“Pescado racista”: vandalizan estatua de La Sirenita en Dinamarca

La Sirenita

La emblemática figura del cuento de Hans Christian Andersen, que inspiró a la famosa película animada de Disney de 1989, amaneció con rayados y un duro mensaje en Copenhague.


“Pez racista”. Con este fuerte mensaje, escrito sobre la base de la estatua de La Sirenita en un muelle de Copenhague, amaneció Dinamarca.

La noticia de que la escultura de bronce realizada en honor al famoso cuento de hadas escrito por Hans Christian Andersen fue vandalizada, alertó al país nórdico.

Según un reporte de la agencia de noticias Reuters, la policía danesa realizó un peritaje alrededor de la estatua y señaló que aún no había identificado al autor. "Lo consideramos vandalismo y hemos comenzado una investigación", dijo un vocero de la policía de Copenhague.

La Sirenita

La figura de 107 años, obra del escultor Edvard Eriksen, es un símbolo de la capital danesa y es visitada por cerca de un millón de turistas cada año.

Durante los últimos meses, los manifestantes del movimiento Black Lives Matter en todo el mundo han atacado estatuas de personajes históricos que consideran desempeñaron un papel en la opresión racista, como traficantes de esclavos o figuras colonialistas.

Aunque La Sirenita no formó parte de ese debate, el año pasado una versión en vivo de Disney fue motivo de polémica luego que la actriz afroamericana Halle Bailey fuera escogida para el papel protagónico.

Halle Bailey

La estatua de La Sirenita fue emplazada en un muelle del puerto de Copenhague el 23 de agosto de 1913, gracias a una donación del magnate cervecero Carl Jacobsen, quien buscó inmortalizar al personaje de Hans Christian Andersen.

El rayado de La Sirenita no es el primer ataque que recibe. La ninfa que renunció a la inmortalidad a cambio de dos piernas por el amor a un príncipe sufrió varios ataques, como pintadas, encadenamientos o mutilaciones. 

Tal vez el más célebre ocurrió el 24 de abril de 1964, cuando La Sirenita apareció decapitada por primera vez, sin que hasta ahora se haya encontrado a los autores, aunque el artista y escritor danés, Jørgen Nash, se atribuyó el atentado en unas memorias recién publicadas.

Comenta