aparezcan nuevos desafíos, sobre todo cuando uno ya tiene 40 años, es súper entretenido. También acepté porque ellos (Andrés y Loretto) tienen un rollo que me gusta mucho, que tiene que ver con su estilo en particular, tanto de ser, de parecer y de producir de una manera autogestionada, lo cual me identifica mucho",

comenta Valdebenito en torno a la producción, la que se iba a estrenar en octubre, pero debió ser postergada por la crisis social.

Sin embargo, a pesar de que se encuentra en un gran momento profesional que consta de variados proyectos, ella no se abstrae de la realidad y precisamente del contexto ciudadano. De hecho, es una activa usuaria de Twitter al minuto de hablar de la agitada coyuntura nacional.

"Soy de las personas que espera no volver a una normalidad llena de abusos que vivieron nuestros antepasados y que hemos vivido nosotros mismos. Con adultos mayores que todavía trabajan y, que ojalá fuera todo lo contrario, que eso no pasara y que tuvieran pensiones dignas, pero lamentablemente fue necesario que pasara todo esto".

También se dio el tiempo de realizar un análisis sobre la última comedia chilena estrenada en el cine: Cosas de hombres, filme de Gabriela Sobarzo basado en una cinta mexicana que Nicolás López estrenó en 2017 y que detonó las críticas de entidades como la Red de Actrices Chilenas. "En los tiempos que corren, no sé si interesa una película sobre hombres, poniéndome del lado del público. Sin embargo, no la he visto ni tampoco me gustaría verla, pero eso es básicamente porque hay una mano detrás de Nicolás (López), eso es lo principal".

Cambiando de tema, ¿qué opina sobre su rol y su protagonismo en Mujeres Arriba?

El rol es entretenido porque es todo lo contrario a lo que yo soy, una madre con falta de sexo (risas). Es divertido hacer un personaje que represente todo lo contrario a lo que es una, por eso mismo me eligieron, y por eso mismo también acepté, porque por ejemplo, me han llamado para representar a algún personaje feminista y dije: "no, imposible", porque el personaje de ahora requiere un nuevo desafío, que es aún mayor.

"Yo en general hago mis proyectos sola: dirijo, escribo, actúo y esto que hice ahora conlleva dejar muchas cosas a merced de otros, lo que también es súper interesante. En cuanto al protagonismo, yo siento que el de las tres (Alison Mandel, Bernal y Valdebenito) es bastante similar y, desde ese lugar lo agradezco, porque de alguna manera es poner en un lugar protagónico la comedia en sí. Creo que por fin le dan un rol de comedia a una actriz y comediante, y que no es sólo un rol de actriz por ser taquillera, bonita o por cualquier razón que haya".

Considerando su papel en esta película, ¿es muy difícil mantener vivas las relaciones íntimas en una pareja que lleva 14 años de matrimonio? ¿Cómo intenta lograr eso Maida?

Yo encuentro que es difícil, ya que, si lo pensamos bien, el patriarcado le ha impuesto tanto a la mujer como también al hombre ciertos roles, como que el hombre siempre tiene que querer y estar listo sexualmente, entonces no se entiende que el personaje de Diego (marido de Maida) no quiera intimar.

"Él está enfocado en su familia, lo que no significa que no la ame ni que tenga otra, sino que significa que no tiene ganas y nada más. Hay muchos hombres que no le cuentan a nadie de sus problemas, y no solucionan aquello, lo que tiene que ver precisamente por eso. En este caso, es la mujer quien pone este hecho dentro de la temática de la relación de pareja".

"Desde ese lugar, como mujer quiero también sexo, en este caso con mi pareja. Porque ella está caliente con él, con el señor piloto, entonces se esfuerza y trata de buscarle el modo de explicar por qué no pasa nada en la intimidad. Entonces ella dice: '¿será que estoy fea, que no me quiere, que estoy gorda, que tiene a otra?, y otros factores'".

¿Cuál es el principal trasfondo de esta película?

Es que las mujeres hablen de sus rollos o problemas, debido a que siempre las mujeres hemos sido interpretadas en las literaturas o películas, todo lo escribe un hombre pensando lo que las mujeres sienten, diciendo: "ellas sienten así, las mujeres creen esto y necesitan esto otro". Todos creen saber lo que las mujeres necesitan, todos creen interpretar lo que una mujer quiere o cómo son las mujeres, acá lo esencial es que hay mujeres hablando de estos temas.

¿Porque cree que esto hasta ahora no se había planteado en el cine?

Por el patriarcado po' mijo, absolutamente. Y también porque no ha habido una intención tal vez, ni tampoco ganas de hacer una película que tenga que ver con interpretar a la mujer. O sea, igual hay películas direccionadas por mujeres como Raras, y esa mano en la dirección se nota demasiado. Tú percibes que ahí no hubo un hombre haciendo de las suyas.

¿Qué le parece ese tipo de películas que son de entretención y comedia?

Me parece bien, estoy feliz de ser parte de ese tipo de películas, ya que yo amo la comedia, creo que desde el humor se pueden decir tantas cosas que no la subestimo en lo absoluto, encuentro que es lo más peligrosa que hay. Puedes molestar, decir ideas, puedes reclamar y también protestar. La comedia es uno de los mejores transportes de ideas hacia el público, porque tú te estás riendo y de repente dices: "La barbaridad que estoy diciendo", y eso te da hasta vergüenza. Lo bonito de la comedia es que moleste y que no sea tan inofensiva como se espera muchas veces.

¿Por qué tomó la determinación de no promocionar esta película en sus redes sociales?

Antes del estallido social si la promocioné, y ahora no, pero no es por nada en particular. Mejor lo voy a hacer (risas), voy a tomar en cuenta esto, ya que tiene nada que ver con que he estado trabajando mucho.

Considerando que ha estado bastante activa durante este período de estallido social, ¿le acomoda que coincida con el estreno de la película?

Desde siempre he estado activa en ese sentido (risas). Ahora sí me acomoda eso, ya que estamos en febrero. Pero en el momento en que se iba a estrenar la película era imposible y por eso se postergó en su momento, entonces fue súper ubicado por parte de la producción tomar esa decisión que fue inmediata.

"Es pensar un poco en lo que estaba ocurriendo, aunque nadie sabía para dónde iba la moto, pero ellos tomaron una decisión que fue atinada. Por otro lado, sentí mucho que ellos como productora, con todo lo que les ha costado, tuvieran tanta dificultad, hay un poco de esa dualidad. Pero me pareció que era súper coherente que no volviéramos a la normalidad. Yo estoy a favor de no volver a la normalidad, nunca más".

Si de usted hubiera dependido, ¿hubiera postergado la fecha de lanzamiento nuevamente?

No, me parece que ahora sí se puede lanzar. Me parece que febrero es un mes más relajado y que da el contexto, veremos en las próximas semanas qué tal va todo esto. Todos vamos midiendo un poco los pasos, ya que no sabemos lo que puede pasar mañana. Creo que es justo por el trabajo de los cabros, porque es un trabajo súper en el living de una casa, ya que no es una gran productora.

Aquí no vienen gringos a meter plata, ni tampoco Andrés como productor tiene un bagaje en ese aspecto, así que me parece que dentro de eso entra súper en la dinámica de lo que estamos viviendo. En eso entra la sugestión y un proyecto hecho a pulso, por ese lado encuentro que es súper justo que salga ahora.

Saca alguna lección de la taquilla de Cosas de hombres, que sólo fue vista por 20 mil espectadores en su período de exhibición y que es una comedia al igual que ustedes.

Es que esa película no tenía nada que hacer, porque Nicolás López está involucrado y me parece que el público también entiende eso, lo que tiene que ver con el estallido social, poner en la palestra este tipo de cosas. No sé si alguien tiene interés en ver una película que trata sobre hombres, así que encuentro que es súper coherente el resultado.

"Tampoco diría que al público le interesa ver una película sobre mujeres, no tengo idea como le irá a nuestra película, y tampoco pongo a balancear a estas dos producciones. Yo no vengo del mundo del cine, así que menos entiendo de esto, por lo que sería muy patudo de mi parte dar una crítica más exhaustiva".

"Ese filme fue estratégicamente dirigido por una mujer. Sabemos que ella fue la directora, pero la masa de eso fue Nicolás López, así que de eso nadie puede escapar, ni sobre todo él".

Tras hablar de la cinta Cosas de hombres, la comediante vuelve a abordar la contingencia: "Las violaciones a los derechos humanos han sido verdaderamente horrorosas, es muy triste ese tema. A mí por lo menos me ha costado hacer comedia en este último tiempo, sin embargo, lo he hecho mucho porque he actuado caleta, donde actué dos meses gratis. Me deberían haber hecho algún beneficioso a mí (bromea), porque o si no, no habría cómo parar. Es como hacer comedia con el corazón roto, a mí me duele profundamente lo que pasa".

"A mí no se me olvida que de repente estamos riéndonos y hay una familia que uno de sus hijos fue mutilado y no tiene un ojo. No se me puede olvidar eso, siento que es otro Chile al que le estoy hablando, ya que cambiaron hartas cosas y circunstancias, al público no hay que subestimarlo nunca y, para mí es muy importante lo que sienta el público, no hay que olvidarse de eso".

"Yo me siento más parte del movimiento que mirándolo desde afuera, yo siento esa misma rabia con muchas cosas, siento amor por esa sensación de no estar sola peleándola con algunos dragones, entonces estoy como expectante. Por su puesto que me pone nerviosa y me complica la violencia desde cualquier punto de vista, pero creo que lo más fatal aquí es no reaccionar frente a las violaciones a los derechos humanos".

¿Qué es lo esencial con respecto a lo que demanda la gente?

La dignidad yo creo y otros temas más. Anoche veníamos hablando con Catalina Saavedra de esto, y decíamos que "hay tantas cosas que resolver", como los sueldos, por ejemplo. Pero también está dentro de esto la salud, y creo que la Constitución es muy importante en eso, ya que esta define los derechos.

"Primero, esto tiene que ver con los cambios en la constitución, y de ahí para adelante creo que lo más difícil es hacer comprender a esa parte de Chile que vive en el privilegio más absoluto en empatizar con la otra, que es parte de una precariedad y que quiere la normalidad, porque es lo único que conoce. Hay que abrir el corazón y los ojos y, es muy loco que sea difícil ser empáticos con las posibilidades que tiene uno de hacerlo".

"Lo mismo pasa con la represión, porque, por ejemplo, en Las Condes o Providencia no pasa nada en las noches, y en Lo Hermida o Pudahuel pasan cosas todos los días, con o sin protestas, con o sin manifestaciones, con o sin gente tirando piedras. Entonces tú dices que hay un desgaste de la clase social que no quiere más y tiene todo el derecho a no quererlo.

"Está bien que algunas personas estén viviendo en Lo Barnechea y todo, pero esas personas también tienen empleadas y que les pagan poca plata, es ponerse a pensar: '¿qué harían ellos con esas 300 lucas?', '¿te has puesto en ese lugar?'.

¿Cuáles son sus próximos proyectos personales?

Hay cosas que puedo contar y otras cosas que no. Este año debería estrenar mi próximo show, que en eso tengo que sentarme a escribir y soltar todo lo que tengo en mi cabeza. Voy a estar peor que antes (risas), pero uno se va puliendo con el tiempo, uno lo hace mejor, te vas profesionalizando y mi voz va funcionando cada vez mejor.

"Yo actúo ene, lo mío es mucha cancha, y eso tiene que ver con haber actuado en todos los lugares que se te hubiese ocurrido: para viejas tomando té, para gerentes, para hombres curados, en la playa también, en un living, en un hotel y donde sea. De verdad que pelé el ajo, porque además sentí que era la única forma de aprender y hacer lo que me gusta".

"Tengo un proyecto de teatro que no puedo dar detalles, así que ese es el enfoque más probable, pero siento que este año viene más para experimentar. Igualmente, espero que con este nuevo stand up comedy pueda volver a Europa, por ejemplo. Allá estuve en Madrid, en Barcelona, en Berlín, en Bremen, Las Palmas de Mallorca, en Londres y ahora tengo que volver a Miami".

"Espero que traduzcan mi show, pero no es por nada especial ya que ojalá pudiera hablar hasta en árabe, yo feliz. Pero me parece muy valioso que me escuchen en mi idioma, así como nosotros nos hemos adaptado a los gringos todo este tiempo tratando de entenderles sus cosas, siento que es bueno que ellos se hagan el trabajo de entender mi espectáculo. Quiero volver a México, ya que fui en agosto del año pasado. El año se me ha hecho corto".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.