Femcine: la batalla femenina del cine cumple 10 años

La cinta La vida invisible de Eurídice Gusmão, de Karim Aïnouz, ganó Una Cierta Mirada en Cannes.

La muestra exhibirá 51 filmes online y gratis la próxima semana, entre ellos varios premiados en Cannes, Locarno y Marsella.


Un viaje a la playa determinó el curso de la vida de Carolina Moscoso (33) en el año 2009. Era un clásico trayecto de estudios que terminó de la peor manera posible para ella: en Papudo, después de alejarse de sus compañeros, Carolina fue violada por un muchacho que conoció al llegar al lugar y con el que apenas había intercambiado un par de palabras.

A más de una década de aquellos hechos, la realizadora no tiene ningún reparo de la justicia en su amparo, pero sí una película que detalla su ordalía. Es su propia denuncia y este fin de semana Visión nocturna ganó el Festival Internacional de Cine de Marsella (FIDMarseille), uno de los más importantes dedicado al documental en Europa.

La chilena Visión nocturna, de Carolina Moscoso, obtuvo este fin de semana el primer premio en el Festival de Cine de Marsella.

La ópera prima de Carolina Moscoso viene levantando atención y elogios entre los críticos y festivales desde que el año pasado se estrenó en el Festival de Cine de Valdivia, dónde ganó el Premio Especial del Jurado en la competencia nacional. Una de las más recientes críticas apareció en el diario de cine especializado Screen Daily, donde Wendy Ide la definió así: “Fragmentada, sin adornos y de manera cruda, esta obra intensamente personal representa el cine como una suerte de terapia”.

Aunque Visión nocturna se estrenó comercialmente el pasado 11 de marzo, el cierre de las salas una semana después debido a la pandemia impidió su llegada a más público. Aquel infortunio será reparado en buena parte en el Festival de Cine de Mujeres (Femcine), que en su aniversario de cine número 10, se extiende desde el próximo martes 4 al domingo 9 de agosto a través de la plataforma tv.festhome.com. Ahí podrá ser vista en forma online y gratuita junto a otras 50 cintas.

La película, cuyo título alude al modo nocturno de las cámaras, es un trabajo intenso y original: casi no hay voz en off y todo es narrado con textos sobreimpresos en imágenes a su vez sacadas del archivo casero de Carolina Moscoso. Hay, incluso, tomas del viaje en bus previo a aquella noche amarga. También se suceden las grabaciones familiares y con amigos, entre ellos con la cantautora Camila Moreno, amiga de la directora desde hace años.

La cinta se mueve por este camino con detalles sorprendentes y desafiantes: hay muchas tomas nocturnas, rostros borrosos, imágenes con exceso de luz. Según ha contado la directora, que actualmente trabaja en una película sobre la Selección Femenina de Fútbol de Chile, los registros fotográficos y en video pertenecen a su propio álbum familiar..

De Río a Costa Rica

La versión número diez del Festival de Cine de Mujeres (Femcine) abrirá este año con la presentación de Be Natural: The untold story of Alice Guy-Blaché (2018), la cinta de Pamela B. Green sobre la primera mujer cineasta de la historia, la francesa Alice Guy-Blaché. Casi al mismo tiempo que Georges Méliès y con una carrera que se desarrolló primero en Francia y luego en Estados Unidos, Guy-Blaché llegó a dirigir más de mil películas, entre largos y cortos.

Durante muchos años su figura fue omitida por la historia oficial y sólo en las últimas décadas comenzó a ser revalorada, entre ellos por cineastas como Ava DuVernay, Martin Scorsese, o la propia actriz Jodie Foster, quien es productora y narradora de Be natural. El largometraje puede ser visto con sólo entrar al sitio tv.festhome.com, donde no hay inscripción previa ni horarios.

Para cerrar Femcine, se escogió la cinta La vida invisible de Eurídice Gusmão, del realizador brasileño Karim Aïnouz, ganador de la sección Una Cierta Mirada, en el Festival de Cannes 2019. Basada en la elogiada novela homónima de Martha Batalha, la película de Aïnouz describe las vidas de dos hermanas en el Río de Janeiro de los años 50, ambas víctimas de un orden social dónde la figura masculina no sale precisamete bien parada.

Con el paso del tiempo Eurídice se transforma en pianista y logra a su modo una existencia libre, mientras que la menor Guida cae en las redes del patriarcado en su expresión máxima.

Dentro de la competencia internacional del Femcine hay varios largometrajes premiados en festivales y reconocidos por la crítica, aunque es evidente que el nivel de la cinta de Karim Aïnouz (parte de la misma generación de directores como Kleber Mendonça Filho) es difícilmente superable. Uno de ellos es A febre (2019), producción brasileña dirigida por Maya Da-Rin, que el año pasado obtuvo el galardón a Mejor Actor en el Festival de Cine de Locarno (Suiza) y que sigue los destinos de Vanessa y su padre Justino. Ambos viven en Manaos, ciudad amazónica, y mientras ella debe ir a estudiar medicina a Brasilia, él continua con su trabajo en el puerto local, afectado de un extraño mal.

Desde Costa Rica llega la muy bien criticada El despertar de las hormigas, de la cineasta Antonella Sudasassi, obra que recrea los avatares diarios de Isabel, una dueña de casa y costurera de 28 años, quien comienza a cuestionar el represivo medio en el que vive. El filme fue uno de los cinco seleccionados iberoamericanos en los premios Goya 2020 junto a la chilena Araña de Andrés Wood y la española Dolor y gloria de Pedro Almodóvar.

Otras dos películas de nuestro país en competencia son los documentales El viaje de Monalisa, de Nicole Costa; y Nona, si me mojan yo los quemo, de Camila José Donoso. En el primero se retrata la vida del escritor y performista trans chileno Iván “Monalisa” Ojeda en Nueva York, mientras que el segundo es un trabajo que Donoso realizó a partir de las experiencias de su abuela.

Comenta